Anthony Davis fue el héroe en el segundo de la serie ante Denver

Anthony Davis promedió poco más de 33% desde más allá de la línea de tres puntos en la pasada temporada regular de la NBA. Sin embargo, pese a no ser uno de sus grandes cualidades en su repertorio, le dio la victoria a Los Angeles Lakers con un triple agónico que selló el 105-103 definitivo frente a Denver Nuggets en el segundo choque de la Final de Conferencia Oeste.

 

Lakers había ganado el primer partido de forma apabullante con una gran labor del propio Davis y de LeBron James, quien destacó en todos los departamentos estadísticos. Pero nunca se puede dar por muerto a un equipo como Denver Nuggets, que a pesar de estar abajo 3-1 en sus dos series anteriores logró avanzar. Los dirigidos por Mike Malone quisieron demostrar que pueden dar pelea contra los favoritos angelinos.

 

El primer cuarto fue para los de amarillo y púrpura, que siguieron la estela arrolladora del compromiso previo y establecieron un parcial de 29-21, el cual se incrementó en el segundo periodo, yéndose al descanso arriba por doble dígito (60-50).

 

Su rival, comandado por sus dos referentes jóvenes Nikola Jokic y Jamal Murray, dio la campanada en el tercer parcial y dieron muestra de su nivel al acercarse a dos posesiones cortas (82-78) con 12 minutos para el sonido de la chicharra final en el ESPN Wide Sports Complex de Orlando, Florida, sede en la que se disputan todos los juegos de esta »Burbuja».

 

Anthony Davis se enfrascó en un duelo de pívots ante Nikola Jokic

El marcador se mantuvo cerrado hasta los minutos decisivos, en los que Lakers sacó una pequeña ventaja de la mano de Davis. La »Ceja» tomó la ofensiva para sí. No obstante, del otro lado estaba el serbio Jokic, quien también se adueñó del ataque de su equipo al anotar los últimos 12 puntos de Denver, que con poco menos de 5 segundos por jugar estaba arriba 103-102.

 

Allí fue el momento de »AD». El balón era de Los Ángeles, tenían que sacar debajo del canasto con menos de dos segundos para el final. Y cuando todos esperaban que el balón fuese a parar a las manos de un triplero, cayó en las de Anthony Davis, que se levantó un con un canasto de más de siete metros convirtió lo que significó una importante victoria para Lakers, pues lo que iba a ser una igualdad a una victoria por lado se transformó en un valioso 2-0 a favor.

 

 

Las estrellas estuvieron a la altura

»The eyebrow» logró ser el salvador del equipo más ganador de la NBA. Se echó el equipo al hombro en los últimos cinco minutos y además anotó 31 puntos a lo largo del compromiso. También se quedó a las puertas de un nuevo doble-doble. Pero le faltó un rebote para lograrlo (capturó nueve).

 

LeBron James también hizo lo suyo, aportando en todas las facetas de juego. El »Rey» secundó a Davis al momento de anotar al finalizar el choque con 26 encestes, 11 rebotes, cuatro asistencias y par de bloqueos. 

 

Otros actores secundarios tuvieron un rol fundamental en el momento que les tocó demostrar. Alex Caruso consiguió nueve unidades saliendo desde el banco. Kuzma, también suplente, hizo ocho. Mientras que Kentavious Cadwell-Pope sumó 11.

 

Por Denver Nuggets, el tándem conformado por Jokic y Murray destacó. El espigado centro serbio mostró su polivalencia, puesto que a sus 30 puntos le añadió seis rebotes y nueve asistencias. En tanto, el canadiense Murray registró 26 puntos y cuatro asistencias.

 

Texto: Alejandro Jesús Fernández / @AlejoFer1398

Foto: NBAmaniacs.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba