Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Yankees vaciaron sus arcas para firmar a Gerrit Cole

Yankees
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Brian Cashman, gerente general de Yankees de Nueva York, dio la noche del martes un “bombazo” en el mercado. Obtuvo los servicios del estelar Gerrit Cole, lanzador derecho que se destacó en 2019 y finalizó segundo en la votación para el premio Cy Young de la Liga Americana.

Para quedarse con Cole, dueño de una marca de 20-5, una efectividad de 2.50 y quien propinó 326 ponches en 2019 con Astros de Houston, Cashman literalmente “tiró la casa por la ventana”. Contrató al pítcher de 29 años por 324 millones de dólares, los cuales le serán pagados en las próximas nueve temporadas, una cantidad que lo convierte en el mejor pagado de las Grandes Ligas.

Cole devengará 36 millones de dólares por campaña desde 2020, un promedio que supera a los 35.5 millones que cobra Mike Trout, jardinero de Angelinos de Los Ángeles, por torneo.

Trout, considerado el mejor beisbolista del Big Show, posee el convenio más lucrativo de la historia, pues en 2019 “amarró” uno por 12 contiendas y 426.5 millones de dólares.

Boone confía en Cole

Al ser consultado sobre el movimiento, Aaron Boone, mánager de los Yankees, afirmó creer que es acertado, porque Cole es uno de los “brazos más talentosos” de la actualidad.

“Obviamente, cuando hablas de un pelotero del nivel de Gerrit Cole, esto cambia el tipo de talento en muchas formas”, señaló Boone en un diálogo con Ronald Blum, periodista de AP, que lo entrevistó en San Diego, California, Estados Unidos, donde se realizan las Reuniones Invernales de la Major League Baseball (MLB). “Es un tipo que tiene hambre y motivación de verdad”.

Cashman, quien persuadió al Scott Boras, el agente de Cole, piensa que Nueva York ejecutó la acción correcta”, porque logró apoderarse de un as que podría acabar con la sequía de títulos para la novena. Yanquis, el equipo más ganador de la MLB con 27 Series Mundiales conquistadas, no se adjudica un cetro desde 2009 y el directivo piensa que con la adición del escopetero diestro lo conseguirá tarde o temprano.

Eso sí, Cashman tiene claro que para que Cole sea exitoso en suelo neoyorquino tiene que amoldarse a la filosofía de la institución.

“Simplemente tratamos de cerciorarnos de instruir al pelotero y a su familia sobre la cultura y todo lo que tenemos”, comentó Cashman.

¿Una apuesta arriesgada para los Yankees?

Para cuando culmine la relación laboral con Cole, que ostenta una foja vitalicia de 94-52 y un porcentaje de anotaciones limpias de 3.22 en una carrera de siete justas en las que ha lucido las franelas de Piratas de Pittsburgh y Houston, este último tendrá 38 años. Algunos cronistas consideran a la apuesta es arriesgada, sobre todo, porque después de las 30 primaveras comienza el declive de los atletas.

Cashman se resiste a pensar en que su decisión gerencial se convierta en negativa a largo plazo.

“Está claro que mientras más largo es el contrato, más riesgo corres”, explicó Cashman. “Pero hay que apostar en este momento por un jugador así”.

Los Yankees no otorgaba un convenio lucrativo desde que se quedó con Jacoby Ellsbury, un patrullero que llegó al club en 2014 y no trabajó los últimos dos cursos por sendas lesiones. Al outfielder, Cashman lo contrató por siete justas y 153 millones de dólares.

Sus números ofensivos resultaron distintos a los que Nueva York esperaba, pues promedió .264 con 86 dobles, 16 triples, 39 jonrones, 198 empujadas y 273 anotadas en cuatro zafras con Yanquis, una agrupación a la que llegó con la etiqueta de “estrella”.

Un caso distinto

Antes de tener a Ellsbury, Cashman le dio un “jugoso pacto” a CC Sabathia, un monticulista zurdo que recibió 161 millones de “billetes verdes” por siete temporadas.

Sabathia, quien se retiró en 2019, si brindó buenos dividendos a los Yankees. Acabó con un récord de 134-88 y una efectividad de 3.81 en 11 citas con la escuadra, pues tras cumplir su acuerdo original, se hizo acreedor de extensiones por buen desempeño. El siniestro contribuyó a la obtención del gallardete del Clásico de Otoño en 2009.

Cashman aspira a que Cole sea tan sobresaliente como llegó a ser Sabathia con la tropa de la Gran Manzana, aunque sabe que en el béisbol los problemas físicos convierten a toda firma en “verdaderas loterías”.

“Ha habido ejemplos en que hemos suscrito acuerdos de largo plazo y eso ha sido contraproducente y no rentable. Hemos hecho acuerdos extensos en los que logramos beneficios”.

Bajo la administración de Cashman también se rubricaron contratos con el shortstop Derek Jeter (10 años y 189 millones de dólares) y al pítcher derecho Mike Mussina (88.5 millones de dólares por seis campañas).

Sólo el tiempo dirá si Yankees de Nueva York hizo lo correcto o no al darle ese “dineral” a Cole, quien tras aceptar la cuantiosa oferta estremeció al mundo de la MLB.

Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Cortesía de MLB

Cesar Sequera