Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Cardenales atraviesa una crisis por falta de extrabases

Cardenales
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Cardenales de Lara (17-13), dueño del tercer lugar de la tabla en la temporada 2019-2020 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), se encamina a los playoffs; pero no por ello su transitar en la campaña ha sido fácil.

De hecho, justo ahora Cardenales atraviesan una crisis que causó que cedieran el puesto de honor de la clasificación a Águilas del Zulia (22-8) y perdieran terreno con respecto a Tiburones de La Guaira (19-11), ocupante del segundo peldaño.

Según Lvbp.com, Lara ganó apenas cuatro de sus últimos 10 duelos. En gran medida, esos tropiezos obedecieron a su falta de capacidad para disparar batazos contundentes, un mal que lo ha acompañado en este certamen. En principio, pasó desapercibido porque obtuvo varias victorias, amparado en su sólido pitcheo.

Una realidad para Cardenales

De acuerdo con Tujonron.com, los Cardenales sacudieron 63 conexiones de más de un cojín. Esa cantidad es la tercera más baja entre los ocho conjuntos que conforman el circuito criollo. Solamente Tigres de Aragua (62) y Bravos de Margarita (46) han tronado menos indiscutibles de este tipo.

Ese problema ha incidido negativamente en los registros de las aves en otros rubros ofensivos. Los Cardenales figuran sextos en carreras anotadas (146) y séptimos en rayitas impulsadas (119), pese a que presentan el cuarto mejor average colectivo (.284).

Los occidentales también son penúltimos en almohadillas alcanzadas (376). Eso genera que también se ubiquen en la séptima plaza tanto en slugging (.375) como en OPS (.721).

Serpentineros dan la cara por Lara

La única razón por la que el combinado larense, dirigido por Luis Ugueto, continúa en la zona alta del standing es porque ha contado con un buen rendimiento de su staff de lanzadores.

Los abridores y relevistas de Cardenales son los dueños de la mejor efectividad del campeonato (3.48) y han permitido los menores números de anotaciones pulcras (99) y jonrones (11).

Los escopeteros barquisimetanos presentan la relación de hits y bases por bolas por cada entrada (WHIP) más baja (1.38) y limitan a los adversarios a sonar .252, la media menos alta del torneo.

Si Lara puede recuperar la fórmula para aumentar su producción de carreras, para mezclarla con su sólido pitcheo, sus posibilidades de revalidar la corona de la LVBP serían muy factibles.

Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Prensa Cardenales

Cesar Sequera