Antonio Armas fue un slugger que dejó su huella en el béisbol

Antonio Armas
02 julio 2020

Antonio Armas fue el primer gran referente del poder venezolano y este jueves cumple 67 años de vida. A lo largo de su carrera, demostró se poseedor de una fuerza natural que lo llevó a brillar en Venezuela y Estados Unidos. En esos países dejó una huella indeleble en el mundo del béisbol.

Este 2 de julio, Sports Venezuela te dará a conocer algunos de los mejores momentos protagonizados por el “leñador de Puerto Píritu”, que actualmente cumple una cuarentena por causa del COVID-19 en Norteamérica, donde jugó 14 torneos de la Major League Baseball (MLB).

Armas, quien dejó buenos números en el Gran Circo, no sólo se destacó en la MLB, sino también en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), donde fue símbolo de Leones del Caracas y también prestó sus servicios para Llaneros de Portuguesa (Tibuleones) y Caribes de Oriente (ahora de Anzoátegui).

1- Antonio Armas: el primero en pegar 35 cuadrangulares en MLB

Según Beisbol Inmortal, Armas se erigió como el primer criollo en sacudir 35 jonrones en una temporada de la MLB. Lo hizo en 1980 cuando defendió la franela de Atléticos de Oakland en la Liga Americana.

Durante ese curso, trabajó como jardinero, disputó 158 encuentros y conservó un average de .276. Sacudió 18 dobles y ocho triples. Totalizó 109 empujadas y 87 anotadas.

2-Pionero entre los líderes jonroneros patrioS

En la campaña 1981 de MLB, el anzoatiguense se transformó en el primer nativo en encabezar el rubro de vuelacercas de un sector de MLB. Lo logró al empalmar 22 palazos de vuelta entera en 109 desafíos de un certamen, afectado por una huelga de peloteros.

En esa cita, sumó 24 tubeyes, tres tripletes, 76 fletadas y 51 marcadas. Con esos números, se ganó el derecho de representar a Oakland en el Juego de Estrellas del Big Show.

3-1984, una campaña memorable

En 1984, Antonio Armas vistió el uniforme de Medias Rojas de Boston. Además, consiguió unos registros ofensivos impresionantes para convertirse, de manera instantánea, en ídolo de la franquicia.

Terminó con una media al ataque de .268 con 29 biangulares, cinco triples, 43 bambinazos, 123 producidas y 107 pisadas de plato en 157 partidos.

Comandó los renglones de tetrabatazos y remolcadas en la Americana en una zafra, en la que asistió al tope de luminarias de MLB y obtuvo un Bate de Plata.

4-Un emblema de Leones del Caracas

En la LVBP, Armas será recordado como un emblema de Leones del Caracas, pues brilló con esa escuadra durante 18 torneos. Bateó .268 con 98 dobles, 31 triples, 91 estacazos, 381 impulsadas y 370 registradas en 664 compromisos.

Con los selváticos, se adjudicó el premio Novato del Año en la justa 1972-1973 y conquistó ocho campeonatos, incluidos tres consecutivos en la década de los 80.

5-El cetro anhelado para los felinos

En la competición 1981-1982, Armas ayudó al Caracas a obtener su cetro más anhelado: el primer trofeo de la Serie del Caribe. El cuadro felino se consagró en el evento que se llevó a cabo del 4 al 9 de febrero de 1982 en Hermosillo, México.

Armas encabezó el departamento de remolques con seis en ese Clásico Caribeño, en el que intervino en media docena de choques y golpeó .375 para integrar el conjunto Todos Estrellas.

Los melenudos lucieron una foja de 5-1 y fueron escoltados por Leones del Ponce (Puerto Rico) que culminó con un récord de 3-3. Leones del Escogido (República Dominicana) y Naranjeros de Hermosillo (México), con idéntico balance de 2-4, compartieron la tercera plaza.

6-El estacazo del adiós de Antonio Armas

Antonio Armas encontró una excelente manera de despedirse de los escenarios deportivos en el torneo 1991-1992 de la LVBP.

Con la casaca de Caribes de Oriente, vio acción el 30 de diciembre de 1991 en el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel de Puerto La Cruz. Allí empalmó su último toletazo de recorrido completo. Casualmente, se lo sacudió al Caracas.

Con ese jonrón cerró su cuenta en 97 que sumados a su media con el madero de .260, 108 dobles, 32 triples, 412 llevadas al home y 398 cruces de pentágono en 748 cotejos le permitieron convertirse en inmortal de la LVBP.

Armas fue exaltado al Salón de la Fama de la LVBP en 2005, cuando también ingresaron Ernesto Aparicio, Herman “Chiquitín” Ettedgui, José del Vecchio y Luis Aparicio Ortega.

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: LVBP y MLB