Venezuela no pudo ante la mundialista Irán

Este lunes la selección venezolana de fútbol cayó derrotada por la mínima (0-1) ante Irán en un partido correspondiente a la fecha FIFA del mes de noviembre. El partido se realizó en campo neutro: Nijmegen, Holanda.

Antes del inicio del partido se cumplió un minuto de silencio en homenaje a los fallecidos por el terremoto que sacudió la frontera entre Irak e Irán.

El partido tuvo la primera acción de peligro a los 30 segundos luego de una mala entrega del zaguero central Wilker Ángel; la jugada finalizó en un centro por el costado derecho que el delantero Reza Ghoochannejhad no pudo concretar.

Los siguientes minutos de juego Irán tuvo la pelota tratando de generar ocasiones peligrosas, pero el guardameta Wuilker Faríñez no tuvo mucho trabajo.

El primer aviso vinotinto llegó al minuto 12 luego de una triangulación generada por el costado derecho, el balón quedó en los pies de Juanpi Añor que habilitó a Salomón Rondón; este, sin pensarlo mucho, remató desde fuera del área pero desgraciadamente el disparo salió por encima del arco.

Dos minutos más tarde Juanpi Añor, quien hizo labores de “10”, remató al arco pero su disparo fue fácilmente detenido por Alireza Safar Beiranvand.

Ambos equipos buscaron abrir el marcador en los minutos restantes con disparos de larga distancia pero ninguno llegó con demasiado peligro. Con respecto a tiros libres y tiros de esquina, tampoco lograron aprovecharlo de la mejor manera.

El primer tiempo se fue sin más: sin ocasiones claras a gol, sin peligro; primera parte muy discreta con dominio iraní pero avisos nulos al arco. Wuilker Faríñez no tuvo mucho de qué preocuparse.

En la etapa complementaria llegaron los cambios en ambas escuadras.

Al minuto 55 vino otra acción para el conjunto iraní, esta vez por medio de un tiro de esquina que el jugador Morteza Pouraliganji cabeceó y José Contreras (entró por Faríñez) evitó la caída de su arco.

Un minuto más tarde llegó el único gol del encuentro fruto de una mala salida de José Contrares, dejando el arco solo que el jugador Alireza Jahanbakhsh no desaprovechó para colocar a su equipo en ventaja.

Venezuela posterior al gol empezó a buscar el partido; el mejor de todos: Jefferson Soteldo realizando labores de revulsivo, con su entrada el equipo criollo ganó velocidad y llegadas al arco rival.

Venezuela pudo haber colocado el empate en la pizarra con las ocasiones que formuló mientras que Irán tuvo momentos en los cuales podía sentenciar el partido con el 2-0; al final todo quedó por la mínima.

La siguiente jornada FIFA donde Venezuela podrá contar con sus legionarios será en marzo.

Por: Emil Fadlallah / @EmilFad96

Foto: prensa FVF.