Las selecciones sub-17 y sub-20 se enfrentarán en Margarita

 

Luego de su gira por Estados Unidos, la Vinotinto sub-17 llegó directo al Centro Nacional de Alto Rendimiento, ubicado en Margarita, para cumplir su última etapa de entrenamiento previo al viaje a Jordania, donde estarán cerca de 12 días antes del inicio del Mundial.


A su retorno a suelo patrio, el seleccionador nacional Kenneth Zseremeta dio sus impresiones sobre su estadía en suelo norteamericano. “Fue una gira bastante complicada, pero nos nutrió de mucha información en cuanto a las posibles alineaciones y dibujos tácticos que estaríamos realizando frente a Alemania”, apuntó.


Para Zseremeta, enfrentar a equipos como México y Estados Unidos fue un punto fundamental en la preparación. “Jugamos con oncenas que apuntan avanzar a la siguiente fase del torneo; su nivel nos hizo ver cuáles son nuestras necesidades y carencias, tomando en cuenta que no pudimos sacar un resultado positivo frente a ellos”, soltó.


En sus salidas internacionales, el timonel nacional no pudo contar con piezas que fueron importantes en el Sudamericano de la categoría, como Deyna Castellanos, Daniuska Rodríguez y Jeismar Cabeza. “Son claves en la selección e hicieron mucha falta en los cuatro juegos que disputamos, pero puedo destacar el buen papel de jugadoras como Sandra Luzardo, Olimar Castillo, Nayluisa Cáceres y Yerliane Moreno”, señaló.


Jordania 2016 está a menos de un mes de distancia, por lo que apenas la delegación pisó suelo criollo, el grupo trabajó este lunes, a primera hora de la mañana, en el CNAR, haciendo énfasis en sus capacidades técnico-tácticas.


Amistosos de alto nivel
Durante su estadía en Nueva Esparta, la sub-17 enfrentará en tres ocasiones al combinado sub-20, que dirige José Catoya y que se encuentra trabajando con miras a la Copa del Mundo de Papúa Nueva Guinea, que se disputará en noviembre.


“Estamos verificando el aspecto físico, luego disputaremos algunos partidos con la selección sub-20 que nos nutrirán de mucha información, para llegar al Mundial con un sistema de juego claro, conciso y simple, para que las jugadoras puedan resolver situaciones de juego”, afirmó Zseremeta.