Anthony Santander está saludable y esperanzado en otra campaña prolífica

Santander
14 febrero 2020

Después de dar tumbos por el sistema de ligas menores de los Indios de Cleveland, así como también de los Orioles de Baltimore, en el 2019 Anthony Santander finalmente pudo rendir un poco de dividendo, de esos que tanto aguardaron de él las organizaciones.

El joven pelotero nativo de Margarita, estado Nueva Esparta, terminó como uno de los más sobresalientes dentro de un conjunto oropéndola, que lejos de ser contendiente en la Liga Americana, se encuentra en una etapa de reestructuración y dándole chance a su talento para adquirir experiencia al máximo nivel.

Tuvo un alto porcentaje de Slugging

Santander terminó la contienda anterior con 20 jonrones y un alto porcentaje de slugging de .773 en apenas 96 juegos, números llamativos y que está esperanzado en mejorar, ahora que, de acuerdo a su propia evaluación, está al cien por ciento físicamente.

La pasada zafra, Santander lidió con dolores en el hombro derecho, mismos que de alguna manera mermaron su tiempo de participación y también su rendimiento. No obstante, aprovechó el invierno para recuperarse y descansar totalmente para reportarse en la mejor forma física a los campos de entrenamiento del elenco de Baltimore, ubicado en Florida.

Ascenso paulatino de Santander

Desde que fue firmado al profesional por los indígenas, Anthony Santander fue catalogado como uno de los prospectos más importantes, no solo de Venezuela, sino de todo el béisbol al ser acreedor de las cinco herramientas: poder, contacto, velocidad, alcance defensivo y buen brazo como jardinero.

Dicho estatus que no pudo cumplir a cabalidad, después de arrojar dividendos ofensivos muy bajos en las granjas de Cleveland, quienes a finales de 20126 no lo protegieron en su roster de 40 para que en su defecto fuera  tomado por los Orioles en el famoso Draft de Regla 5.

Con un cupo asegurado para estrenarse en las Grandes Ligas con Baltimore en 2017, el insular se vio afectado por las lesiones y apenas pudo disputar 13 partidos, mientras que su producción fue nula con apenas 11 hits en 30 turnos y un par de carreras impulsadas.

Para el 2018 los problemas de salud continuaron, así como los de su desempeño, lo que lo llevaron a pasar la mayor parte del tiempo entre la lista de incapacitados así como en las sucursales del equipo naranja y negro. En el poco chance que tuvo de mantenerse arriba ligó apenas para .198 con un cuadrangular y seis empujadas en 101 comparecencias frente a los lanzadores contrarios.

Actuación en la LVBP

Decidido a mejorar su suerte, Santander decidió presentarse a jugar en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) para su torneo 2019-2020 y desde entonces su nombre volvió a acapara la atención de muchos.

Con los Tigres de Aragua dejó más que gratas sensaciones y se vio involucrado entre los nominados a varios de los premios que se otorgan al final de la ronda regular y aunque no resultó ganador de ninguno, su actuación fue de las más sobresalientes de aquel certamen.

De hecho, Santander no escatimó en decir que fue esa experiencia con los bengalíes la clave para que en 2019 le haya ido tan bien en Las Mayores y a pesar de que en el más reciente campeonato de la LVBP no pudo ver acción por diversos motivos, confía en que la zafra que está por iniciar con los Orioles va a ser la de su consagración.

Escrito por: Redacción Sports Venezuela

Foto: MLB