¡LOS NUESTROS PRIMERO!

La Hora Cero

Comparte esto
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

 

 

Solo faltan pocas horas, para que comience uno de los eventos ms importantes de carcter cultural y deportivo a nivel mundial, faltan minutos, para que los estadios se llenen con vtores y colores, faltan segundos para que la pelota se coloque en el centro de atencin de todos y aquella persona vestida de juez, dicte el inicio y final de la Copa Mundial en Brasil.

 

Las calles, estn repletas de banderas y las personas dejan de usar ropas de marca o de uso cotidiano, para colocarse la franela de su seleccin nacional. Caminar por las avenidas y en los vecindarios, es observar a los vendedores ambulantes, mientras promocionan las banderitas para los autos, le ofrecen una vuvuzela al menor de la casa, para que hagan ruido cuando su equipo marque un gol.

 

Los jvenes, juegan las ltimas partidas de ftbol en la calle, mientras calientan los nimos previos a la primera jornada mundialista, mientras que otro, calientan el asiento del mueble de la sala y, al mismo tiempo que sudan el mando de una consola de videojuegos, mientras juegan futbol-me incluyo-.

 

Los hombres de la casa, que llegan con prisas del trabajo, se colocan en posicin para preparar el asado que acompaar el juego, mientras que las mujeres, le dan el toque femenino al hogar no solo con sus adornos, sino tambin con su sublime presencia que denota belleza y supremaca.

 

Los locales de comida rapida, los boliches (bares) y hasta los quioscos, se llenan de personas que colman los espacios de dichos locales solo para tener un lugar para disfrutar el partido y, los dueos de los locales, tienen una norma antes de dejar a los consumidores disfrutar del evento: comprar algo.

 

El tiempo pasa y, las personas, se empiezan a esconder en el refugio de sus hogares a la espera del pitazo inicial que de inicio al evento que paraliza al mundo entero, algunos se renen con las personas ms cercanas para disfrutar del evento en forma grupal.

 

A pesar de que las calles se encontrarn solas, la nica compaa que tendr, sern los gritos de protesta ante un mal arbitraje, un reproche a un jugador, y un grito desgarrador de gol al unsono de los narradores deportivos.

 

Los primeros 90 minutos que den inicio al mundial, sern los ms largos que se puedan percibir, ya que muchos todava no pueden creer que la competicin mundialista ya haya comenzado, y la emocin, es algo que va al unsono con el fanatismo deportivo.

 

Las horas pasan, y los sentimientos quedan. Los jugadores entran, las jugadas vuelan. Los fanticos sufren, las hinchadas se mantienen vitoreando hasta el final del juego.

 

Solo restan minutos para que se d el pitazo inicial, pero, para muchos, esa sensacin ya se pudo percibir en el primer instante que la FIFA, dio como anfitrin a Brasil para el mundial del 2014.

 

Nada ms me resta decirles que disfruten cada segundo, cada minuto, cada hora que puedan del mundial. Observen las jugadas, el drama y la emocin, compartan la dicha y la desdicha, estn en grupo durante la tristeza y la felicidad, y por el amor de dios, no se pierdan ni un solo gol, ya que cada segundo que pasa dentro del campo, es una historia que se est compartiendo a nivel mundial.

SportsVenezuela