¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Amparado en su ofensiva, Magallanes acabó la semana con saldo positivo

NavegantesdelMagallanes

Una sólida ofensiva le permitió a los Navegantes del Magallanes culminar con saldo positivo la décima semana de la temporada 2018-2019 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), en la que consiguió cuatro triunfos en seis presentaciones.

Una caída en casa 5-4 ante los Leones del Caracas, seguido de triunfos frente a los Tiburones de La Guaira (2-1 a domicilio y 7-3 como anfitriones), precedieron a un revés como locales (5-4) ante las Águilas del Zulia, un éxito en su fortín (7-2) sobre las aves de rapiña y a una conquista en “patio ajeno” (4-2) frente a los Tigres de Aragua.

En cada una de las confrontaciones, disputadas entre el 11 y 16 de diciembre, el ataque filibustero estuvo encendido. Los cañoneros de la agrupación, que hace vida en el estadio José Bernardo Pérez de Valencia, promediaron un elevado .313.

Los toleteros navales sacudieron 56 inatrapables en 179 oportunidades. Del total de incogibles, 10 fueron extrabases, desglosados en tres cuadrangulares y siete dobles. Los jonrones le permitieron consolidarse como líderes del rubro de poder con 56 bambinazos.

El average de Magallanes fue superior en 13 puntos porcentuales que el que dejaron sus oponentes (.300) en la etapa. Los rivales golpearon 65 indiscutibles en 216 turnos. Totalizaron 12 conexiones de más de una almohadilla (nueve dobletes, un triple y dos vuelacercas).

Los turcos han bateado a lo largo del torneo

El rendimiento con el madero en el período, ayudó a que los bucaneros elevaran a .274 su media ofensiva en la justa. Con ese porcentaje se ubican en la cuarta posición, detrás de los Bravos de Margarita (.282), los melenudos (.279) y los Cardenales de Lara (.276).

Otro factor que influyó en el buen desempeño de Magallanes fue lo hermético que lució su staff de pitcheo en los seis cotejos más recientes. Sus abridores y relevistas trabajaron 54.0 innings y exhibieron una efectividad de 3.00.

Esto representa una clara mejoría respecto a la actuación de los mismos escopeteros a lo largo del curso, en el cual tienen un porcentaje de carreras limpias de 4.02 y ocupan el último puesto del renglón.

En la media docena de partidos, en los cuales los piratas aceptaron 18 anotaciones merecidas, el club recetó 26 ponches y regaló 12 bases por bolas. Es decir, mantuvo una relación de 2.16 abanicados por cada pasaporte repartido.

Los adversarios no lucieron mal desde el morrito en el septenario. Toleraron 18 rayitas en 52.0 tramos, algo que les permitió acabar con una efectividad de 3.11. Coleccionaron 37 guillotinados y 20 transferencias. Retiraron por la vía de los tres strikes a 1.85 cañoneros por cada boleto regalado.

La labor del Magallanes, que no ha conocido la derrota en sus últimas cuatro salidas en la carretera (le ganó dos veces a los Caribes de Anzoátegui y en una oportunidad tanto a los escualos como a los bengalíes), le permitió consolidarse en la segunda posición de la tabla con récord de 30-23.

Con ese registro se ubica a 0.5 duelos de diferencia de los pájaros rojos, líderes de la clasificación general con balance de 30-22.

La batalla entre Magallanes y Lara promete ser una de las más intensas en la recta final de la primera fase, pues se jugarán el chance de tener la primera escogencia en el Draft de Adiciones y Sustituciones, previo al arranque de los playoffs.

Restan dos semanas para que concluya la instancia ronda eliminatoria y hay algo seguro: la galera navega por aguas tranquilas rumbo a la “gran fiesta de enero”.

 

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

 

Foto: Cortesía de Prensa Magallanes

Rayner Rico