El paso de »Piculín» Ortiz por Margarita

09 julio 2020

La Liga Profesional de Baloncesto (LPB), en todas las décadas que fue el espectáculo deportivo de Venezuela, trajo una gran cantidad de importados con caché internacional, incluso NBA. El protagonista de este artículo fue una estrella con su selección y llegó a debutar en Utah Jazz. Es el caso de José »Piculín» Ortiz.

 

El boricua tenía 34 años en 1997. Ya había jugado varios mundiales y Juegos Olímpicos representando a Puerto Rico, siendo uno de los jugadores más destacados de ese equipo de la isla que logró el cuarto lugar en Argentina 1990. Pero quería dejar su huella en otra isla: Margarita.

 

Guaiqueríes, dirigido en ese momento por su compatriota Julio Toro, buscaba ganar un título que se le hacía esquivo desde 1982. La gerencia determinó que ese sería el momento para lograr el ansiado trofeo, así que no escatimó esfuerzos en traer a »Piculín», que hizo dupla con el mítico Askia Jones en La Asunción.

 

El conjunto insular clasificó a la final y enfrente estaba Cocodrilos de Caracas. Pero Ortiz era un experimentado en esas instancias, pues había jugado un Final Four con Barcelona y un año antes había ganado un campeonato continental (Copa Korac) con Aris Salónica de Grecia.

 

Piculín Ortiz lideró a Guaiqueríes al séptimo título

La dinastía que tuvo Guaiqueríes de Margarita de 1977 a 1982 fue espectacular, con seis campeonatos seguidos de la mano de Luis y Cruz Lairet y los norteamericanos Gerald Cunnighans, Dalle Allen, Ronnie Smith. Además de la conducción técnica de Pedro »Camagüey» Espinoza primero y Don Hogan después.

 

Esa etapa quedó en el pasado para los años 90, con el ascenso de Marinos de Oriente, Trotamundos de Carabobo y Cocodrilos de Caracas. Precisamente este último combinado esperaba alargar la sequía de los aborígenes en 1997.

 

Guaiqueríes se blindó para aquella campaña con Julio Toro en la banca y una importación de lujo con Askia Jones e Isahias Morris , acompañada de criollos de calidad como Richard Medina, Alexander Quiroz y el experimentado Sam Shepherd. Pero faltaba la cereza del pastel.

 

Después de consagrarse en la Copa Korac de Europa con Aris Salónica de Grecia, Ortiz recibe la llamada de Toro para unirse a él en la búsqueda del campeonato. Ya la campaña estaba avanzada, sólo faltaban par de etapas para definir al campeón y la experiencia de »Piculín» iba a ser clave.

 

»La situación de Piculín en Grecia no estaba muy clara, le debían dinero y se devolvió a Puerto Rico. Tenía muy buena relación con Julio (Toro) y fue como una especie de favor que le paga al jugar en Venezuela. Viene para jugar la semifinal contra Gaiteros y tiene una actuación memorable», recordó el periodista David Nilo, quien cubrió durante mucho tiempo a Guaiqueríes.

 

El »Zorro del Caribe» había liderado a Trotamundos en el cetro de 1994 y buscaba devolverle la alegría a los aficionados margariteños. Pero la tarea fue dura contra los saurios en la Final, pues estos tomaron ventaja en la serie en las primeras de cambio al ganar los primeros dos duelos en la isla.

 

Imagen

 

»Cocodrilos tenía a un muy buen equipo, con Iván Olivares, Armando Becker, »Mimou» Vargas, Cedric Hunter y otros grandes jugadores. Pero él (Ortiz) sacó la casta. Ellos no tenía un jugador que lo parara en la pintura. Es el importado con mejor estatus que ha venido a nuestra liga», dijo Nilo.

 

El combinado verde va a Caracas con la soga al cuello, gana el tercero y pierde el cuarto. De esta manera el cuadro capitalino estaba a tiro de levantar el trofeo en el Parque Naciones Unidas (PNU). 

 

»Era un domingo, Cocodrilos quería quedar campeón ese día y sabía que lo haría porque traía el empuje para hacerlo. Pero ese día se va a luz y el juego es pospuesto para día siguiente», relató el periodista.

 

El boricua fue determinante en ese quinto choque e hizo lo propio en los dos restantes disputados en casa. Se llevó los honores de Jugador Más Valioso de la Final y le devolvió el sitial de honor a Guaiqueríes en la LPB.

 

»Fue una época muy bonita porque primera vez que voy a un país latinoamericano a jugar. Me di cuenta de la similitud que hay entre los isleños en Margarita y nosotros los puertorriqueños. Esa experiencia es inolvidable, porque había mucha sed de los fanáticos para conseguir ese campeonato», rememoró el propio »Piculin» en el programa radial En Primera Fila, durante una entrevista realizada en agosto de 2019.

 

Durante su estancia en Guaiqueríes de Margarita, el interno disputó 14 partidos, siete en cada serie. Contra Gaiteros del Zulia registró 13.7 puntos y 5.6 rebotes. Mientras que en la final sus números incrementaron para llegar a a 19.1 tantos y 8.0 capturas por enfrentamiento.

Una carrera laureada

La trayectoria de José »Piculín» Ortiz es innegable. Durante su dilatada carrera que terminó en 2006, logró:

 

Selección de Puerto Rico

Medalla de Oro: Preolímpico de 1995 en Mar del Plata, Juegos de Buena Voluntad 1994, Juegos Panamericanos 1991
Medalla de Bronce: Preolímpico 2003
Participación en JJ.OO: Seúl 1988, Barcelona 1992, Atlanta 1996, Atenas 2004
Participación Mundiales: España 1986, Argentina 1990 (Semifinal), Toronto 1994, Grecia 1998, USA 2002

Clubes
Ocho veces campeón de la BSN de Puerto Rico
Campeón de la Copa Korac de Europa con Aris Salónica (1997)
Campeón de la LPB con Guaiqueríes (1997)
Subcampeón de Euroliga con Barcelona (1991)

Honores

Salón de la Fama de FIBA (2019)

 

 

Texto: Alejandro Jesús Fernández / @AlejoFer1398

Foto: La Cueva del Indio