Clemente Álvarez, optimista por la salud de sus Tigres

Cualquiera podría pensar que todo manager de un equipo de beisbol aspira a contar con la mejor preparación física posible en cada una de sus sesiones de pràctica. Aunque no siempre es así. Hay quienes, sin descuidar ese aspecto, hacen énfasis en los elementos técnicos propios del juego. Clemente Álvarez no es uno de ellos

El debutante capataz que lleva las riendas de los Tigres de Aragua en el certamen 2019-2020 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, confesó que enfocó su pretemporada primordialmente en mejorar la salud de sus dirigidos.

“En los entrenamientos dimos prioridad al acondicionamiento del cuerpo de cada uno de los muchachos. Sobre todo de los lanzadores. Creo que en base a eso es que vamos a ver los resultados positivos del equipo”, dijo Álvarez, quien destacó como receptor, una de las posiciones más exigentes del beisbol, en sus 19 temporadas como jugador activo.

El ex careta está consciente de que en una temporada atípica como la que está comenzando cada detalle cuenta en el destino de su novena. “En esta zafra tan corta (42 juegos, 21 menos que las ediciones anteriores) no podemos dar el hándicap de que se nos lesione alguien. De hecho, en esta liga el que conceda ventaja en un inning al final va a terminar perjudicándole y nosotros no podemos permitir eso” alegó.

Conjugación de factores

Los Tigres de Aragua de la 2019-2020 no presentan una metamorfosis tan profunda en su estructura de jugadores. Conserva piezas claves en la clasificación de la anterior contienda y que están llamados nuevamente a sobresalir ante la ausencia de los grandeligas. Tales son los nombres de Henry  Rodríguez, Ezequiel Carrera y la revelación Wilfredo Giménez.

“Del Pollito no hay mucho que esperar porque todos saben lo que es capaz de hacer con su bate al igual que Ezequiel. Ellos combinados con la juventud de un Anthony Concepción, que el año pasado -con Tiburones- mostró cosas interesantes, y de un Juan Infante más pulido pueden ser  fundamentales en el transitar de este grupo”, manifestó Álvarez al tiempo que exhibió las grandes expectativas que tiene sobre su importación, específicamente en la ofensiva del dominicano Nelson Pérez y la del cubano ya probado en el circuito, Yadir Drake.

En cuanto a sus brazos foráneos confía en que el panameño y abridor de la jornada inaugural Harold Arauz pueda hacer el trabajo y destacar en la LVBP así como en lo que pueda ser la labor del archiconocido por la afición venezolana, el brasileño Tiago Da Silva, al que desde ya designó como su cerrador a tiempo completo.

“Harold me ha demostrado que tiene buen comando en sus lanzamientos y sabe lo que hace en el morrito. Lanzó en Triple A y cuando alguien llega a ese nível es porque cuenta con el repertorio suficiente para dominar a los bateadores”, expresó Álvarez. Con respecto a Da Silva no explicó mucho sobre sus características sino que sentenció sin titubear de que estaba listo y que lo usará cada vez que se le presente la oportunidad de preservar una ventaja corta en la pizarra.

Escrito por: Rayner Rico | @RaynerRico29

Foto: Tigres de Aragua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba