¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Ronald Acuña pegó un jonrón memorable y Atlanta siguió con vida (+Video)

RonaldAcuña071018

Los Bravos de Atlanta tomaron un respiro y con una sobresaliente actuación del venezolano Ronald Acuña  vencieron 6 a 5 a los Dodgers de Los Ángeles y evitaron que los californianos barrieran la Serie Divisional, en la Liga Nacional.

El lanzador Walker Buehler hubiera preferido que el árbitro Gary Cederstrom le cantara la cuarta bola a Ronald Acuña en la segunda entrada, para que recibiera un boleto. Tiró una recta alta de 98 millas por hora (MPH) que solo el umpire apreció como strike. Con bases llenas, dos outs y los Bravos de Atlanta con ventaja de 1-0 sobre los Dodgers de Los Ángeles, caminar al jardinero novato podría haber evitado una “hemorragia” de carreras.

La decisión del juez acabó por permitir que “El Fenómeno” venezolano hiciera historia. En cuenta de 3-1, empalmó un cuadrangular con las bases llenas, para coronar un rally de cinco anotaciones en el inning, poner la pizarra transitoriamente 5-0 y erigirse el domingo.

Gracias a ese batazo, conectado hacia el jardín izquierdo del SunTrust Park, inscribió su nombre en los libros de récords de las Grandes Ligas, al convertirse en el beisbolista más joven en sacudir un grand slam en un duelo de postemporada. Lo logró a la edad 20 años y 293 días.

Quebró la marca implantada por el legendario Mickey Mantle, patrullero de los Yanquis de Nueva York, quien descargó un bambinazo con las almohadillas repletas en el quinto desafío de la Serie Mundial de 1953, según MLB.com. Lo más asombroso es que el miembro de los Mulos e integrante del Salón de la Fama también se lo pegó a los Dodgers que en esa época jugaban en Brooklyn.

Acuña literalmente disparó un balín  en el estadio donde se midieron los equipos de la Liga Nacional. De acuerdo con Cory McCartney, estadígrafo de Fox Sports, empleó un swing de 109 MPH –su más rápido de 2018 -, para depositar la pelota en las gradas en 6.1 segundos. Hizo viajar la esférica a una distancia de 414 pies, el equivalente a 126.187 metros (M).

Eso le permitió unirse a Eduardo Pérez (Bravos de Atlanta, 1998), Andrés Galarraga (Bravos de Atlanta, 1998), Edgardo Alfonzo (Mets de Nueva York, 1999) y Miguel Montero (Cachorros de Chicago, 2016) como los únicos nativos en batear estacazos con cojines congestionados en los anales de la postemporada.

También se erigió como el quinto pelotero de menor edad en tronar un vuelacercas en un tope de playoffs. Andrew Jones (Bravos de Atlanta, 19 años y 177 días), Bryce Harper (Nacionales de Washington, 19 años y 362 días), Manny Machado (Orioles de Baltimore, 20 y 96 días) y Miguel Cabrera (Marlins de Florida, 20 años y 143 días) lo consiguieron con menos calendarios.

Acuña, quien cometió un error en el tercer capítulo ante una conexión de Justin Turner, finalizó de 3-1 con anotada y cuatro impulsadas. Negoció una base por bolas y colocó su average en .273.

No destacó únicamente a la ofensiva, pues también sobresalió con su guante. Dos actos después de registrar su pifia, saltó contra la pared del bosque izquierdo para “decapitarle” un doble a Machado y ponerle fin al tramo. En ese instante el score estaba empatado (5-5) y dos hombres permanecían en los senderos.

Su sensacional atrapada precedió a un jonrón solitario Freddie Freeman, en el sexto episodio frente al relevista Alex Wood, que decretó el marcador definitivo (6-5).

Por Atlanta, el vinotinto Ender Inciarte (centerfielder) culminó de 4-0, con un par de ponches incluidos, y promedia .200.

Touki Toussaint se acreditó el éxito, mientras que Wood cargó con el traspié. El salvamento se lo apuntó Arodys Vizcaíno.

Atlanta, que ahora pierde 2-1 el cruce al mejor de cinco partidos, intentará ganar el enfrentamiento de este lunes, a las 4:30 pm en el mismo escenario, para forzar al choque definitivo.

Escrito por: Joseph Ñambre |@JosephSports27

Foto: Cortesía

Daniel Parra