¡LOS NUESTROS PRIMERO!
Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Adrián Espinoza: ”Cada día mejoro algo más”

Espinoza conversó sobre estadía con Estudiantes de Concordia

Adrián Espinoza es una de las jóvenes promesas del baloncesto venezolano, pues a sus 22 años cuenta con experiencia profesional en la Liga de Desarrollo Argentina (LDD) en Estudiantes de Concordia, aunado a un paso por el circuito colegial de los Estados Unidos.

Sin embargo, lo más resaltante son sus 2,11 cm de estatura, algo llamativo en un país que no produce jugadores de mucha talla, lo cual hace mella a la hora de competir en los torneos internacionales.

Espinoza llegó a Estudiantes en 2017, para mejorar sus dotes técnicos a la par de los físicos luego de su paso por el baloncesto de Estados Unidos y las selecciones juveniles de Venezuela. Pero sin duda esta temporada ha dado un salto significativo, como así lo reflejan sus números.

El interno caraqueño ha jugado un papel fundamental en la buena campaña de su equipo, el cual marcha cuarto en la Conferencia Norte de la LDD con marca de 16-12.

En 28 juegos disputados es 6to en eficiencia (24.0), tercero en rebotes (11.6) y séptimo en tapones (1.5).

”El desempeño ha sido bueno, tanto individualmente como colectivamente, Cada día que pasa me siento mejor físicamente y mentalmente. Pero sin suda esta ha sido la mejor temporada que he tenido en mi vida, ya que aunque el año pasado fue bueno este fue mucho mejor, porque siento que cada día mejoro algo más”, comentó Espinoza.

La escuela argentina

No hay aficionado al baloncesto en la región que dude de que la escuela argentina es una de las mejores en el continente, lo que hace del país sureño un gran destino para Espinoza, donde podrá desarrollar sus fundamentos.

”Tengo más fundamentos y lectura de juego, aunque me falta mucho todavía por aprender. Pero siento que aumento cada vez más mi ritmo de juego. Nunca pensé que iba a agarrar más de 20 rebotes en tres partidos, y es algo que le doy mucho valor”, añadió.

Tales actuaciones llamaron la atención de Eduardo Japez, quien le ha dado un espacio dentro del primer equipo de Estudiantes de Concordia en la Liga Nacional.

”Me uniformo en todos los juegos, he estado viviendo la experiencia, aprendiendo en cada juego que pasa. Él (Japez) me dice que he aprendido mucho, pero que siga avanzando más porque siente que yo puedo dar mucho. Confía en mi potencial”.

Sin embargo, sabe que para establecerse en la Primera División debe dar un plus.

”En este juego hay que estar siempre concentrado, porque en Liga Nacional el que se desconcentra pierde”, afirmó el joven pívot.

De un extremo del continente al otro

Anteriormente, Espinoza probó suerte en el circuito de secundaria High School en los Estados Unidos. Allí cursó estudios en Green Forrest Christian Academy, y en el Barean Academy, donde dejó buenos números que le valieron de la consideración de diversos campamentos.

”Es un basket de mucho físico y jugadores atléticos. Yo aprendí mucho ahí cuando estuve en High School y Prep School. Estuve en los Camps de Under Armour, Adidas y Nike. Me entrenó James Forrest que jugó en los Lakers al igual que William Bedford (ex-Pistons)”.

Pese al camino recorrido, no pudo conseguir la beca universitaria, razón por la cual marchó a la Argentina.

”El seguimiento por parte del basket argentino es de cuando yo fui a Baloncesto Sin Fronteras de la NBA en 2013. Allí compartí con Ángel Delgado que está en la G-League y Gabriel Deck, que juega en el Real Madrid”.

Ambas experiencias aunque muy antagónicas en su filosofía de base, el básquet albiceleste que prima el pase extra contra el ”fast break” norteamericano, sirvieron para moldear el tipo de juego desplegado por el criollo.

”He combinado los dos estilos para ser mejor jugador, ya que el argentino es un baloncesto FIBA, técnico y táctico que requiere un concentración 100% mental. Mientras que el norteamericano es esencialmente atlético”.

El sueño de vestirse de vinotinto

Para el centro nacido el 03 de enero de 1997, al igual que muchos jóvenes basquetbolistas, vestirse con la camiseta de la Selección de Venezuela sería un sueño hecho realidad.

Adrián ya ha sido convocado por el director técnico Fernando Duró, quien lo ha incluido en varias de las preselecciones  que disputaron las eliminatorias rumbo a la Copa Mundial China 2019.

”Me gustaría jugar en la selección, con un gran entrenador como Duró que lleva muchos años ahí, además de estar con jugadores que son unos héroes. Estar en la preselección sería un honor, y serviría para aprender”, manifestó.

”Después de la ventana de Chile en el comienzo de las eliminatorias no me han llamado más, pero debo estar preparado para cuando me llamen de vuelta. Néstor ”Che García me llamó tres veces pero no pude ir por falta de permiso por parte de la escuela”.

Espinoza ya ha sabido defender los colores patrios en un certamen internacional. Fue en los Juegos Olímpicos de la Juventud 2014 en Nanjing China, categoría 3X3, junto a Daniel Garmendia y José Materán, donde Venezuela finalizó en la sexta colocación, no muy lejos de las medallas.

”Nunca pensé que iba a tener unas olimpiadas, estuve destacándome y de verdad que fue una experiencia muy bonita. Me siento bastante contento por mi experiencia en las categorías juveniles”, finalizó.

 

A su vez, agradeció la influencia que tuvo Daniel Seoane, hoy coach del Maccabi Haifa israelí, en su evolución.

Texto: Alejandro Jesús Fernández / @AlejoFer1398

Foto: Estudiantes Concordia

Redacción Sportsvenezuela.com