¡LOS NUESTROS PRIMERO!

La novela del Deportivo Anzoátegui toma un nuevo rumbo

danz

Richard Guerra, periodista de Anzoátegui, informó por su cuenta de Twitter que el equipo jugaría la primera fecha del Apertura con juveniles y con Nino Valencia de DT. Una versión que se viene manejando en la inmediaciones del estadio José Antonio Anzoátegui. Sin embargo, hay otra opción cocinándose.

Una fuente muy ligada al club, reveló que en efecto ese es el plan de Juan Velásquez, presidente del cuadro aurirrojo, que financiaría esta opción de su bolsillo. El inconveniente es que solo jugarían de local y de visita darían forfeit, tampoco se estipulan concentraciones. Esta fuente reveló que Velásquez llamó a Juan García, presidente de la Asociación de Jugadores, para decir que sí iban a jugar y por eso su nombre apareció en el sorteo. El detalle es que con dos incomparecencias, por reglamento, se pierde la categoría.

La opción es vender el club, pero ahí es donde se empieza a rodar una de esas novelas escritas por Leonardo Padrón y transmitida en otrora por RCTV. El club lo compró Carlos Silva junto a dos socios: Ergwin Genie y Pedro Prada, pero en el documento de compra solo aparece el ex grandeliga. Cabe destacar que parte de la institución sigue siendo parte de la gobernación del estado y acarrea fuertes deudas.

Silva ya fue piedra de tranca a la hora de que un grupo de Miami quiso adquirir al equipo. Lo peor del caso es casi toda la inversión, sino toda, ha venido por parte de Genie y Prada, como la remodelación de los camerinos.

Otro obstáculo es que el club es patrimonio del estado Anzoátegui, por lo cual su cupo no puede comprar otro equipo con fines de desplazarlo a otro departamento o cambiarle el nombre. Este último ítem frenó a César Farías, que estuvo cerca de adquirir al equipo, pero desistió al no poderle cambiarle el nombre a Ciudad Vinotinto.

Conocedores de todos estos problemas, un grupo de inversionistas colombianos, con equipos en la categoría de plata cafetera, están negociando con Prada y Genie por el club, a las espaldas de Silva y Velásquez. Los neogranadinos son conscientes de que el primer semestre sería un fracaso, que jugarían con tres importados del país vecino, algunos cedidos y jugadores del filial, además de un DT también neogranadino.

Los colombianos se están moviendo rápido, hablando con los jugadores que están demandando al club por la deuda salarial (situación que tiene en jaque su permanencia en Primera), para pagarles sus honorarios. Con todo esto resuelto, su intención es inyectarle dinero al equipo para el Clausura.

Todo muy novelesco, pero lamentablemente real. Con un futuro incierto, lo único que parece seguro es que Anzoátegui tiene todos los números para estar más cerca del sótano que del octogonal.

Texto: Luis Vílchez / @lvilchez8

Foto: Prensa Deportivo Anzoátegui

SportsVenezuela

[instagram-feed]

ANUNCIOS

Mini
Mini
Mini
Mini