¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Félix Pérez: “Dejé la malacrianza y volví con mucho ánimo a mi casa”

Félix Pérez

La carrera de Félix Pérez no parecía continuar cerca de los Leones del Caracas, luego del anuncio de la gerencia de que no contarían con el jardinero cubano para la temporada 2018-2019 y lo mandaron a la reserva de importados, para evitar cualquier negociación con otro equipo de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Eso ocasionó el descontento del jugador de 34 años de edad, que debió cambiar Venezuela por República Dominicana para jugar desde el inicio con las Águilas Cibaeñas, conjunto que reforzó en la campaña pasada y pensó que todo sería como antes, pero chocó contra una pared de inconvenientes y sin química, lo que forzó su salida de los 21 veces campeones del torneo quisqueyano.

“Fue difícil. Me sentía bien. Estaba bateando .210, le daba bien a la bola, pero la bola no caía. En el clubhouse no era el mismo equipo que reforcé el año pasado. Todos los coaches peleando, todos querían jugar, hay mucho dominicano con calidad, jugaban nueve y todo eso influía. Aquí están bien no están mal”, describió el patrullero antillano.

Por esa razón Félix Pérez decidió abandonar el equipo de las Águilas y esperar la llamada de los Leones del Caracas, que al no poder continuar con el colombiano Harold Ramírez decidieron limar asperezas con el guardabosques, que jugó con ellos durante cuatro campañas.

“En Dominicana se especulan muchas cosas, que me botaron, eso no me interesa. Decidí irme para mi casa. Me bloquearon y no podía jugar en el Caribe, pero si negociaban con otro equipo. Me bloquearon en todos lados, me llamaron hasta de México, pero quería jugar en Venezuela, aquí me siento cómodo y ya conozco la liga”, contó Félix Pérez.

Bastante interés

Félix Pérez dio a conocer que varios equipos de la pelota criolla intentaron traerlo, aunque las ganas estaban latentes por regresar a Venezuela, él se detuvo a esperar la oferta que realmente quería.

“Hubo como cuatro o cinco equipos que estaban allí”, comentó, que además el eterno rival de los melenudos (Navegantes del Magallanes) repicaron su teléfono. “Eso hubiese sido algo bien fuerte y loco, pero me esperé, me aguanté un poquito allí, a lo mejor uno no esperaba esa llamada, pero llegó, y ya quedan esos dos juegos contra el Magallanes que estarán bien buenos”.

Reconciliación felina

“Yo entendí que pasé por una malacrianza que me dejó lejos de los Leones por mucho tiempo, pero ya eso quedó atrás y aquí estoy, volví con el mismo ánimo de antes”, destacó el importado con más remolques y jonrones de la manada.

En días previos de la llegada de Félix Pérez, la gerencia de los capitalinos aseguró que: “Por eso lo dejamos en la reserva, porque sabíamos que podíamos ver esta posibilidad de volver a contar con Félix”, dijo José Manuel Fernández, Gerente Deportivo.

“Son cosas que tú sabes, nosotros los peloteros a veces nos ponemos incómodos. Somos seres humanos. A lo mejor yo me puse un poco más malcriado. Uno comete sus errores, conversamos y las cosas salieron bien gracias a Dios”, reconoció el cubano.

Sin embargo, ya Pérez está con el equipo y confesó que su labor en la cueva no será ser un líder sino: “aportar para esta gran fanaticada y buscar cosas buenas”.

El nivel del patrullero sigue intacto, a pesar de la edad, se notó en la práctica de bateo que su swing sigue equilibrado, para dar batazos; de hecho, el manager Mike Rojas lo colocó de una vez en el lineup y de cuarto bate.

“Eso me da mucha confianza. Me preguntaron si estaba listo para jugar y dije que por supuesto, estaba haciendo cosas en Miami con otros peloteros cubanos. La confianza que da el manager es primordial para ayudar a uno”, agregó.

“Soy el mismo, hasta más jodedor. Uno aprende más cada día, un poco más anímico, jugando duro, caliente. Este es un beisbol grandeliga, duro, siempre lo he dicho. Esta es y siempre será mi casa”, finalizó.

 

Texto y foto: Pedro Felipe Hernández | @pedrobutters

 

Rayner Rico

Deja un comentario