¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Táchira pasó del glorioso 93’:10 al terrorífico 92’:10 en tres años (+Videos)

Táchira y La Guaira
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

De alegrías abundantes y desazones incurables está lleno el fútbol, es quizá el deporte más pasional del planeta y cada anécdota así lo confirma. Un recuerdo épico o momento glorioso siempre queda en la memoria de quienes hacen parte del show.

Este deporte es idéntico a la vida, te da revanchas y oportunidades para cambiar la historia. No obstante, se debe estar preparado para sufrir en carne propia las derrotas que alguna vez propinaste.

En los últimos tres años ocurrieron dos capítulos que serán imborrables de los libros históricos del fútbol nacional y cuatro elementos se repiten en ambas definiciones.

Tarde del glorioso cabezazo de un Ángel

Tres protagonistas: Daniel Farías, César “Maestrico” González y la Avalancha Sur (Barra Aurinegra). Además, el mismo escenario: el estadio Olímpico de la UCV.

El 3 de mayo del 2015, en una tarde perfecta para jugar a la pelota, se enfrentaron los dos equipos con más historia y títulos del país, también los que presumen de mejores hinchadas.

Caracas FC – Dvo. Táchira, el “Clásico” del FutVe por la disputa del Clausura. La historia ustedes se la saben de memoria, el elenco avileño ganaba 2-1 y estaba a pocos segundos de consumar el título en un Olímpico que estaba completamente abarrotado, y en el fondo norte copado por hinchas aurinegros.

Una fiesta llena de colorido, el rojo contra el amarillo y negro, buen fútbol y un desenlace con tintes dramáticos. El árbitro otorgó cuatro minutos extras y al 93’:10 llegó el testarazo de Wilker Ángel, a pase bombeado de Yuber Mosquera. Ese parado del reloj se convirtió en un simbolismo eterno para todo el estado Táchira.

Los aurinegros levantaron el trofeo que lo acreditó como el campeón del Torneo Clausura 2015 gracias a la igualdad 2-2, y con el su boleto a disputar la estrella contra Trujillanos, que a la postre conquistaría también.

Guiados por Daniel Farías, único entrenador venezolano en bordar una estrella en el escudo tachirense. Mismo personaje que le recordaría tres vueltas al sol después lo amarga y dolorosa que pueden ser las derrotas.

Noche del terror en el Olímpico

No viajaron la misma cantidad de fanáticos, tampoco era una final, pero sí una serie semifinal que daba el boleto para la final del Clausura 2018. El Carrusel había vencido 1-0 en Pueblo Nuevo y con gol de Pérez Greco en Caracas se puso 2-0 en el global.

Deportivo La Guaira, ideado y dirigido por Farías, tenía que hacer tres goles para aspirar a una remontada impensada. Pasaron los minutos y no caía el primer gol en la noche del jueves 15 de noviembre, hasta que el “Maestro” volvería a marcar el camino y a redactar otra epopeya.

César González, ese que había abierto el marcador frente al Caracas en 2015, repitió la dosis pero ante Táchira esta vez. Su remate lejano, bien ajustado al lado del palo, le dio vida al naranja y terminó por ser el inicio de una noche sombría para el club andino. Más oscura que de costumbre.

Siguió Heber García con un latigazo al 78’ para darle esperanza a sus compañeros. El “Pastor” repartió bendiciones y con un agradecimiento a Dios dejó el escenario servido a Imanol Iriberri, un argentino acostumbrado a marcar goles importantes en el DLG, sino que lo digan los trujillanos.

No sería un deja vu, más bien una premonición que se hizo real. De nuevo un centro bombeado, aunque esta vez por izquierda, envió Yohan Cumana a la olla para que Iriberri ganara en las alturas y con un testarazo sepultara la fiesta aurinegra en la capital. La misma vía para restregar sufrimiento y regalar alegrías a los presentes en la tribuna principal.

La guaira ahora escribe su propia historia y lucha para bordar su primera estrella en cinco años de fundado.

Escrito por: Raúl Zambrano Cabello / @RaulZambrano7

Foto: @Shneyderth y Liga FutVe

Raúl Zambrano Cabello

Licenciado en Comunicación Social egresado de la UCSAR. Desde el 2015 en los medios deportivos y toda la vida casado con el deporte. Pasé por El Nacional Web, Ovación Deportes y Deportivo La Guaira. "Mis dos complementos perfectos son: escribir con pasión y vivir el deporte día tras día".