Breyvic Valera: “Gracias a Dios llegó mi momento” | Sports Venezuela Skip to content
¡LOS NUESTROS PRIMERO!
Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Breyvic Valera: “Gracias a Dios llegó mi momento”

Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Con la emoción intacta, Breyvic Valera recuerda su reciente debut en las Grandes Ligas con el uniforme de los Cardenales de San Luis.

No deja de agradecer a Dios por el año que tuvo.

“Había terminado en ese tiempo la Liga, habíamos clasificado para la Final, ya se escuchaba un rumor de que me podían subir, pero después de que jugáramos los playoffs, pasó mucho tiempo antes, creo que fue el 4 de septiembre, un domingo, habíamos jugado, se fue el último juego para clasificar”, recordó.

“Estaba hablando con mi esposa, con mi familia, entró una llamada de un número desconocido, cuando contesto me dicen: Es el Mánager, ¿cómo te sientes? ¿Cómo estás? Yo le digo, estoy bien. Luego me dice: Mañana vas a San Diego. Yo le dije: ¿qué voy a hacer allá? Él me dice: ¿Vas a Grandes Ligas? Y yo: ¿En serio? Le pregunté que si estaba hablando en serio como por diez minutos, porque no me lo creía, él me decía que sí, que preparara mis cosas, que me habían enviado el itinerario de vuelo. Todavía viéndolo, no lo creía”, narró.

El Jugador Más Valioso de la pasada campaña en la LVBP, en medio de su relato, manifestó que “es un sueño que tuve desde muy chamito, haberlo cumplido después de que se me cerraron muchas puertas y pensaba que iba a ser imposible. De verdad, agradezco a Dios por darme esa oportunidad y tratar de seguir siendo el mismo, dando lo mejor en el terreno”.

Valera tuvo un gran aliado en sus primeros días en las Mayores, José “Cafecito” Martínez: “Uno de los ejemplos a seguir ha sido él, también ha pasado mucho trabajo para lograr lo que ha alcanzado hasta ahora, bien merecido, bastante humilde, un chamo que da todo en el terreno. Aprendí mucho de él, me decía: El tiempo de Dios es perfecto, sigue trabajando duro que si es pa’ ti, llegará tu momento. Gracias a Dios llegó mi momento”.

El esperado 5 de septiembre de 2017 llegó: “Conté con la oportunidad que ese mismo día que me subieron jugué, de verdad pensé que iba a sentir bastantes nervios, pero experimenté la misma sensación que tuve el primer día que jugué aquí con Bravos de Margarita, bastantes ansias por conectar ese hit deseado”, contó.

De su primer turno: “Muchas veces me dije que si me ponchaba igualito pedía la pelota, para llevármela. Jugué, me fui de 4-0, igualito pedí la pelota, ese es un recuerdo que jamás voy a olvidar”. Sin embargo, ese anhelado batazo llegó dos días después: “Lo primero que hice fue dedicárselo a Dios y a mi abuela, que sé que siempre han estado conmigo, y a mi familia. De verdad, bastante contento, hubiese querido que fuera más, pero la oportunidad supe aprovecharla al máximo, disfruté bastante”.

Ahora se prepara uniformarse con Bravos de Margarita, se entrena arduamente tras tres semanas de merecido descanso, para debutar en casa el próximo 15 de noviembre en el primero de la serie ante Cardenales de Lara.

Por: Trina Ballesteros / @LaBallesteros

Foto: Archivo

Redacción Sportsvenezuela.com

Scroll To Top