Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Crujir de bielas: Vuelta al Táchira (XV)

Roniel Campos
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Jefferson Cepeda quedó muy cerca de un ataque inminente, letal. A menos de 4 kilómetros de la meta, cuando todo estaba abierto a descontar y encontrar el camino a la camiseta dorada de la Vuelta al Táchira, o por lo menos arrebatar al Deportivo Táchira su trofeo, sufrió una aparatosa caída que le dejó por fuera de carrera, con una posible fractura en su mano izquierda y toda la ilusión del Androni de encontrar para Savio un nuevo título.

En ciclismo no puede profetizar nada, pero allí la consecuencia de lo deportivo a cuerpo abierto. El meridional rodeado de los ángeles de la victoria, con mayor fuerza sobre el resto del pelotón, se despide de una clara opción.

Campos aferrado al liderato de la Vuelta

Confieso que mi ejercicio antes de la etapa estaba para dar una nueva clasificación en El Cristo, Roniel Campos y Juan Ruíz, para nuestro entender, venderían espacios, pero no fue así, lograron mantenerse.

Campos con una ventaja de 9 segundos, que una hipotética opción de embalaje le permitiría a Ruiz 10 segundos de bonificación y podría ganar por sólo un segundo a Campos.

Ambos son del Deportivo Táchira y tienen la responsabilidad de defender uno u otro. Si uno falla enseguida deberá el escudero saltar a evita la caída de su imperio.

Rivera todavía con opciones de título

Kevin Rivera, tiene aún en 55 segundos, tiempo para vencer. Con hombres para dar una crono por equipos y reventar el pelotón, abre una clara expectativa a una jornada de guerra, incluso a la vivida en Rubio en la tercera. No considero que todo esté escrito. Es la Vuelta de los segundos y el circuito nos otorgará esa pasión.

Fue una etapa muy estudiada. Nadie atacó en el circuito de la frontera. Al dejar San Antonio atrás y dar paso a una escalada ruda, quiebra piernas, abrió el teatro a los roles principales.

Briceño pegó un estirón y Salinas amenazaba. Igual Rivera. Por momentos cedían Ruiz y Campos.

Pero siempre fueron a más. Antes de Los Cacaos ni Camargo ni Salinas respondieron. El ecuatoriano Cepeda y el tico Rivera construían un puente a los brazos de Cristo.

Rivera debió seguir con la tarea. Atreverse y lo logró. Una sexta victoria para Italia sin su yunta.

Expectativas de cara al circuito de cierre

Tarea incompleta, no reprobada. Un día más de estudio en el asfalto. Cómo definir. Una dupla con distancia estrecha, pero ambos primeros lugares de un mismo equipos. Dividirla será difícil.

Atacarlos y saltar, romper el grupo. Gran desafío. Las marcas serán claves. Dónde salte el Androni deberá ir el aurinegro.

En esta rivalidad tres hombres de la Lotería del Táchira en la carrera, que ocupan de la quinta a séptima casilla no estarán conformes. Briceño, Salinas y Abreu podrán definir el honor lotero.

Ganar el circuito y última etapa son cosas de ego deportivo.

Pumar a defender, Savio a un ataque por el todo y Villamizar por lo imposible. Tres técnicos para una gran carrera. El cronómetro aún en juego.

Montaña definida para Kevin Rivera y con sprint y por puntos por definir, hace profética la presencia de Hoyos y Yaguaro en la batalla. Invitados para avivar el fuego. Esperemos por el final.

Escrito por Joel Casanova / @joelcasanova

Foto: Cortesía @INDeporteVE

Carlos Méndez