Justin Williams: un defensor élite que dominó en Venezuela

Justin Williams es uno de los mejores importados que ha jugado en Venezuela en este siglo. Quizás no por espectacularidad o por renombre, pero sí por efectividad y entrega. El pivot oriundo de Chicago llegó al país a reforzar a unas poco feroces Panteras de Miranda, y desde el día 1 no solo fue el punto más alto del equipo mirandino, sino que se convirtió en una de las figuras de la liga.

 

El 09 de febrero de 2015 se anunció el arribo de un trotamundos del baloncesto. En el plano fuera de Estados Unidos, Williams poseía experiencia en Filipinas, Israel y Vietnam. Antes fue un NBA, que disputó 49 partidos entre 2007 y 2008, con las camisetas de los Sacramento Kings y los Houston Rockets.

 

Aunque a la postre tendría mucha carga ofensiva con Panteras, su rol principal era proteger el aro en todo momento. Su capacidad de reacción y el acierto a la hora de tomar rebotes lo situaban un peldaño por encima del resto de jugadores de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB). Tres meses después obtendría una recompensa por ser el mejor en su rol.

 

Justin Williams: jugador defensivo del año

 

Luego de finalizar la temporada regular, la LPB hacía entrega de premios individuales a los jugadores más destacados de la temporada. El 13 de mayo de 2015 fue el turno de Justin Williams, quien recibió la distinción del Jugador Defensivo del Año.

 

Williams jugó 32 partidos y consiguió 101 bloqueos. Fueron 3.1 bloqueos por partido, un promedio altísimo y muy complicado de conseguir, sea cual sea la liga en la que estés compitiendo. También logró 12.2 rebotes por compromiso, solo por detrás de Dwayne Jones (14.8).

 

«Este premio significa mucho para mí. Dice mucho de dónde está posicionado  mi juego. Es bueno para mi carrera y para el equipo, aunque hubiese querido que termináramos mejor. Es un gran honor«, señaló. Panteras tuvo uno de los peores récords de la liga.

 

El silencioso centro, a punta de tapas y rebotes, se ganó a la fanaticada local. Era una razón para ir al Gimnasio José Joaquín Papa Carrillo. Siendo la estrella del equipo, incluso ofensivamente por sus 14.0 puntos por duelo, solía jugar más de 30 minutos por partido.

 

Mostró solo dos puntos bajos: la efectividad desde la línea de libres (53%) y la fatiga. Justamente la sobrecarga de minutos le jugaba en contra en muchas oportunidades. Pero para todo lo que aportó, los mencionados aspectos pierden importancia.

 

Tuvo un coeficiente general de 607 puntos, octavo mejor en la LPB. Se quedó a nada de conformar el quinteto ideal. Como todo NBA, fue un lujo verlo jugar.

 

 

Pasaje por Barquisimeto

 

Transcurrían los últimos días del 2018 cuando nos enteramos que Justin Williams sería el nuevo refuerzo de Guaros de Lara para la Liga de las Américas 2019. Su impacto fue notorio. El estadounidense terminó promediando 9.6 puntos, 10.4 rebotes –líder del torneo– y 1.9 bloqueos después de ocho partidos.

 

Su mejor partido fue ante Libertadores de Querétaro, en el que logró 21 puntos, 23 rebotes y 4 bloqueos. Rompió la marca de más rebotes tomados en un partido de Liga de las Américas, e igualó a Cristiano Felicio y Lorenzo Mata en la de más rebotes ofensivos, con 10.

 

 

 

En la final sumó 12 puntos (4/5 en tiros de campo) y 9 rebotes. Lamentablemente para él y para Guaros, San Lorenzo se impuso en un intenso partido (64-61).

 

Posteriormente fue anunciado para reforzar al cuadro larense de cara a la Copa LPB. No obstante, no llegó a jugar dicha competición. Terminó firmando con San Lorenzo de Almagro, en donde ganó y continuó compitiendo al máximo nivel. Justin Williams aún sigue en activo a sus 36 años. Un CRACK, así, en mayúsculas.

 

Escrito por: Jorge Fernández / @SirGeorgeF.
Foto: Panteras de Miranda.
Videos: LPB, Liga de las Américas.
Fuentes: Real GM, Basketball Reference, Cancha Latina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba