Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Covid-19 detuvo progreso de los criollos en Europa

Foto
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Europa se ha convertido durante los últimos años en el sitio de acogida para muchos jugadores venezolanos que partieron del país en busca de un lugar para progresar basquetbolísticamente. Pero el viejo continente también se ha vuelto uno de los focos principales de la pandemia de Covid-19 que afecta al mundo.

Con más de 100 mil casos y 10 mil muertos, España e Italia son el epicentro del virus en Europa y sus ciudadanos deben cumplir estrictamente las reglas del confinamiento para detener la cadena de contagio.

Lombardia, sin duda alguna, es la región que más se ha visto afectada por el coronavirus en el país de la bota, pues allí comenzó el brote que se esparció luego a España y el de allí al resto de la región.

El Covid-19 canceló todas las competencias deportivas en Europa

Brescia, ciudad de la región de Lombardia, es el lugar donde hace vida el joven Diego Gallanti. Allí milita en el equipo Lions.

Gallanti es un pivot de 2,03 centímetros de estatura que desde hace poco tiempo marchó a Italia tras ser convocado a la preselección venezolana U15.

La temporada de Lions de Brescia fue una de las primeras en terminar debido a la pandemia de Covid-19 que asola a Europa, puesto que en esa zona de la nación se tomaron las primeras medidas de confinamiento en el continente.

“Aquí estamos en cuarentena desde unas siete u ocho semanas. La he pasado encerrado en casa todo el tiempo. No está permitido ni siquiera salir a las calles a menos de que sea para adquirir alimentos y eso con un permiso de circulación”, relata el tachirense de 16 años.

Su club se ha mantenido pendiente del cuidado del criollo y de los otros integrantes de la plantilla en esta circunstancia excepcional.

“Por suerte, si se puede decir así, no he tenido que salir ya que el club se ocupa de traerme los alimentos y las cosas que necesite”, cuenta.

Lo deportivo ha pasado a un segundo plano, pero no deja de estar en la mente de Gallanti, quien se ha tenido que adaptar a las limitaciones de no poder entrenar regularmente sobre el tabloncillo.

“En cuanto al ámbito deportivo, los entrenamientos oficiales del club obviamente no se han podido hacer desde hace más de un mes. Por eso debemos buscar opciones para entrenar en casa. Afuera de mi residencia hay un tablero con un poco de espacio por lo que me he mantenido activo, también hice un gimnasio bastante improvisado en el sótano de la casa por lo que físicamente también he estado trabajando. Nos han dado algunos ejercicios para hacer, mayormente dribling y trabajo físico que es lo que más podemos hacer”.

Sin juegos hasta nuevo aviso

Cerca de Lombardia está la región de Lazio, que abarca a la capital: Roma.

Vincenzo Iannuzzi, convocado a la preselección U16 de Lazio, junto a otro venezolano como Fabrizio Puggliatti, ha tenido que ver cortada su proyección en la presente temporada y cambiar los tableros por la casa, hasta que se resuelva la situación por el Covid-19 que afecta tanto a su ciudad como a Europa.

“Desde hace un mes más o menos deje de ir a entrenarme, así como para el resto de compañeros cuando cancelaron los entrenamientos hasta nuevo aviso. Pero me he tomado la situación con mucha calma y paciencia. Muchas veces he llamado a amigos para hablar con ellos, así todos estamos unidos en distancia. Los entrenadores han compartido con nosotros actividades que podemos realizar en casa y entretenernos”, comenta el juvenil de 16 años.

Al igual que Gallanti, ha tenido que adecuarse a entrenar de otra manera para no perder la forma física.

“Cuando puedo voy a correr o hago flexiones así cuando regrese estar acorde a los ejercicios. Me mantengo hablando por whatsapp con el entrenador, aunque personalmente no puedo”.

“Mi temporada ya acabó”

Pese a que ya no se estaban disputado partidos oficiales en Francia hasta nuevo aviso, la semana pasada la Federación Francesa de Baloncesto decidió que todas las competencias serían suspendidas, dejando sin efecto la temporada en categorías menores de Diego Machín.

Machín, de 17 años, se desempeña en el club Angers Étoile Basket desde marzo de 2019 proveniente de la isla de Margarita.

En el país galo tiene a parte de su familia y su situación personal, frente al brote de Covid-19 en Europa, es mejor que la de otros exponentes criollos en ese sentido.

Francia vive una coyuntura menos trágica que la de Italia, aunque cuenta hasta la fecha con más de 60 mil infectados y cinco mil fallecidos.

“Solo en Pro A (primera división) y Pro B (segunda división, donde juega Zamora) queda abierta la posibilidad de que termine la temporada. Para todo el resto del categorías finalizó la temporada por orden de la federación. Es decir que la mía ya se acabó”.

“El equipo me ha dado su apoyo para seguir progresando en el baloncesto. Me siento muy bien aquí, estoy muy agradecido con ellos por las herramientas que me proporcionan. Han tratado la situación profesionalmente, y aquí está todo paralizado. Sin embargo ya la administración empezó a trabajar para la próxima temporada. Mientras tanto estoy en casa con mi familia cumpliendo el aislamiento. Apenas puedo salir solamente una hora al día y la aprovecho en la cancha al lado de mi casa”.

Diego Machín

Texto: Alejandro Jesús Fernández / @Alejofer1398

Foto: Cortesía

Alejandro Fernandez