Interesante lucha por el Manager del Año

Muchos son fanáticos del juego de pelota, de los grandes escenarios de las Grandes Ligas y de las super estrellas que engalanan dichos parques día tras día. Los sólidos batazos, las atrapadas casi felinas y los ponches que hacen que la mascota resuene, son las cosas que mayormente se llevan las miradas de los amantes del béisbol, y la razón que muchos le dan a las victorias y los campeonatos que obtienen los equipos año tras año.

Sin embargo, detrás de esas emocionantes jugadas y los rosters ganadores están los hombres que se encargan de reunir y tomar las piezas para formar un equipo competitivo que valga todo el esfuerzo y dinero que se invierte en este grandioso deporte. Dichos hombres son los conductores de toda la maquinaria que gira alrededor de un conjunto de béisbol.

Hoy es el turno de premiarlos a ellos, a los managers que durante toda la campaña dieron todo de sí; colocando el sacrificio, la entrega y la pasión por obtener los frutos del éxito. Este 14 de noviembre será entregado a un piloto por circuito el premio al Manager del Año. La decisión está complicada; varios son los que dejaron actuaciones resaltantes y a continuación les presentamos los que están más cerca de llevarse la distinción.

Liga Americana

J+Hinch+World+Series+Houston+Astros+v+Los+mD1J9GpQs10x

En el joven circuito los rumores apuntan a que la entrega del premio está entre los pilotos A.J Hinch de los Astros de Houston, Terry Francona de los Indios de Cleveland y Paul Molitor de los Mellizos de Minnesota.

A.J Hinch es el que podría estar un escalón por encima de los otros dos timoneles. El ex receptor de Grandes LIgas desde su llegada en 2015 fue armando, junto a la gerencia del equipo texano, un equipo competitivo que le asegurara colocarse en la postemporada.

Justamente en este 2017 el andar de los Astros fue realmente impresionante, logrando los 101 lauros en la campaña regular, posicionándose como el equipo más ofensivo de todo el béisbol con los venezolanos José Altuve y Marwin González a la cabeza, y obteniendo la primera Serie mundial de su historia.

Terry Francona, doblemente ganador de este trofeo en 2013 y 2016, también tiene los argumentos para pelear por ganar su segundo premio en fila. El piloto viene de ganar la División Central con el conjunto aborigen teniendo el récord de más victorias de la Liga Americana (102), gracias a los bates dominicanos de Edwin Encarnación y el candidato al MVP José Ramírez, y a las labores de pitcheo de Corey Kluber y el criollo Carlos Carrasco.

Además, viene de llevar al equipo de Cleveland a su segunda postemporada de manera seguida y de romper el récord de más victorias en fila en el joven circuito, con 22 lauros.

Paul Molitor completa esta destacada terna de managers talentosos. El miembro del Salón de la Fama de MLB, hizo mucho con el poco material con el que contaba en Minnesota; logrando el pase a la postemporada, midiéndose en el juego por el comodín ante los poderosos Yankees de Nueva York.

Lo más resaltante de Molitor es que logró dar vuelta de 180 grados a un conjunto que venía de un año 2016 para el olvido, luego de acumular 103 derrotas. Con casi pocas variantes en el roster consiguió quedar con marca positiva de 85/77 y alcanzar los playoffs.

Liga Nacional

Dave+Roberts+World+Series+Houston+Astros+v+d3AJW7ML0q0x

Dave Roberts parece ser en los papeles el manager que más despuntó en el viejo circuito, todo ello gracias a la sensacional temporada que sus Dodgers de Los Ángeles tuvieron. 104 victorias (equipo más ganador del béisbol), y prácticamente el no haber conseguido oponente a la altura para arrebatarle el banderín de la División Oeste de la Nacional, convirtieron a Roberts y su conjunto en el mejor equipo de la regular.

Aunado a esto, el ganador de este premio el año pasado en su temporada inicial con el equipo californiano, también tuvo una carrera en la postemporada realmente destacada. Consiguiendo dejar en el camino a los Dbacks de Arizona y a los campeones defensores, los Cachorros de Chicago. Solamente los Astros de José Altuve pudieron frenar el sobresaliente desempeño del equipo blanquiazul.

Lo logrado por Torey Lovullo es muy parecido a lo que Molitor logró en la Americana con los Mellizos. Esta fue su primera experiencia como manager a tiempo completo y logró conformar en Arizona un conjunto realmente competitivo con el veterano Zack Greinke comandando el pitcheo, y con grandes atributos ofensivos de la mano del inquebrantable Paul Goldschmidt y luego de J.D. Martínez.

A pesar de no poder arrebatarle el banderín a los Dodgers su marca de victorias y derrotas fue realmente buena (93-69), tomando en cuenta que un año antes habían caído más de 90 veces en la temporada regular. Este cambio significativo les sirvió para alcanzar una vez más la postemporada, superando a los Rockies en el juego por el comodín y disputando la Serie de Campeonato ante la novena de California.

Por último pero no menos importante encontramos a Bud Black, ganador de este galardón en 2010 con los Padres de San Diego. El hoy mandamás de los Rockies de Colorado trajo este año consigo, en su primera temporada con el equipo rocalloso, toda su experiencia acumulada con los años para volver a llevar al conjunto de Denver a la postemporada.

Tuvo la dicha de unir en la alineación comandada por el defensor de la esquina caliente Nolan Arenado, a Charlie Blackmon; que con el madero consiguió el título de bateo de la Nacional con un promedio de .331 y comandó al equipo en cuadrangulares con 37 pelotas mandadas a las gradas. Además de esto los venezolanos Germán Márquez (11-7) y Antonio Senzatela (10-5), debutando esta campaña, comandaron de principio a fin la rotación del equipo para obtener las victorias.

Por: Aaron Sira / @ImSiraAaron

Fotos: Zimbio.com