Andrés Galarraga tuvo un regreso triunfal (+Video)

Galarraga
21 marzo 2020

Hace casi 20 años, Andrés “El Gato” Galarraga protagonizó una de las historias más emotivas en la historia de las Grandes Ligas, después de superar una batalla contra el cáncer para concretar un regreso triunfal con Bravos de Atlanta.

Transcurría el año 2000 y Galarraga, también conocido como “El Orgullo de Chapellín”, volvía a los diamantes de Las Mayores tras someterse a quimioterapia para combatir un Linfoma No Hodgkin (LNH), alojado en un hueso de la espalda durante 1999.

Algunos cronistas estadounidenses dudaron que Galarraga pudiera desempeñarse, sin problemas, como inicialista para un Atlanta que, según la agencia de noticias AFP, nunca dudó del talento y la fortaleza mental del beisbolista venezolano.

Su debut en aquella temporada se produjo el 3 de abril en el extinto Turner Field, donde se encargó de demostrar que esa cita sería inolvidable. Ese día bateó un cuadrangular solitario en cuatro chances y resultó determinante en la victoria 2 a 0 de los belicosos sobre Rockies de Colorado.

Andrés Galarraga y los números de su regreso

El desafío frente a los rocallosos fue el primero de los 141 en los cuales participó “El Gato” en el torneo 2000 del Big Show, en el que dejó buenos números y demostró estar sano.

Galarraga, nacido el 18 de junio de 1961, promedió un sólido .302, luego de conectar 149 hits en 494 turnos. De acuerdo con Baseball Reference, sacudió 25 dobles, un triple y 28 jonrones. Además acumuló 100 rayitas empujadas y 67 anotadas.

En un elenco en el que laboraron figuras de la talla de Larry “Chipper” Jones (antesalista), Greg Maddux (pítcher) y Tom Glavine (serpentinero), todos futuros integrantes del Salón de la Fama de Cooperstown, el primera base criollo pudo destacar y ser electo representante de la Liga Nacional en el Juego de Estrellas 2000. En esa justa, Atlanta no contó con John Smoltz (lanzador), otro que se convertiría en inmortal, porque sufrió una grave lesión.

“El Gato” recibió un premio a su esfuerzo

La vuelta de Galarraga a los campos no pasó desapercibida frente a los periodistas deportivos, quienes consideraron a su actuación como heroica. De hecho, en la edición 2001 de los Premios Espy fue reconocido como el “Regreso del Año”.

De acuerdo con Panamá América, “El Orgullo de Chapellín” obtuvo esa distinción después de superar en la votación a la nadadora Dana Torres, al basquetero Sean Elliot y al beisbolista Moisés Alou.

En 2004, varios años después de apoderarse de la estatuilla en una ceremonia que reunió a la “crema y nata” del deporte mundial, Galarraga le concedió una entrevista a My Plain View en la que indicó que se propuso sobresalir en el certamen 2000, para inspirar a la gente a no perder sus esperanzas de vivir en situaciones adversas.

“Con fe y optimismo todo se puede”, explicó Galarraga, quien disputó la zafra 2000 a la edad de 39 años y tenía 42 al momento del diálogo. “Espero ayudar a mucha gente, para que al igual que yo puedan superar su batalla contra el cáncer. Quiero llevarles también el mensaje a quienes sufren: que deben aferrarse a la vida más que nunca y no perder la fe en Dios para sobrevivir”.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: MLB