¡LOS NUESTROS PRIMERO!

¡Diamante en bruto! A estos criollos hay que seguirles la pista esta temporada

r290896_2_1023x575_16-9

Cada temporada de las Grandes Ligas se presta, entre muchas cosas, para la consagración de figuras, el declive de otras y la aparición de nuevas promesas, bien sean jugadores que han tardado en explotar su talento o aquellos que apenas reciben su primera oportunidad en el máximo escenario.

En esta venidera campaña 2018, no parece que habrá excepción; de hecho, se proyecta a ser una campaña en la que podrían nacer una buena cantidad de protagonistas, algunos de ellos venezolanos.

A continuación les presentamos el diamante en bruto de jugadores criollos que tienen con qué dar mucho para hablar en la próxima zafra.

Receptor: Willson Contreras.

Si bien Contreras ha demostrado su potencial en cada una de sus primeras dos temporadas en la gran carpa, todo parece indicar que la experiencia ganada en ese lapso lo ayudará a brindar lo mejor de sí en este 2018.

Como el careta regular de los Cachorros, el oriundo de Puerto Cabello bien podría estar encaminado a su primera temporada de 30 cuadrangulares, luego de sacudir 21 en 117 desafíos con los oseznos el año anterior. Asimismo, las 74 carreras remolcadas que consiguió Contreras en 2017 lucen como una cifra superable para quien debería mantenerse en el centro de la alineación de Joe Maddon.

Primera base: José Martínez.

En sus primeras dos pasantías en las mayores, “Cafecito” ha demostrado lo mismo que ha dejado claro en sus múltiples participaciones en la pelota venezolana con los Tiburones de La Guaira: puede batear.

Tras registrar siete imparables en sus primeros 16 turnos (.438) con los Cardenales en 2016, Martínez registró promedio de .309 en 106 compromisos en la temporada pasada.

El nativo de Vargas tiene previsto ver una cantidad considerable de acción en la primera almohadilla esta próxima campaña, así como también tendrá su habitual presencia en los bosques laterales.

Segunda base: Franklin Barreto.

Es muy posible que los Atléticos opten por enviar a Barreto a Triple A cuando menos durante las primeras semanas de la temporada, pero es casi un hecho que el criollo terminará apoderándose la segunda almohadilla del conjunto más temprano que tarde.

En su primera experiencia en el mejor beisbol del mundo, el criollo lució poco al conectar apenas 14 hits en 71 turnos (.197), pero sus habilidades naturales no dejan de resultar llamativas, razón por la que Barreto se ubica en el puesto 66 entre los mejores prospectos de todas las Grandes Ligas según los expertos de MLB.com.

En 111 juegos con los Nashville Sounds en la campaña pasada, el venezolano ligó para .290 de average con 15 jonrones y 54 fletadas, además de robar 15 bases.

Tercera base: Eugenio Suárez.

Por alguna razón, poco se ha hablado de un Suárez que viene de una gran temporada ofensiva en 2017 y justamente por eso el antesalista de los Rojos encaja perfectamente en este diamante de jugadores a tomar en cuenta.

El de Puerto Ordaz terminó la zafra anterior con 26 cuadrangulares (su segunda temporada al hilo con más de dos decenas de bambinazos) y 82 impulsadas en 156 cotejos con Cincinnati y proyecta números muy similares en la venidera campaña, de acuerdo a los pronósticos de Baseball-Reference.com.

Esperemos que esta vez Suárez no pase tan desapercibido en las conversaciones.

Campocorto: Gleyber Torres.

Torres, rankeado como el quinto mejor prospecto de todo el beisbol por MLB.com, tuvo que ser sometido a una cirugía Tommy John en su codo izquierdo el pasado mes de junio, pero hace poco aseguró que se siente totalmente recuperado de la operación.

Si bien los Yanquis podrían optar por enviar a las menores a Torres en las primeras de cambio de la venidera zafra, la llegada del venezolano al infield de los mulos este año parece inminente. Con Didi Gregorius anclado al campocorto del club neoyorquino por los momentos, es posible que el venezolano tenga que adaptarse a la segunda y tercera base cuando menos al inicio, pero su impacto promete ser contundente en 2018.

Jardinero izquierdo: José Pirela.

El caso de José Pirela, de una u otra forma, puede ser comparable al de José “Cafecito” Martínez. Un pelotero versátil, con la capacidad de jugar en los jardines y también en el cuadro, que además se ha encargado de demostrar tanto en la LVBP, como en los Estados Unidos, que puede batear.

Salvo algún imprevisto, el “Águila Negra” debería partir la venidera campaña como el patrullero izquierdo regular de los Padres de San Diego, organización con la que bateó para .288 puntos de promedio con 10 vuelacercas y 40 fletadas hace un año atrás.

En la primera gran oportunidad de Pirela a la titularidad en la gran carpa, el cielo parece su límite.

Jardinero central: Odúbel Herrera.

Es bien conocida la capacidad de batear que tiene Herrera, pero ¿hasta qué punto es subestimada?

El ex dirigente de los Filis, Pete Mackanin, llegó a mencionar que el “Torito” era perfectamente capaz de ganar cuando menos un título de bateo en la Liga Nacional y dicha afirmación ha sido respaldada por el zuliano con diversas rachas que lo han llevado a ser uno de los toleteros más calientes del viejo circuito.

Con su agilidad en la caja de bateo, Herrera bien podría ser catalogado como el siguiente gran candidato venezolano a llegar a la cifra de 200 imparables en una temporada.

Jardinero derecho: Ronald Acuña Jr.

Se podría eliminar la etiqueta de “solo criollos” de esta nota y aún así Acuña Jr. sería de las principales, si no la principal figura a seguir en este 2018.

El nativo de La Sabana ha bateado en cada categoría y liga por la que ha pasado, incluyendo la Arizona Fall League, en la que terminó reclamando el premio MVP en 2017. Aunque no hay ninguna garantía, es casi un hecho que Acuña Jr. partirá la venidera temporada como el patrullero derecho regular de los Bravos y su arribo podría marcar el nacimiento de una de las más grandes estrellas del beisbol en la próxima década.

Acuña fue seleccionado como el mejor prospecto de todas las mayores por parte de Baseball America para este 2018 y como el segundo mejor en el listado de MLB.com.

Bateador designado: Renato Núñez.

Por los momentos, Núñez pareciera no tener un cupo garantizado en el equipo grande de los Atléticos; sin embargo, una sólida actuación en los entrenamientos primaverales podría cambiar eso.

En 126 encuentros con la sucursal Triple A de los californianos en 2017, el valenciano disparó 32 batazos de vuelta completa y remolcó 78 carreras. Para Núñez sigue siendo tarea pendiente el poder elevar su promedio, pero esa relación de muchos jonrones y bajo average ha sido una característica común entre los principales toleteros que ha tenido la organización en los últimos años.

Pitcher abridor: Germán Márquez.

Luego de su primera temporada completa con los Rockies el año pasado, Márquez se perfila como el tercer abridor en la rotación de la divisa en 2018.

El derecho tuvo balance de 11-7 con una efectividad de 4.39 en 29 aperturas para Colorado hace un año, pero con apenas 22 años de edad, Márquez se presenta como una apuesta sumamente interesante para la próxima campaña gracias a la experiencia ganada y a su sólido repertorio que incluye una recta que el año pasado promedió casi 96 millas por hora.

Pitcher relevista: Felipe Rivero.

El siniestro venezolano tenía los números más que necesarios para asistir a su primer Juego de Estrellas en la temporada pasada, pero fue dejado a un lado al final.

Rivero finalizó 2018 con récord de 5-3 y una efectividad de apenas 1.67 en 75 entradas y un tercio de labor, en las que además alcanzó 21 rescates en 23 oportunidades.

En un caso similar al de Eugenio Suárez, Rivero encaja en esta lista por la poca atención recibida a pesar de su excelente temporada 2017.

Este año partirá como el cerrador de los Piratas.

Andrés Espinoza Anchieta / @AndresEspinoza

Foto: Cortesía

Alejandro Villegas

[instagram-feed]

ANUNCIOS

Mini
Mini
Mini
Mini