Chicago vino de atrás y alcanzó su pase a la Serie de Campeonato

 

 

Los Cachorros despidieron a los Gigantes a domicilio e hicieron un gran tributo a aquella frase de Yogi Berra de "El juego no se acaba hasta que se acaba", al remontar una diferencia de tres carreras en el noveno inning con ayuda del criollo Wilson Contreras, quien trajo dos en ese capítulo para empatarlo.

 

Los locales (San Francisco) ya se veían vencedores, y los de Chicago por su parte, al no ver reacción alguna, ya empezaban a pensar en ese quinto y decisivo encuentro; pero en el último inning empezó la caída de los Gigantes, cuando Bryant conectó hit y Rizzo negoció boleto al inicio de la entrada.

 

Llegó el momento para el cerrador Sergio Romo y fue recibido con doble de Zobrist que trajo una para el plato.

 

En un movimiento estratégico, el manager Joe Maddon trajo a batear a Wilson Contreras, quien respondió con imparable al centro remolcador de dos rayitas que empataron el juego.

 

Más tarde llegó el turno de Javier Baez, que se encargó de poner arriba a su equipo.

 

Ya para el cierre de la entrada, Aroldis Chapman pondría cifras definitivas al retirar con tres ponches a los tres bateadores que enfrentÓ, Hector Rondón ganÓ el juego al lanzar un episodio sin permitir carreras.

 

Chicago se llevó el triunfo 6x5 y ahora espera su rival en la serie de campeonato, que saldrá del cruce que disputan los Nacionales y los Dodgers.