¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Tomás Gil lamenta no estar en la Vuelta al Táchira

Tomás Gil

Desde hace dos años, Tomás Gil hace carrera como técnico en Italia, de la mano del equipo que hasta este año llevó el nombre de Willier Triestina y que desde enero próximo cambiará a otra denominación por develar. Uno de los anhelos del caraqueño es venir con la formación italiana a la Vuelta al Táchira para tratar de repetir como director deportivo los triunfos que firmó como corredor activo.

Pero no será en el corto tiempo. Está descartada la participación del club en el giro andino del próximo año, del cual se desconoce la fecha exacta y el número de etapas por la situación de inestabilidad que vive la organización producto de la falta de recursos.

Sports Venezuela estableció contacto con Gil –campeón de la Vuelta a Venezuela en 2010- y desde Italia contó las razones por las cuales el equipo al cual pertenece, que ya estuvo en la ronda andina con el nombre de Southeast, no será parte del carrusel de participantes.

“Hicimos contactos con el presidente de la Asociación Tachirense de Ciclismo (Williams Rodríguez) para manifestar nuestro interés de participar en la Vuelta, pero nos dijo que el cupo para equipos extranjeros ya estaba completo, además de que cada equipo foráneo debía costear su traslado aéreo y no estamos en condiciones de asumirlo”, señaló Gil en conversación telefónica.

“Lamento no poder estar, porque una de las cosas que más quiero es regresar a mi país, donde me crié como corredor y donde aprendí muchas cosas. Pero, bueno, esta no es la última Vuelta al Táchira y ya tendré la oportunidad de estar allá”, adicionó el cuatro veces campeón nacional de contrarreloj, retirado desde 2016.

Ocho etapas, nada malo

Como actor importante dentro del pedalismo criollo, primero por sus logros como ciclista y ahora por su estatus de director deportivo en un equipo profesional, se le consultó sobre la posibilidad de que la Vuelta al Táchira sea recortada a ocho etapas y Gil dijo que no ve nada malo en ello.

“Las cosas hay que verlas desde un punto fuera del fanatismo. Para mí no es malo ni un retroceso que la Vuelta se baje de diez a ocho etapas, si es que finalmente ocurre. Si eso significa que la competencia va a mejorar, pues bienvenido sea. Creo que a eso se debe apuntar, a recortar etapas y tratar de llevar a los mejores equipos”, opinó Gil.

Puso como ejemplo lo ocurrido con el Tour de Turquía. Esta competencia se hacía sobre una decena de jornadas y ahora se corre en seis días, pero la categoría subió, porque está dentro del calendario World Tour, el máximo nivel del pedalismo rentado.

“Espero que la Vuelta se haga, porque sería muy triste que sea interrumpida un año. Pero también hay que planificar mejor, tratar de buscar patrocinantes con anticipación, más allá de la situación país, para tener que depender lo menos posible del Estado”, señaló el único técnico venezolano en el máximo circuito del ciclismo profesional.

Preocupado por el nivel del ciclismo criollo

Gil reconoció que desde Italia mira con preocupación el presente del ciclismo venezolano. “No existimos, desaparecimos del mapa… Colombia es una potencia, pero países a los que aventajamos como Ecuador o Costa Rica, hoy tienen corredores en el World Tour y nosotros no”, advirtió a través del hilo telefónico.

A su criterio, es urgente estimular un mayor número de carreras y sobre todo propiciar que las competencias que se realizan tengan distancias de mayor exigencia. No entiende como en Venezuela organizan carreras élite sobre 80 o 100 kilómetros, cuando lo ideal es que estén por el orden de los 180.

Por eso le es difícil proponer nombres para llevar al equipo italiano en el cual es parte del staff técnico. “Conozco del potencial de muchos jóvenes, los vi correr y los he seguido a la distancia. Pero la realidad es que por ese vicio de correr carreras con etapas cortas los perjudica y cuando vienen a Europa al llegar a los 100 kilómetros ya están fundidos”.

En razón de esto, considera clave que la Federación Venezolana de Ciclismo tome cartas en el asunto y establezca un patrón de distancias para las competencias, porque es una forma de desarrollar a los ciclistas y hacerlos más competitivos.

Muchas satisfacciones en dos años como DD

Señaló que en dos años como director deportivo ha tenido un aprendizaje enorme, porque extrae los conocimientos de quienes son sus compañeros en el cuerpo técnico del hasta hace poco llamado Willier Triestina. Y son muchas las satisfacciones.

Recordó que su primera victoria como técnico la vivió el año pasado en el Tour de Bregtana, a través del velocista italiano Jakub Mareczko. “Para mí fue lo máximo, se vive con mucha emoción. Disfrutas las victorias tanto como el corredor, porque las sientes tuyas también”, indicó Gil.

Y otro logro que coloca en lo más alto de su vitrina de triunfos es la ganancia de la clasificación por equipos en el Tour de Langkawi de este año. Su primera como técnico principal, porque el año anterior también la había logrado, pero como segundo al mando.

En el futuro espera sumar más triunfos, aunque con el anhelo de que alguno sea cristalizado con un corredor de su tierra.

Escrito por Carlos José Méndez / @CarlitosJMendez.

Foto: Cortesía @WilierSelleIta

Emil Fadlallah

Deja un comentario