MLB acusó a Ángel Hernández de espionaje telefónico

Ángel Hernández MLB
08 junio 2020

La polémica pasó a ser la característica principal de la Major League Baseball (MLB) en 2020. Después de que se confirmara que Astros de Houston utilizó tecnología para robar señas de los rivales en 2017, este lunes la directiva del circuito de béisbol estalló una “nueva bomba” al acusar al umpire Ángel Hernández de cometer espionaje telefónico.

La noticia la reportó, en primera instancia, el periodista Daniel Kaplan, del portal de Athletic, y fue confirmada por CBS Sports.

Hernández, árbitro principal nacido en La Habana (Cuba), cometió la infracción en un encuentro de fase regular que disputaron Medias Rojas de Boston y Rays de Tampa Bay el 24 de julio de 2019. El partido, de acuerdo con NBC Sports, se retrasó durante 20 minutos porque un grupo de jueces, encabezado por el antillano, tuvo una confusión sobre la aplicación de ciertas reglas. La demora causó molestia en unos patirrojos que colocaron el choque bajo protesta.

Durante la pausa, Ángel Hernández y Ed Hickox, otro umpire, se comunicaron con autoridades de la MLB a través del teléfono. Las llamadas se hicieron de manera separada. Al parecer, después de que culminó el contacto con Hernández, éste no colgó el auricular y se enteró de todos los detalles de la plática entre Hickox y la MLB.

La MLB consideró ofensiva la acción de Ángel Hernández

Hernández, un hombre que en el pasado fue criticado por sus decisiones a la hora de decretar outs, realizó una acción que va en contra de los estatutos de privacidad de la MLB. De hecho, Joe Torre, ejecutivo y asistente de Rob Manfred, comisionado, la catalogó como una “ofensa”.

Katherine Acquavella, cronista de CBS, indicó que la MLB comenzó a investigar los actos ilegales de Hernández desde el 19 de agosto y llegó a la conclusión de que oyó instrucciones que eran eclusivamente para Hickox.

Torre, antiguo mánager de Mets de Nueva York, Bravos de Atlanta, Cardenales de San Luis, Yankees de Nueva York y Dodgers de Los Ángeles, se encarga de coordinar a los umpires de Grandes Ligas. Amenazó con quitarle su cargo a Hernández, pues demostró “una falta de integridad hacia el deporte”.

Abogado del cubano creen que es discriminado

El abogado de Hernández recibió una notificación de Torre sobre el incidente y alegó que la MLB trata de perjudicar la imagen del antillano, porque “lo discrimina al ser de origen latinoamericano”.

El jurista, que prefirió mantenerse en el anonimato mientras se efectúan las investigaciones de MLB, aseveró que el impasse entre los jerarcas del circuito de béisbol profesional más importante del mundo y Hernández comenzaron en 2017, cuando este último presentó una demanda formal porque  “las Grandes Ligas evitaron su ascenso por discriminación racial”.

“Hernández dijo que Torre mantiene un rencor contra él que se remonta a cuando el actual directivo dirigía a Yankees de Nueva York. Todo empezó tras un duelo de liga disputado en mayo de 2001, cuando Hernández decretó una jugada que impulsó a Torre a decir después del tope que el árbitro hispano ‘sólo quería hacerse notar allí’, explicó la agencia de noticias EFE.

Un árbitro involucrado en escándalos

Hernández, un umpire que presta servicio en Las Mayores desde 1991, permanece de forma constante en el “ojo del huracán”.

En 2012, cinco años antes de empezar su querella judicial contra MLB, se vio involucrado en un escándalo. Se atrevió a pedirle autógrafos al lanzador Homer Bailey, luego que el atleta concretara un no hitter. Hernández pretendía que el serpentinero le firmara 11 bolas, algo que está prohibido en los estatutos del Big Show.

En 2018, Hernández fue centro de críticas al cambiar tres de sus sentencias en un choque de playoff entre Medias Rojas y Yankees, después de, apenas, cuatro innings.

Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: MLB