Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Argentina le devolvió el favor a Venezuela en el Poliedro de Caracas

Argentina y una remontada para recordar
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

La selección nacional de Venezuela tuvo una noche complicada, de esas que no son fáciles de superar. De vencer por primera vez en Argentina a perder más de 20 puntos de ventaja en su propio patio, en el Poliedro de Caracas. Por supuesto, mérito gigante para los dirigidos por Sergio Hernández, quienes, como siempre, nunca bajaron los brazos. Un descorazonador 73-72 fue el score final.

El cuadro de Fernando Duró presentó un mix de jugadores: unos que ganaron en suelo argentino y otros que estuvieron entrenando en Caracas.

David Cubillán, Anthony Pérez, Jhornan Zamora, Ernesto Hernández, Michael Carrera y Miguel Ruiz vinieron de Argentina y se unieron a Gregory Vargas, José Vargas, Dwight Lewis, Yohanner Sifontes, Néstor Colmenares y Windi Graterol.

Dominio venezolano

La primera mitad dejó a Venezuela en una posición bastante cómoda para quedarse con el lauro. Tras un primer cuarto parejo (19-17), la Vinotinto de las alturas aumentó las revoluciones en el segundo período y sacó más de una decena de puntos de ventaja antes del descanso (36-25).

El duo dinámico del Maccabi Haifa, Gregory Vargas y Néstor Colmenares, lideraron a Venezuela durante la primera mitad con nueve puntos y siete puntos respectivamente.

Montaña rusa

El tercer cuarto fue una montaña rusa. La selección nacional pasó de tener el partido aparentemente “ganado” a abrirle la puerta de la remontada a Argentina.

El marcador mostraba un 60-38 favorable a los criollos con poco más de tres minutos por disputarse. 13-2 fue el cierre de los gauchos, que terminaron el cuarto como lo empezaron -abajo por 11-, pero con un envión anímico mucho mayor.

Argentina, pura garra

Si por algo siempre se ha caracterizado Argentina, es por nunca tirar la toalla. Incluso en los momentos más adversos siempre han seguido peleando. Y así pasó esta noche.

Con una defensa arriba, presionando desde el saque, forzaron a Venezuela a cometer un sin fin de pérdidas que terminaron cobrando en puntos a su favor.

Minuto a minuto los visitantes se acercaron. Y finalmente, con el marcador empatado a 70 anotaciones, un triple de Pedro Barral con 1:12 en el reloj le dio la ventaja definitiva a los argentinos.

Gregory Vargas acercó a Venezuela con un doble. Desde entonces, ninguna otra selección volvió a mover el score.

Las últimas dos posesiones del conjunto de casa fueron neutralizadas. La primera, por un robo de Fabián Ramírez, quien dio un espectáculo defensivo frente a Michael Carrera, héroe del pasado jueves.

Por último, con menos de cinco segundos en el cronómetro, el menor de los Vargas se complicó para pasar la mediacancha. Cuando logró darle el balón a Jhornan Zamora, éste estaba muy lejos del aro, y sin tiempo para armar un buen lanzamiento. Argentina le devolvió el favor a Venezuela.

Por los gauchos, Barral fue el máximo anotador, con 11 tantos. Agustín Cáffaro y Luciano González lo escoltaron con 10 unidades. Por Venezuela, Gregory Vargas comandó la causa con 16 puntos, 12 rebotes y 5 asistencias. Néstor Colmenares también firmó un doble-doble, de 13 puntos y 11 rebotes.

Futuro próximo de Venezuela

La segunda ventana clasificatoria para la Americup será en noviembre. Argentina, Chile, Colombia y Venezuela están empatados con un triunfo y un revés por igual en el grupo A de las eliminatorias.

Por ahora, los esfuerzos de la selección nacional estarán enfocados en el torneo preolímpico, que se disputará en junio. Un boleto a Tokio 2020 y otra oportunidad gigante de hacer historia esta en juego. Y Venezuela, con seguridad, dejará todo en el camino para lograr una nueva hazaña.

Escrito por: Jorge Fernández / @SirGeorgeF
Foto: FIBA.

Jorge Fernandez

Estudiante de Comunicación Social en la Universidad Central de Venezuela (UCV). Coordinador de la sección de baloncesto.

1 Comment

  1. ed tovar el 27 febrero, 2020 a las 8:49 am

    saludos. el Duró demostró que no tiene caracter para esos momentos chiquitos, los jugadores cagandola y el puro gritos, con gritos no se gana en basket,si no con estrategias y disciplina , hay jugadores que no estan haciendo lo necesario para mantener la ventaja o el juego en un buen nivel, a la banca y listo, caractery nada mas asi pierda por 100 puntos, pero eso no debe pasar y los jugadores, como si no fuera con ellos, me recuerdan a los del futbol en otra epoca.