Chaim Bloom sobre la condición de Eduardo Rodríguez: “Esperamos recuperarlo”

Rodriguez
31 julio 2020

Eduardo Rodríguez, lanzador carabobeño, todavía no se estrenó en la temporada 2020 de la Major League Baseball (MLB), debido a problemas físicos. Libró y ganó una batalla contra el coronavirus. Luego de superar el COVID-19, presentó una miocarditis (enfermedad coronaria) y se mantiene fuera de acción.

 

A pesar de esa situación, Chaim Bloom, director de operaciones de béisbol de Medias Rojas de Boston, aspira a que Rodríguez  pueda regresar a los diamantes este año, siempre y cuando recobre su salud por completo.

 

“Esperamos recuperarlo”, dijo Bloom en una entrevista concedida el viernes al periodista Greg Hill, de la radio estadounidense WEEI.

 

“No podría saber cuándo exactamente volverá a trabajar con nosotros, pero estoy seguro de que lo tendremos en la plantilla”.

 

La miocarditis es una inflamación de miocardio que se presenta, regularmente, después de que una persona padece una infección viral. Eso le pasó a Rodríguez al contraer coronavirus.

 

La anomalía es peligrosa para Eduardo Rodríguez

 

Según el sitio web de la Clínica Mayo, la miocarditis representa un verdadero peligro para la vida de Rodríguez, un valenciano al que los médicos de Boston le ordenaron guardar reposo absoluto durante una semana. Su descanso empezó el 26 de julio.

 

De acuerdo con los especialistas del centro de salud, la enfermedad puede debilitar el corazón, causar insuficiencia cardíaca, dolor en el pecho, dificultad para respirar y, en el peor de los casos, la muerte.

 

Bloom piensa que de mantener el cuidado necesario, el siniestro de 27 años, que permanece en la lista de lesionados por 10 días de Boston, tendrá el chance de treparse en el morrito, en un futuro cercano.

 

“Todavía no hay una fecha estipulada de retorno, pero sé que volverá (…) Obviamente, somos afortunados porque la complicación que tuvo fue muy leve en términos de gravedad “.

 

Un zurdo con recorrido en la MLB

Rodríguez, quien se perfilaba para ser el abridor número uno de la rotación de Boston antes de que se contagiara de coronavirus, tiene un amplio recorrido en la MLB.

 

En cinco campañas –todas con Boston-, participó en 127 encuentros y tuvo la responsabilidad de empezar 122.

 

Dejó un récord de 51-31 y una efectividad de 4.03 al admitir 313 carreras limpias en 699.0 innings. Sumó 707 ponches y 247 bases por bolas, de las cuales seis fueron intencionales.

 

En 2019 experimentó su mejor torneo en la Meca de la Pelota. En 34 salidas, registró un balance de 19-6 y un porcentaje de anotaciones pulcras de 3.81, tras tolerar 86 rayitas lícitas en 203.1 capítulos. Propinó 213 ponchetes y obsequió 75 boletos, entre ellos dos intencionales.

 

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

 

Foto: MLB