¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Andrés Galarraga guarda un cariño especial por Colorado

Andrés Galarraga

Andrés Galarraga se retiró de la práctica del beisbol en 2004, pero no olvida su época de gloria en las Grandes Ligas.

Entre 1993 y 1997, jugó para los Rockies de Colorado y obtuvo un campeonato de bateo (.370, 1993), uno de jonrones (47, 1996) y uno de empujadas (150, 1996). Asegura recordar los momentos vividos con los rocallosos todavía lo emociona.

De hecho, siente que Denver es y será, para siempre, su segunda casa. “En Colorado, la pasé muy bien. Siempre que jugué en el estadio de los Rockies, estuvo lleno y sin duda pasé unos buenos momentos por muchos años”, dijo el antiguo inicialista a LasMayores.com.

Andrés Galarraga, caraqueño de 57 años de edad y conocido por su apodo de “El Gran Gato”, ofreció sus declaraciones al periodista Daniel Alfonso, mientras competía en el Clásico de Golf David Ortiz, disputado recientemente en República Dominicana.

Con Colorado, promedió .316 en cinco torneos, en las que sonó 843 hits en 2.667 turnos. Empalmó 155 dobles, 13 triples y 172 jonrones. Empujó 579 carreras y anotó 424.

Galarraga, también conocido como el “Orgullo de Chapellín”, se mantuvo en el Big Show durante 19 justas y registró buenos números. Mantuvo average vitalicio de .288, al disparar 2.333 hits en 8.096 chances. Pegó 444 dobles, 32 triples y 399 cuadrangulares. Anotó 1.195 rayitas y fletó 1.425.

Momento emotivo para una leyenda criolla

Un momento que marcó la trayectoria de Andrés Galarraga, quien se estrenó en la Major League Baseball (MLB) con Expos de Montreal, fue la temporada 2000. En esa cita, su segunda con los Bravos de Atlanta, superó a un cáncer que le impidió jugar en 1999 y logró guarismos impresionantes.

En 141 choques, bateó .302 con 25 dobles, un triangular, 28 vuelacercas, 100 fletadas y 67 marcadas. Ese año se ganó el derecho de representar a la tropa de Georgia en el Juego de Estrellas.

“Mi primer juego después del cáncer fue de película. Di jonrón, hice una buena jugada en primera y ganamos. De verdad el recibimiento de los fanáticos de los Bravos de Atlanta fue impresionante”.

Andrés Galarraga evocó un duelo disputado el 3 de abril de 2000, cuando despachó un bambinazo solitario por el jardín izquierdo del Turner Field, para que Atlanta batiera 2-0 a Colorado. Fue el comienzo de una justa en la que gracias a su desempeño se hizo acreedor del premio Regreso del Año.

 

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

 

Foto: Cortesía del Denver Post

 

Video: Cortesía de YouTube

 

Rayner Rico

Deja un comentario