¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Jeffrey Báez: de novato a cazador inamovible

Jeffrey Báez
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

En la manada de leones, los cachorros son entrenados para ser cazadores mientras transcurre su crecimiento, en el que se convertirán en un experimentado jefe encargado de atacar a sus presas y darle de comer a su familia. Jeffrey Báez empezó como ese felino novato, con grandes proyecciones, pero la falta de confianza la dejó a un lado a punta de batazos.

“Báez empezó lento, las cosas no le salían como se esperaba, ya que lo que había hecho en las manores le ponía un cartel grande, pero enderezó el camino y ahora será mi jardinero izquierdo inamovible”, destacó el manager del Caracas, Mike Rojas.

Desde el inicio de la campaña 2018-2019, Jeffrey Báez debutó el 14 de octubre ante los Tigres de Aragua, allí pegó un hit en cuatro turnos, más su primera anotación como profesional.

Luego con 18 juegos ya presenciados, aún sin brillar, un promedio de .167 en 48 turnos, llegó el momento de atacar sin piedad a la pelota en la décima semana de campeonato; un periodo que lo llevó a ser el mejor entre las fechas del 10 y el 16 de diciembre.

Desde ese entonces el juego del patrullero de 25 años de edad, cambió tanto para él como la perspectiva del estratega melenudo.

“No lo puedo sentar. Lo ha hecho bien”, comentó Rojas. “Ha bateado bien y ha hecho el trabajo. Él estará en el jardín izquierdo de nosotros en la postemporada”.

Paulatinamente

Jeffrey Báez comenzó a ver más tiempo de juego desde el 10 de diciembre. A partir de allí se ha dedicado a aporrear a los adversarios. Su promedio de bateo hasta la fecha es de .405, su OPS de 1.266, con 5 vuelacercas, 36 bases alcanzadas, 11 carreras remolcadas y 9 anotadas.

“Creo que el trabajo duro con los coaches hizo que pudiera mejorar mi rendimiento y hacer lo que he venido en estas últimas dos semanas”, resaltó el guardabosques nacido en el Tigre, estado Anzoátegui.

El conjunto capitalino muestra una gran fuerza para la postemporada, porque Harold Castro, Isaías Tejeda, Félix Pérez y el regreso del colombiano Harold Ramírez, se combinarán con ese poder desatado que desprendió Báez.

“Como novato no me lo esperaba, pero el trabajo duro y la confianza que han depositado en mí es lo que me permite estar en ese grupo de jugadores que están activos en cada juego”, reconoció. “Todos en la alineación harán su trabajo dependiendo de la situación del juego, pero es muy bueno contar con varios peloteros de fuerza allí”.

En siete años en las filiales de los Cachorros de Chicago, Jeffrey Báez disparó un total de 56 estacazos de vuelta completa, lo que supone que es un jugador con fuerza a las gradas, pero el mismo Báez no lo considera así.

“No creo ser de fuerza, solo busco pegarle en la maceta a la pelota y conseguir llegar a las almohadillas”, sentenció el patrullero, aunque ya ha soltado cinco vuelacercas en los últimos 11 compromisos.

 

Escrito por: Pedro Felipe Hernández | @pfhernandez7

 

Foto: John González | @johnhate

 

SportsVenezuela

Deja un comentario