Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Acabar con la sequía de títulos motivó a Félix Doubront para reforzar a Tiburones

Doubront
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Haber finalizado en el primer lugar en la tabla de posiciones durante la ronda regular de la LVBP 2019-2020 no solo le aseguró a Tiburones de La Guaira ser local en el inicio de su serie de postemporada, sino que también le permitió reforzarse con el mejor material disponible en el draft de sustituciones.

Tan provechoso resultó ese beneficio del elenco salado, que para las semifinales se regocijan de poseer entre sus filas a dos de los lanzadores con mayor cartel en la liga y que cumplieron con grandes actuaciones en la vigente campaña, como lo son Guillermo Moscoso y Félix Doubront.

De Moscoso ya saben lo que es capaz de hacer encimado en un montículo con el uniforme guaireño.

Doubront espera contribuir

Mientras que por Doubront aguardan de lo que pueda ser su contribución cuando haga su estreno en próximo jueves en Puerto La Cruz, tras ser designado como el cuarto en el orden en la rotación del manager Renny Osuna.

“Estaré representando a un equipo que tiene bastante historia. Si Dios quiere podamos sacar de esa mala racha a Tiburones y quedar campeones este año. Eso fue lo que más me motivó cuando decidí venir. Ya estando aquí voy a dar lo mejor de mí”, dijo el Doubront tras lo que fue su primera sesión de entrenamientos junto al resto del staff de lanzadores litoralenses.

Arma de triple filo

La directiva de La Guaira no titubeó para hacerse de los servicios de Félix Doubront una vez se consumó la eliminación de Navegantes del Magallanes. De acuerdo con ellos fueron a por “el mejor jugador disponible” en el sorteo, aunque también admitieron que lo que los terminó de convencer fue el hecho de ser un iniciador zurdo, mismo que perdieron desde la partida de Wander Beras, y además, de haberle lanzado recientemente a Caribes de Anzoátegui, precisamente en el juego del comodín.

Si bien Doubront resultó como el serpentinero derrotado en dicho careo, ejerció cierto dominio sobre la volátil toletería de los aborígenes. Trabajó seis innings de apenas dos hits, una carrera limpia, una base por bolas y siete ponches.

“Era primera vez que les lanzaba. Ya sé cómo picharles. Hice una buena labor allá contra ellos y espero tener otra”, contó el escopetero, que pese a su extenso currículo en el beisbol, tanto de las Grandes Ligas, como en Asia y México, en la LVBP todavía es considerado como novato.

Será una “larga” espera la que tendrá La Guaira para lucir en el morrito a su nuevo integrante, que tuvo actividad el sábado. Sin embargo, el aporte de éste inició desde el primer momento que pisó el clubhouse de la zona derecha en el Estadio Universitario.

“Ayer (domingo) no pude integrarme al equipo y vi el primer juego por televisión. Pero una de las primeras cosas que hice cuando llgué lo primero que hice fue hablarar con el pitching coach, decirle sobre lo que vi en la experiencia que tuve. Le dije qué fue lo que yo les lancé y cuál pitcheo era mejor para cada uno. La batería de ellos es bastante sólida y hay que enfrentarlos con cautela”, explicó el siniestro de 32 años de edad.

Con todo y la motivación de ayudar a Tiburones para finiquitar la sequía de títulos, la participación de Félix Doubront no hubiese sido factible si la salud no estaba al 100%. Con fortuna, su estado físico es óptimo, así como sus ganas por seguir jugando, dos razones de peso para que se mantenga en acción.

“Desde que me uní a Magallanes siempre mantuve la idea de pitchar hasta los días finales de enero. No se dio así con mi equipo original, aunque ahora estoy aquí, con el mismo entusiasmo, el beisbol es el mismo, solo que con un uniforme distinto”, concluyó.

Escrito por: Rayner Rico / RaynerRico29

Foto: Rayner Rico / RaynerRico29

Daniel Parra