Miguel Cairo llegó a Chicago con una función en específico

Mucha agua cayó sobre los tejados de las Grandes Ligas desde la última vez que Tony La Russa llevó las riendas de un equipo. El beisbol, dentro de su esencia, es el mismo, sin embargo, la forma de tomar decisiones cambió. Eso lo entendió a la perfección el alto mando de los Chicago White Sox, quien nombró a Miguel Cairo como coach de banca para que tuviera una función.

No hay que ser un erudito para entender que la contratación del venezolano 46 años de edad es ayudar a La Russa. No solo en el aspecto táctico, sino en el proceso de comunicación con un equipo joven, energético y con conducta diferente a la que está acostumbrado La Russa.

El estratega de 76 años de edad tiene un resumen curricular amplio para desempeñarse correctamente en el cargo. Sin embargo, ahora tendrá que lidiar con un róster con peloteros jóvenes, amantes de arrojar el bate por los aires tras conectar un cuadrangular, salir a robar bases sin importar el marcador o buscar la confrontación con el rival.

Precisamente, ese tipo de conducta no es del agrado de La Russa. El piloto criticó en su momento a Fernando Tatís Jr. por intentar conectar un cuadrangular con las bases llenas cuando el marcador estaba abultado. “Simplemente no es deportivo. «Si no cree que la deportividad pertenezca al juego, quizás no deba ser parte de él”, opinó La Russa de la acción.

Tim Anderson, campocorto de los White Sox, apoyó al dominicano por “divertirse”. Incluso, lo alentó. Con dos posturas diametralmente opuestas, Chicago ve en Cairo un enlace que les permitia ponerse de acuerdo en la búsqueda de un objetivo.

Miguel Cairo, un equilibrio en Chicago

Con amplia trayectoria en el campo, Miguel Cairo es un perfecto candidato para balancear las fuerzas en los White Sox. Al ser un técnico joven, está empapado en las analíticas, pero también jugó durante la época en la que la sabermetría no era considerada,

Cairo jugó dos temporadas bajo las órdenes de Tony La Russa en los St. Louis Cardinals. Comprende su estilo para dirigir, por lo que no tendrá mayor contratiempo para entablar una comunicación con el experimentado estratega.

Sin embargo, su naciente carrera como técnico la desempeñó bajo la nueva modalidad. Trabajó para los Yankees como coordinador de infield en las Ligas Menores, puesto que lo obligó a aprender de estadísticas y la lectura de los números. Por su parte, a cómo llevar esos datos a jugadores más jóvenes.

Además, Cairo laboró como asistente especial para los Cincinnati Reds. Esa función seguramente le permitió desarrollar sus cualidades como comunicador y la planificación de estrategias para conseguir el éxito para un equipo de las Grandes Ligas.

“Han dicho mucho que no nos llevaremos bien”, dijo Anderson. “Ojalá podamos llevarnos bien y trabajar para alcanzar la meta máxima, que es ganar un campeonato para el sur de Chicago. No cambiaré mi estilo, la forma en que juego, por Tony. Eso no sucederá. Continuaré siendo yo. Siempre será así. Veremos qué pasa, supongo, cuando haga un bat flip”

La temporada 2020 será interesante para los White Sox. Peloteros jóvenes que desean recorrer el camino bajo su estilo, tendrán un piloto con una postura férrea sobre el beisbol. En el medio estará Miguel Cairo, quien buscará que las dos partes trabajen de la mano, sin que sus diferencias sea un problema.

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera33

Foto: Cincinnati Reds

Botón volver arriba