Alcides Escobar no se acostumbra al silencio causado por el COVID-19

Escobar
14 marzo 2020

Alcides Escobar, excampocorto de Grandes Ligas, decidió emigrar a Japón para tener la chance de jugar en un ambiente ruidoso, pues los fanáticos de ese país acostumbran a alentar a sus clubes en cada duelo. Pero en el inicio de 2020, el venezolano no pudo actuar bajo esa “atmósfera”, porque el silencio predominó en unos estadios que estuvieron vacíos, debido al brote de COVID-19.

“Esto es una locura. No puedo creer lo que está pasando”, comentó Escobar en una entrevista concedida el sábado a Jim Allen, periodista de Japan Times. “Soy de las personas a las que le gusta la bulla y el calor que transmiten los fans. Es muy raro trabajar sin gente en los estadios”.

https://www.japantimes.co.jp/sports/2020/03/01/baseball/japanese-baseball/swallows-alcides-escobar-gets-unexpected-silent-treatment-return-japan/#.XmzxTnJKiUk

Escobar, fichado por Golondrinas de Tokio Yakult, disputó la mayoría de la pretemporada de la Liga Japonesa de Béisbol Profesional (NPB) sin la presencia de aficionados en las tribunas, algo que le generó una profunda decepción, pero que espera que se acabe cuando concluya la emergencia sanitaria por el brote de coronavirus.

“Estoy acostumbrado a ver a la gente en las gradas y sus gritos. Creo que aquí, en Japón, es como en Venezuela. Allá, en mí país natal, cuando hay pelota invernal, la gente aclama bastante a sus atletas. Pero ahora lo mejor es prevenir contagios y permanecer en los hogares”.

Alcides Escobar no ocultó su asombro por la medida

Escobar, ganador del premio Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en 2015 con Reales de Kansas City, presenció cómo se disputaron 70 duelos de exhibición de NPB a puerta cerrada por orden gubernamental.

Acató, al igual que el resto de los peloteros de los 12 equipos de la NPB, la decisión de Atsushi Saito, comisionado del circuito, de postergar el comienzo de la campaña 2020 por COVID-19, cepa que hasta el viernes 13 de marzo sumaba 125 países afectados.

“Cuando jugué en el Tokyo Dome, uno de los escenarios más importantes tanto de Japón como del mundo, y no había ni un solo espectador,  simplemente me dije ‘ ¡Dios Mío, esto es una verdadera locura!’. Al principio, me costó asimilarlo, pero entendí que era lo mejor en ese momento. Siento que hay que prevenir que se agrave este problema de salud”.

Un campocorto venezolano y laureado

Escobar, de 33 años y quien disputó 11 torneos en la Major League Baseball (MLB), logró otras proezas en la Meca del Béisbol, donde laboró para Cerveceros de Milwaukee y Kansas City. Ganó un Guante de Oro, participó en un Juego de Estrellas y se proclamó campeón de una Serie Mundial. Todas esas metas las alcanzó con Reales en 2015.

Ahora, mientras espera por el arranque de la NPB, aspira a conseguir nuevos éxitos. Para completar sus objetivos, practicará individualmente mientras dura la pausa obligada de la NPB.

Pretende debutar en la mejor condición física posible, una vez que Saito decrete el inicio de la próxima cita.

“Vine a la NPB de Japón a dar lo mejor de mí y, sobre todo, a demostrar de lo que soy capaz. Trataré de prepararme al máximo en mi residencia y rogaré a Dios que podamos jugar sin contratiempos. Esa es la intención de todos los que hacemos vida en el béisbol”.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

FotoNPB