¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Luis Valbuena y José Castillo también brillaron en el firmamento mayor (+Video)

Valbuena081218

Cuesta pensar que dos jugadores emblemáticos de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) como José Castillo y Luis Valbuena ya no estén en el plano terrenal.

Las estrellas de los Cardenales de Lara murieron trágicamente la madrugada del viernes en un accidente automovilístico en Yaracuy como consecuencia de una acción de un grupo delictivo.

Valbuena disputó 11 temporadas en el máximo circuito criollo. Castillo actuó por 19 torneos. Ambos consiguieron números respetables.

El primero sacudió 42 jonrones, cuarta mayor cantidad para unos pájaros rojos con los que actuó toda su carrera, y el segundo disparó 1.032 hits, para ser apenas uno de los ocho que ha concretado la proeza.

Pero su talento trascendió las fronteras de la Cuna del Libertador Simón Bolívar. Ambos trabajaron en las Grandes Ligas y resaltaron.

Castillo, que pereció a los 37 años y conocido como “El Hacha”, fue el primero de los dos astros que irrumpió en el firmamento mayor.

El guariqueño, catalogado por el legendario slugger criollo Antonio Armas como un atleta con talento incuantificable, actuó en la Major League Baseball (MLB) entre 2004 y 2008.

Se estrenó el 17 de abril de 2004 con los Piratas de Pittsburgh, a la edad de 23 años, y finalizó su campaña de novato con average de .256, al sonar 98 hits en 383 turnos.

Entre sus petardos contienda estuvieron 15 dobles, dos triples y ocho cuadrangulares. Empujó 39 carreras y anotó 44.

Castillo repartió más hachazos

Se mantuvo con los bucaneros hasta 2007 y en 2008 actuó para los Gigantes de San Francisco y los Astros de Houston. Siempre mostró su talento en la Liga Nacional. En aquella época, los siderales no pensaban en su futura mudanza a la Liga Americana.

Con todos mostró su disposición para laborar, aunque no pudo establecerse. En 592 cotejos consumió 1.982 chances, tronó 487 imparables.

Entre ellos 103 dobletes, 10 triangulares y 39 vuelabardas. Promedió .254.

Solo en 2007, su última cita con los bucaneros, no pudo hizo gala de su fuerza. Acabó sin jonrones tras jugar 87 careos. Si pudo volarse la barda en 2005 (11 veces), 2006 (14) y 2008 (6).

La de 2006 quedará para siempre en la memoria de los fanáticos como la mejor de su carrera. En aquella ocasión, finalizó con porcentaje ofensivo de .253 (131 inatrapables en 518 oportunidades).

Pegó 25 dobles, 14 bambinazos, se robó seis bases, totalizó 65 impulsadas y 54 anotadas, todos topes personales.

Tras la conclusión de la justa 2008 intervino en Liga Mexicana de Beisbol (MLB) y Liga Japonesa de Beisbol Profesional (NPB). En esos espacios tuvo destellos de brillantez.

En 2018, antes de uniformarse con los pájaros rojos larenses, se mantuvo a tono en la Liga Nacional Bolivariana de Beisbol (LNBB).

Con los Cacaoteros de Miranda y, como el ganador que siempre fue, les brindó su ayuda para conquistar el título.

“Con Valbuena, la cosa se pone buena”

Cada vez que se paraba en el plato del estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, el anunciador decía “con Valbuena, la cosa se pone buena” y el atleta también llevó ese slogan a la MLB, donde se mantuvo 11 citas y brilló con luz propia.

Valbuena, que dejó de existir con 33 años, permaneció en el Big Show desde 2008 hasta 2018. Se graduó de bigleaguer con tan solo 22 primaveras en una zafra que marcó la despedida de Castillo.

Debutó con los Marineros de Seattle y en 18 choques, sonó .245 (de 49-12) con cinco dobles, una empujada y ocho pisadas de pentágono.

En 1.011 desafíos, en los que lució las franelas de los nautas, los Indios de Cleveland, los Cachorros de Chicago, los astrales y los Angelinos de Los Ángeles, exhibió media de .226 al golpear 710 metrallazos en 3.148 paradas en el home plate.

Descargó 169 tubeyes, nueve triples y 114 palazos de vuelta entera. Además coleccionó 377 registradas y 367 fletadas.

2015 representó su momento de gloria. Ese año, con Houston, participó en 132 enfrentamientos, ligó para .224 con 18 dobles, 25 pelotas depositadas en las gradas y 56 producidas.  Pasó por la registradora en 62 oportunidades.

La partida física de Castillo y Valbuena causó conmoción en Rob Manfred, Comisionado de la MLB, quien aseguró que la pelota organizada está de duelo.

“Es un día muy triste para nuestro deporte al estar de luto por las muertes de Luis Valbuena y José Castillo”, dijo Manfred en un comunicado publicado por la Agencia AP.

“Es evidente, por todos los relatos que se han mencionado, que ellos amaban el beisbol y dejaron huella en sus compañeros y en los clubes a los que representaron”.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Fotos: Zimbio

 

 

Daniel Parra

Deja un comentario