David Cubillán: cuando Parque Miranda se rindió ante un relámpago

Cuando Parque Miranda se rindió ante David Cubillán
04 junio 2020

El amante del baloncesto venezolano siempre tendrá valiosas memorias de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB). Nuestra liga se convirtió en la incógnita de la ecuación y dejó de ser la solución para una fiel fanaticada, así que la mejor forma de mantenerla con vida es recordando los momentos más bonitos que nos dejó. A partir de hoy, todos los jueves retrocederemos en el tiempo. David Cubillán nos da una cordial bienvenida.

Ambiente inmejorable

Corría la temporada 2015-2016 de nuestro baloncesto, quizás la última a su máximo esplendor. El escenario era el Gimnasio José Joaquín Papa Carrillo, conocido popularmente como Parque Miranda. Panteras de Miranda recibía a Trotamundos de Carabobo. ¿Fecha? 20 de marzo de 2016.

Parque Miranda se rendiría ante David Cubillán

Fue un clásico partido dominguero de mediodía. Por el horario, y por los equipos, la asistencia estaba garantizada. Si bien no fue un lleno total, más de 80% del aforo dijo presente.

El apoyo local ni siquiera podía ponerse en duda. Tampoco el de la visita: “El Combo Azul”, barra de Trotamundos, viajó desde Valencia, y a ella se le unieron los numerosos aficionados del “Expreso” que residen en la capital.

A simple vista, el público se dividía exactamente en dos y el factor localía le cedía el puesto a la neutralidad.

Restaban ocho juegos en el calendario de la ronda regular. Mientras el club mirandino se encontraba en la última posición de la Conferencia Oriental, los carabobeños estaban en la pelea por el segundo lugar de la Conferencia Occidental.

David Cubillán: nuestro protagonista

En 2016, David Cubillán, base de Trotamundos y de la selección nacional de Venezuela, jugó el mejor baloncesto de su carrera. Obtuvo votos para ser el Jugador Más Valioso de la temporada.

Partido tras partido, el “Relámpago” exhibía el repertorio que aprendió en Zulia y pulió en la universidad de Marquette. Pero lo que estaba por ocurrir en la “selva de concreto” se saldría de lo habitual.

Cubillán encestó su primer triple con siete minutos por jugarse en el período inicial. 40 segundos después volvió a anotar desde los 6,75m. La explosión de júbilo que causó en las gradas solo podía preceder a una actuación para enmarcar.

Un tercer triple en igual número de intentos cerró la actuación del piloto zuliano en el primer cuarto. Sin dudas, llegó a Miranda con el chip de anotador prolífico. Y apenas comenzaba la pesadilla para David Díaz, entrenador de Panteras. Ese día no habría forma de detener a un relámpago letal.

El equipo de casa luchó e incluso estuvo por delante más de una vez durante la primera mitad. Pero la impresión en el colectivo era otra: Trotamundos dominaba al ritmo que quisiese David Cubillán.

Nada fue distinto en el segundo cuarto. Cubillán comenzó con un triple saliendo del drible mientras sus compañeros apenas terminaban de cruzar la media cancha: el capitán sabía que el tabloncillo era suyo.

Se desmarcaba fácilmente y mostraba las manos para recibir el balón. En el último minuto de la mitad anotó su quinto triple y lo celebró con un shimmy. Imparable. 49-41 ganaba el ocho veces campeón de Venezuela.

David Cubillán, líder del Expreso Azul

Relámpago del Catatumbo

Trotamundos amenazó con despegarse en el tercer cuarto. No lo logró. Si bien el combinado de Cabriales sostenía el doble dígito de ventaja, no era suficiente. El “Relámpago” agregó una cesta triple a su planilla y dejó la mesa servida para concluir su notable desempeño en los minutos finales.

Panteras decidió defender en zona durante los compases iniciales del cuarto período. Erró. Catch and shoot del número ocho, quien encestaba su séptimo triple desde una distancia de siete metros aproximadamente. Los fanáticos saltaban para celebrar y luego se veían las caras con asombro.

La tormenta siguió. Otro triple “NBA” que Cubillán vivió con la mayor naturalidad del mundo. O al menos lo exteriorizó de esa forma. Con el partido definido, todo giraba en torno a la actuación del armador zuliano. “¿Cuántos más?” se preguntaron muchos.

En quiebre rápido y con 5:32 en el reloj, David Cubillán le puso el colofón a su tarde de ensueño. Noveno triple en 13 intentos. Era una antorcha humana. Finalizó con 33 puntos en 30 minutos, cuatro asistencias y una sola pérdida. Impensado. Impresionante en nuestra liga. La única reacción posible era la del aplauso.

Actuación de David Cubillán

¡Gracias, David Cubillán!

Cuando Cubillán salió de la cancha, rompió la barrera de los colores, y todo Parque Miranda se rindió a sus pies. Su nombre fue coreado con emoción. Él se lo tomó con tranquilidad. La paliza no importó en lo absoluto, el zuliano se ganó a un público digno que supo disfrutar y reconocer a un jugador que les regaló un partido de élite.

David Cubillán ganó el premio al mejor jugador de esa semana, que comprendió los partidos disputados del 14 de marzo de 2016 al 20 de marzo de 2016. Promedió 26.0 puntos, 7.6 asistencias, 4.3 rebotes y 57% en tiros de campo (27/47). Además, encestó 19 triples en 31 intentos (61%). De otra liga.

No obstante, hasta él hubiese dudado si le decían que aquella tarde dominguera anotaría 9 triples y superaría los 30 puntos… O quizás no. Por supuesto que no.

“Hoy estaba viendo el aro grande. Sentía que cada vez que lanzaba la pelota, iba a entrar. Realmente fue mi partido”.

Gracias por el momento, David.

Escrito por: Jorge Fernández / @SirGeorgeF
Box score: SeHablaBasket.
Fotos: Trotamundos de Carabobo, Panteras de Miranda, LaPatilla, Asdrubal Diaz.
Video: Liga Profesional de Baloncesto (LPB).