¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Delmon Young se convirtió en el primer importado en ganar el Festival de Jonrones (+Fotos)

Delmon Young

Como si se tratara de una de las entregas de premios más prestigiosas del mundo del espectáculo. Así fue el preámbulo de la 17ª edición del Festival de Jonrones Pepsi que se desarrolló este lunes en el Estadio Universitario de Caracas, después de que jugadores, actores, cantantes y hasta influencers desfilaron por una alfombra para retratarse y conversar con los medios que le dieron cobertura a un evento en el que el gran protagonista terminó siendo un foráneo: Delmon Young

El importado que refuerza a los Navegantes del Magallanes en la presente campaña de la LVBP hizo gala del poder que lo llevó a ser por un trecho de su carrera un pelotero estelar de las Grandes Ligas y se alzó como el ganador de la competencia, luego de vencer en la gran final a uno de los favoritos y de los más ovacionados durante la noche capitalina, el varguense Ronald Acuña jr.

Young, desde la propia ronda inicial forjó su candidatura a quedarse con el trofeo que por primera vez en la historia lo alza un jugador nacido fuera de Venezuela. En esa primera actuación soltó 15 cuadrangulares, varios de ellos de la mitad de gradas hacia arriba, y dejó en el camino a su adversario, también con estatus de grandeliga, Eugenio Suárez, quien solo pudo conectar 9.

De no haber existido el formato entre parejas, Suárez habría podido avanzar a la siguiente fase, pues consiguió más batazos de vuelta entera que los dos participantes del primer dúo que se presentó, el conformado por José Osuna y Jesús Guzmán, quienes se combinaron para apenas siete vuelacercas.

Debut en Caracas

Después de que los fanáticos se deleitaron con el entretenido careo entre Delmon Young y Eugenio Suárez, entró en escena la tercera dupla de la jornada y que midió la juventud de Gleyber Torres con la veteranía de Luis Jiménez, ganador del certamen en el 2011.

El novato sensación de los Yankees de Nueva York finalmente hizo su estreno en el Estadio Universitario, aunque no deslumbró; sin embargo, sus cinco vuelacercas le bastaron para doblegar a un Jiménez que no pudo sacar a relucir su fuerza y solo pudo regalarle a los fanáticos de las gradas un trío de pelotas.

Minutos antes del juego, Gleyber Torres había manifestado su satisfacción por haber sido invitado por la marca Pepsi para asistir a la competencia. “Es un orgullo estar aquí. Es un evento para disfrutar junto con tantos buenos jugadores del país y también darle una alegría al fanático”, dijo el joven toletero caraqueño, que terminó como uno de los mejores cinco sembrados.

Le correspondió el turno a los grandeligas que forman parte de la División Este de la Liga Nacional en Las Mayores y que este año rivalizaron en reiteradas oportunidades durante los enfrentamientos entre los Filis de Filadelfia y los Bravos de Atlanta, ellos son César Hernández y Ronald Acuña jr.

El segunda base de los cuáqueros, de naturaleza ambidiestro, optó por pararse a batear a la derecha y la estrategia no le resultó. Tan solo pudo largar tres vuelabardas y le dejó el camino tendido al flamante ganador del premio Novato del Año en el viejo circuito para que se luciera.

Boquiabiertos

La primera aparición ofensiva de Ronald Acuña en el estadio que sirve de hogar a su equipo en la LVBP, los Tiburones de La Guaira, no pudo haber sido mejor. El novel jardinero deslumbró con sus estacazos, de tal manera, que no solo superó a Hernández, sino que lo hizo con autoridad al depositar 12 pelotas fuera del diamante de juego.

Boquiabiertos dejó Acuña jr a la gran cantidad de aficionados que se dieron cita al derbi, con batazos de largo alcance y hacia todos los sectores que hicieron estallar en algarabía no solo a sus familiares que lo acompañaron, sino a todo el recinto.

“Voy a aprovechar todo lo que pueda esta experiencia, porque sé que me ayudará a continuar desarrollándome como pelotero”, expresó el primogénito del ex jugador Ronald Acuña, en la rueda de prensa previa a lo que fue su exhibición, que fue seguida por otra buena actuación del campeón defensor, Willson Contreras.

El receptor de los Cachorros de Chicago se fajó en la última vuelta de la ronda inicial y conquistó 8 bambinazos, 6 más que los que dio su oponente, José “Cafecito” Martínez, suficientes para trascender en el torneo.

Ya para la fase número dos del Festival de Jonrones, tanto Delmon Young como Ronald Acuña jr montaron su propio show aparte para dejar fuera de carrera a José Osuna (4); Gleyber Torres (9) y Willson Contreras (9) y definirse como dignos finalistas.

Todo un espectáculo

La última prueba puso frente a frente la veteranía de un jugador que hace más de una década fue considerado como uno de los prospectos más importantes del beisbol, contra el desparpajo, la lozanía y el ímpetu de quien pasó a ser una promesa a una realidad.

Con todo lo exhausto que pudieron resultar las dos etapas anteriores. El frío que acogió a caracas y las altas horas que marcaba el reloj, Delmon Young y Ronald Acuña jr continuaron dando todo por el todo; aunque al final el foráneo se quedó con la mejor parte al conseguir 13 batazos más para totalizar 38 que fulminaron las esperanzas del público y del propio Ronald Acuña jr de sumar un galardón más en su incipiente trayectoria.

“Cuando estaba en la final solamente pensaba en agarrar el aliento y mantenerlo para poder seguir conectando jonrones, porque sabía que los necesitaría. Probablemente sea la única vez que venza a Acuña en lo que me resta de vida, pero eso sin lugar a dudas en más que suficiente para mí”, contó el vencedor de la justa.

“Acuña me recuerda mucho a Manny Ramírez y Miguel Cabrera. Aunque su swing se parece bastante al de Ken Griffey Jr. Tiene mucho talento, un gran cuerpo y muchas habilidades. Es un gran jugador que tiene bastante por recorrer”, sentenció Delmon Young.

 

Escrito por: Rayner Rico | @RaynerRico29

 

Foto: Williams Marrero

Rayner Rico

Deja un comentario