¡LOS NUESTROS PRIMERO!

En una noche opaca para criollos, Altuve anotó y Houston le ganó a Boston

JoseAltuve14102018

José Altuve, segunda base y uno de los bateadores más prolíficos de la última década en el beisbol de las Grandes Ligas (average vitalicio de .316), no pegó hits en cuatro turnos, aunque encontró la manera de unirse a la fiesta que montaron los Astros de Houston en el Fenway Park, donde apalearon el sábado 7-2 a los Medias Rojas de Boston en el comienzo de la Serie de Campeonato 2018 de la Liga Americana.

Altuve, quien antes del duelo promediaba .270 en postemporada (30 indiscutibles en 111 turnos), negoció una base por bolas en el comienzo del noveno inning, justo en su última aparición con la estaca, y anotó posteriormente gracias a un cuadrangular impulsor de tres carreras del inicialista cubano Yuli Gurriel. El antillano se la desapareció, con un out, al relevista Brandon Workman y coronó un racimo de cuatro rayitas visitantes para decretar el score definitivo.

Antes, en ese mismo acto, Josh Reddick disparó un jonrón solitario frente a Workman para colocar la pizarra transitoriamente 4-2.

El lauro cósmico tuvo un marcado acento latino, pues el campocorto puertorriqueño Carlos Correa sacudió un sencillo productor de una anotación en la parte alta de la sexta entrada, para quebrar un empate (2-2). Con un imparable al jardín izquierdo llevó al plato a Alex Bregman. Le conectó su batazo a Joe Kelly, perdedor en labor de relevo. Justin Verlander, abridor de la tropa texana, ganó.

Altuve, camarero que consiguió su vigésima primera marcada en choques de playoffs –y sexta en enfrentamientos a siete partidos que definen al monarca del joven circuito-, descendió de .320 a .248 su media al ataque en duelos de este tipo.

Su compatriota Marwin González (jardinero izquierdo) terminó de 4-0 en una jornada sabatina, en la que logró embasarse, mediante una transferencia.

El encuentro tuvo un toque histórico para ambas agrupaciones. Houston despachó, al menos, un vuelacercas por décimo tercer careo de postemporada consecutivo (2017-2018) e igualó el récord de Las Mayores, implantado por el propio club hace 14 años. Previamente, lo hizo entre las citas 2001 y 2004.

Boston, por su parte, igualó una plusmarca nada deseable para la franquicia. Los serpentineros repartieron 10 pasaportes, la cantidad más alta para un cotejo de la “fiesta de octubre” desde la Serie Divisional de 2003.

Después de quitarle la ventaja de localía a Boston, Houston tratará de alcanzar otra victoria el domingo, cuando se dispute el segundo desafío del cruce en el vetusto escenario patirrojo. La voz de playball se escuchará a las 7:09 pm.

 

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

 

Foto: Zimbio

Rayner Rico