¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Marwin González fue el astro que más brilló y Houston quedó a un paso de avanzar (+Video)

MarwinGonzalez06102018

Marwin González ligó perfecto en cuatro turnos, conectó un batazo en el instante oportuno y fue uno de los artífices del triunfo 3-1 de los Astros de Houston sobre los Indios de Cleveland en el segundo encuentro de la Serie Divisional de la Liga Americana.

González, jardinero izquierdo, le dio el golpe de gracia a la tribu en el cierre del sexto capítulo. Con un out, el ambidextro se paró a la derecha para enfrentar al relevista zurdo Andrew Miller y le pegó un doble productor de dos carreras al bosque diestro, para que Houston se recuperara de un déficit (1-0) y tomara una delantera (2-1) que no cedería. Su batazo remolcó a José Altuve y Alex Bregman.

Antes de tronar ese biangular, su primero en un cruce al mejor de cinco encuentros que los siderales lideran 2-0, había disparado dos sencillos en el Minute Maid Park ante su coterráneo Carlos Carrasco, perdedor.

Carrasco, quien se mostró dominante en las primeras cinco entradas, pagó el precio de una mala decisión del antesalista Josh Donaldson al inicio de ese fatídico sexto inning.

Sin outs, forzó a Altuve dar un manso roletazo a la tercera base y, justo antes de que la pelota saliera a zona de foul, Donaldson se percató de que “El Pequeño Gigante” se había resbalado antes de correr a la inicial, tomó la bola y utilizó toda la potencia de su brazo para tratar de retirarlo. Su tiro pasó desviado y abrió la compuerta para el rally cósmico. El anotador oficial le concedió infield hit al venezolano.

Carrasco, quien trabajó 5.1 capítulos, aceptó dos rayitas, recibió seis indiscutibles durante y totalizó tres ponches, le regaló su único boleto a Bregman y, luego sacar out a Yuli Gurriel fue retirado de la lomita por el manager Terry Francona. El estratega usó a Miller para obligar a González a batear a la derecha con la creencia de que era más vulnerable.

Su plan no funcionó y benefició a González, quien tras culminar de 4-4 con dos fletadas, redondeó una noche histórica. Según el periodista Brian McTaggart, se erigió como el quinto pelotero texano en sacudir, al menos, cuatro cohetes en un duelo de playoff. Se unió a Terry Puhl (1980), Carlos Beltrán (2004), Carlos Correa (2015) y Gurriel (2017).

Además se convirtió en el séptimo criollo en coleccionar tal cantidad de petardos en un choque de postemporada. Antonio Armas, Omar Vizquel, Edgardo Alfonzo, Miguel Cabrera, Pablo Sandoval y Alcides Escobar lo hicieron antes.

Gracias a su actuación, González promedia .714 en la etapa. Su compañero Altuve, defensor de la segunda estación, finalizó de 4-1 con anotada y tiene average de .250.

La victoria se la apuntó Gerrit Cole (1-0) luego de laborar siete actos, permitir tres incogibles, admitir una anotación, propinar 12 ponches y no repartir boletos. Ese desempeño le permitió unirse a Tom Seaver (Mets de Nueva York, 1973), miembro del Salón de la Fama, como los únicos en contabilizar 12 guillotinados sin caminar oponentes en un desafío de la “fiesta de octubre”.

La llave se reanudará el próximo lunes, a la 1:30 pm, en el Progressive Field, donde los Astros tienen altas probabilidades de liquidar el “pleito” para acceder a la Serie de Campeonato circuito más joven de las Grandes Ligas. Según MLB.com, de 27 conjuntos que han ganado los dos primeros topes de un cruce de primera ronda, 24 han avanzado.

 

Escrito por: Joseph Ñambre |@JosephSports27

 

Foto: Zimbio

Rayner Rico