Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Ehire Adrianza también aspira a jugar con Tiburones (+Foto)

Adrianza
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Con la incertidumbre que reina en el entorno de MLB, sobre si finalmente habrá temporada o qué tan extensa vaya a ser la misma, el número de jugadores latinoamericanos con interés de participar en sus respectivos circuitos invernales este año se incrementa y el conjunto venezolano Tiburones de La Guaira puede ser uno de los más favorecidos de esta situación después de que varios de sus grandeliga, incluido Ehire Adrianza, aspiran a uniformarse.

Adrianza, actualmente pieza de los Mellizos de Minnesota, manifestó sus ganas de volver a defender los colores del equipo con el que debutó en la LVBP y al que regresó hace un par años de atrás, luego de una pasantía con Caribes de Anzoátegui, con el que se tituló campeón en la 2014-2015.

“Si nos dejan jugar (en Venezuela) y se dan las condiciones necesarias, estaré este año con Tiburones si Dios quiere”, dijo vía telefónica Adrianza.

De hecho, “Ehirito” tiene el volver a ataviarse de guairista como una de sus prioridades profesionales, una vez haya alcanzado el objetivo de conseguir la postemporada con los gemelos, tal y como sucedió en 2019.

Adrianza quiere volver a sus andanzas

Ehire Adrianza no participa en el torneo venezolano desde la contienda 2016-2017, cuando lo hizo como un caribe, aunque apenas pudo participar en 19 encuentros combinados entre ronda regular, primera ronda de postemporada y semifinales.

Para el torneo 2018-2019 fue canjeado de regreso a Tiburones y pretendió jugar bajo las órdenes del para el entonces manager Oswaldo Guillén, con quien guarda una relación familiar, pero una lesión de último momento en el hombro izquierdo, de la cual tuvo que ser operado, se lo impidió.

Fue la escuadra escuala con la que Adrianza consiguió su sueño de estrenarse y jugar en territorio nacional en pleno Round Robin del certamen 2007-2008, cuando todavía era un imberbe de 18 años de edad y pertenecía al sistema de ligas menores de los Gigantes de San Francisco.

Con La Guaira intervino en cinco torneos (cuatro de eliminatoria regular) y totalizó solo 75 juegos. En los mismos dejó average de .240 con 1 jonrón y 13 carreras impulsadas, todo esto antes de que en agosto de 2014 la directiva salada decidiera enviarlo a Anzoátegui a cambio del lanzador Brayan Villarreal.

Ahora 6 años después, el nativo de Guarenas, Estado Miranda, está decidido a retornar a los terrenos criollos para de alguna manera retribuirle a Tiburones, la confianza que en su momento depositaron sobre sus hombros.

Al igual que Adrianza, jugadores de la talla de Ronald Acuña Jr y Cafecito Martínez, también desean participar en Venezuela bajo el ritmo de la samba para la 2020-2021 de la LVBP.

Anhela entrar en acción

Actualmente Ehire Adrianza se encuentra en su residencia en Miami, esperando por la decisión de MLB sobre el futuro del campeonato 2020, si se llevará a cabo solo en Arizona o Florida, como se planteó, o si se jugaran en los estadios regulares de las organizaciones.

“A estas alturas si hay que ir a jugar al planeta Marte voy, no le paro a eso. Yo lo que quiero es jugar”, confesó el utility de infielder.

Mientras aguarda por ese llamado, Adrianza trabaja junto con su padre y hermano menor en el reacondicionamiento físico, para estar en las mejores condiciones posibles una vez le toque entrar en acción.

“Estoy bien. Me siento bien. Obviamente se pierden condiciones por más que entrenes, al menos que tengas un gimnasio de alto rendimiento en tu casa. Pero sin hacer un BP (práctica de bateo) dentro de un terreno, es difícil”, admitió el pelotero de 30 años de edad.

El infielder venezolano espera con ansias estar en acción en la Temporada 2020 de las Grandes Ligas (Foto: MLB)

El perfil bajo es su preferencia

Si bien es cierto que Ehire Adrianza nunca fue considerado como un prospecto, ni tampoco ha contado con la regularidad de otros de sus coterráneos, su labor le ha alcanzado para mantenerse en las Grandes Ligas durante las últimas siete temporadas corridas.

Se ha caracterizado por ser una de esas piezas a las que se le considera “obrera”, dispuesto y apto para generar dividendos como sustituto, así como también cuando le ha tocado anclarse a la titularidad.

“He preferido mantenerme bajo perfil como quien dice. No soy Ronald Acuña o un José Altuve, aunque gracias a Dios me he mantenido en MLB, cosa que algunas personas hasta el sol de hoy no creían que pasaría. Me siento contento estando de esta manera, calladito y haciendo el trabajo”, explicó Adrianza.

Sus números no son extraordinarios. Su cosecha más llamativa fue en 2018 cuando pegó 6 cuadrangulares y remolcó 39 carreras. Sin embargo, se ha ganado la confianza del mandamás de los Mellizos, Rocco Baldelli, quien en diversas ocasiones se refirió a él como un elemento importante dentro de su esquema, por su condición de bateador zurdo y sus capacidades  para defender de gran manera todas las posiciones del infield e incluso las esquinas de los jardines.

El valor de Adrianza dentro de la franquicia de Minnesota se puede medir en el hecho de que, a pesar de la gran cantidad de versátiles jugadores que tiene, en el invierno decidieron extenderle una oferta de un millón de dólares para retenerlo para el próximo certamen.

“Cada año siento que voy mejorando poco a poco sobre todo en mi aspecto ofensivo. Puedo decir con propiedad que 2019 fue mi mejor año hasta ahora en MLB y espero que esta sea mejor”, enfatizó.

Lo colectivo se mantiene como prioridad

Naturalmente las aspiraciones individuales de Ehire Adrianza son las de superar lo logrado en los últimos dos años. No obstante, no deja a un lado sus metas colectivas, como la de ayudar a que los Mellizos puedan no solo llegar a la postemporada, sino trascender a una instancia decisiva y cree que cuentan con suficiente argumento para conseguirlo.

“Nuestra ofensiva puedo decir que es una de las mejores en la MLB. La gerencia hizo tremendo trabajo trayendo a pitchers abridores de mucha experiencia, algo que nos hizo falta el año pasado. También creo que seremos mucho mejor en defensa”, argumentó.

El anhelo de Adrianza no parece estar ajeno a la realidad. Minnesota se perfila como el firme candidato para quedarse con el banderín de la División Central de la Liga Americana y si la rotación abridora logra rendir los dividendos esperados, pueden ser uno de los rivales a vencer en el nuevo circuito.

Escrito por: Rayner Rico / @RaynerRico34

Foto: Prensa Tiburones de La Guaira/ Twins de Minnesota

Daniel Parra

Deja un comentario