Demanda de Lenny Dykstra contra Darling no prosperó

Dykstra
02 junio 2020

La demanda por difamación que interpuso Lenny Dykstra contra Ron Darling fue desestimada por un juez de Nueva York, que se encargó del caso que involucra a un par de exbeisbolistas de Grandes Ligas.

Tanto Dykstra como Darling integraron las filas de Mets de Nueva York, cuando este equipo se consagró en la Serie Mundial de 1986. Los citadinos obtuvieron la corona de Las Mayores al vencer 4-3 a Medias Rojas de Boston en un clásico que se extendió a siete desafíos.

De acuerdo Dykstra, Darling mintió al aseverar que en dicho Clásico de Otoño él emitió comentarios racistas contra Oil Can Boyd. El encargado de impartir justicia, Robert D. Kalish, desestimó esa acusación y aseveró que no existen razones para iniciar un procedimiento contra de Darling, antiguo lanzador.

Kalish integra la Corte Suprema de Nueva York, con sede en Manhattan, no quiso determinar si Dykstra, exoutfielder, pronunció insultos contra Boyd, otro antiguo pítcher.

El juez no quiso manchar más la reputación de Dykstra

Aunque Dykstra era el demandante, el árbitro prefirió desestimar el caso porque el hecho podría perjudicar aún más la imagen de este exoutfielder en la Major League Baseball (MLB).

En 2012, Dykstra estuvo involucrado en el robo de un vehículo y fue a juicio en California, donde recibió una sentencia de ocho años de prisión.

“Es únicamente para decir que la reputación de Dykstra por conducta antideportiva e intolerancia ya se encuentra tan manchada que no puede perjudicarse más con esa referencia”, dijo Kalish a la agencia AP. “La naturaleza y la seriedad de las ofensas criminales de Dykstra, que incluyen fraude, malversación, robo, conducta lasciva y agresión con un arma letal, y la notable cantidad de publicidad que recibieron, ya han establecido una mala reputación mucho peor que los supuestos insultos raciales que se indican en la referencia”.

El detonante del malestar del exjardinero con Darling

La molestia de Dykstra con Darling comenzó en 2019 cuando el exserpentinero publicó un libro llamado “108 Stitches: Loose Threads, Ripping Yarns, and the Darndest Characters from My Time in the Game”, en el que se refiere al expatrullero como un mal individuo.

Dykstra era uno de los peores rufianes en la historia del juego y se encontraba en el círculo de espera del Fenway Park de Boston antes del tercer juego de la Serie Mundial de 1986, mientras Boyd calentaba y le gritaba cualquier cantidad de imaginable e inimaginable de insultos e improperios racistas y de odio. Es hecho fue la peor colección de burlas e insultos que haya escuchado pero, apuesto, que era similar a cualquier cosa que Jackie Robinson haya escuchado en su primeros días en la liga”, publicó Darling en su texto.

Kalish no dio lugar a la demanda de Dykstra en un momento en el cual el racismo se convirtió en un tema recurrente en medios de comunicación en Estados Unidos, tras el asesinato de George Floyd, afroamericano, a manos de un policía de raza blanca en Mineápolis.

La muerte de Floyd desató una serie de protestas en varias zonas de Estados Unidos, sin importar que en ese país todavía no se levanta, por completo, la cuarentena por coronavirus. Varias entidades implementaron la medida de toque de queda por los disturbios.

“Con esto descartado, no tengo más nada que decir al respecto”, expresó Dykstra tras el fallo judicial.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: MLB