El reinado del Calcio italiano (1929-1969)

03 junio 2020

Actualmente el Calcio italiano, como es conocido en la nación del sur de Europa, está regalado en la consideración del espectador por detrás de la Premier League inglesa y La Liga de España. Sin embargo no siempre fue así, pues durante gran parte del siglo XX reinó sobre sus pares.

La decadencia actual se debe al fuerte ingreso económico que reciben otras ligas. Eso hace que Juventus domine a placer el campeonato sobre históricos en declive como Inter y AC Milán, pese a que luego no pueda plasmarlo en la Champions League.

Inter de Milán, dirigido por José Mourinho en 2010 fue el último club de la Serie A que se alzó con la ”orejona”. Mientras que en 2015 y 2017 Juventus estuvo cerca, pero sucumbió en ambas finales.

En el caso de la Europa League o Copa UEFA, desde que Parma se alzara con ese trofeo en 1998, no hay otro combinado italiano en ganar tal competencia continental.

Este reportaje de tres partes nace para recordar los momentos dorados de un campeonato que se llenó de las mejores estrellas del mundo.

Inicios del Calcio Italiano

Nacida en 1929, con 18 equipos, la liga Serie A se creó con el fin de formar un campeonato profesional que reuniera a lo mejor de Italia para disputar un campeonato largo de ida y vuelta similar al que ya existía en Inglaterra y los demás países de la Gran Bretaña.

Aquella temporada 1929/30 fue dominada por Ambrosiana, club que posteriormente sería nombrado Internazionale Milano, gracias al poder goleador de Giuseppe Meazza, quien resultó capocannoniere del torneo con 31 tantos.

Archivo:Giuseppe Meazza 1927.jpg - Wikipedia, la enciclopedia libre
Giuseppe Meazza, goleador de la primera Serie A (Foto: Wikipedia)

Después de ese título del conjunto negriazul, llegó la hegemonía de Juventus y Bologna, que se repartieron los torneos.

El poder del Calcio italiano se demostró en la década siguiente a la creación del torneo con el bicampeonato obtenido en los mundiales de 1934, donde fueron locales, y en Francia, cuatro años después.

Aún Italia era una plaza en la que los extranjeros no tenía lugar dentro de las escuadras. La única manera que ello sucedía era si tenían ascendencia azurra.

Ese era el caso de los uruguayos Pedro Petrone y Ettore Puricelli, goleadores de la liga en varias ocasiones durante los años 30. También esta el argentino Enrique Guaita, campeón mundial con Italia en 1934.

Pedro Petrone fue el primer extranjero en salir goleador del fútbol italiano (Foto: Wikipedia)

Era de la posguerra y tragedia de Torino

Después de los dos títulos mundiales que consiguió la selección italiana en 1934 y 1938, llegó la Segunda Guerra Mundial, en un país sumido en el fascismo de Benito Mussolini.

El certamen continuó los primeros años del conflicto, con el primer cetro de la Roma (1941) y Torino (1942). No obstante, con el auge de las batallas, se detuvo la acción en 1943 hasta el final de la guerra en 1945.

Torino prosiguió con el camino triunfante, con cuatro campeonatos consecutivos entre 1946 y 1949, año en el que un accidente aéreo terminó con la vida del plantel en la tragedia de Superga, conocido así por ser el nombre de la basílica en la que se estrellaron.

Tragedia de Superga cumple 70 años, cuando un accidente de avión ...
Equipo de Torino que dominó la década de 1940 (Foto: Internet)

La posguerra trajo la fiebre de traer jugadores que se destacaban en el plano internacional, sobre todo nórdicos de Dinamarca y Suecia, pues estos países tenían jugadores amateur y era fácil llevarlos Italia.

El campeonato de 1948-49 tuvo a cuatro extranjeros entre los máximos anotadores de la temporada. Los húngaros Istvan Nyers e Istvan Mayer lideraron la tabla, y un poco más atrás estaba el sueco Gunnar Nordahl y el danés John Hansen, estos dos últimos habían brillado en los Juegos Olímpicos de 1948 en Londres.

La llegada de talento proveniente de todo el mundo se notó en la lista de capocannonieri en las siguientes 11 zafras, donde solo un italiano (Gino Pivatelli) se hizo con la distinción.

Ítalo-sudamericanos como el campeón mundial con Uruguay en 1950, Alberto Schiaffino, que hizo dupla con Nordahl en Milán. Entre ambos ganaron tres Serie A y llegaron a semifinales de la recién creada Copa de Europa en 1955, antes de caer contra Real Madrid de Di Stéfano, que a la postre sería campeón.

El trío sueco del AC Milán conocido como GRE-NO-LI por Gunnar Green, Gunnar Nordahl y Nils Liedholm

A pesar de que Italia no acudió al Mundial de 1958, l a selección sueca que llegó a la final de la cita ante la Brasil de Pelé, tenía a cinco de sus integrantes militando en el calcio italiano.

Edad de oro y títulos europeos

La llegada de los años 60, trajo consigo a figuras de la talla del argentino Enrique Omar Sívori, ídolo de la Juventus, club que también contrató al galés John Charles. Tal fue su dominio, que en la campaña 1959-60, donde la Vecchi Signora se coronó, el sudamericano sacudió las redes en 28 ocasiones, mientras que el británico lo hizo en 23 ocasiones.

Juventus fue un equipo que daba espectáculo, pero no lo pudo trasladar al escenario europeo, accediendo a Cuartos de Final en 1962 contra Real Madrid, y cayendo en un cerrado 1-0 global.

William John Charles e Enrique Omar Sívori - Juventus (avec images ...
John Charles (izquierda) y Omar Sívori (Derecha) (Foto: Pinterest)

AC Milán quería restaurar el orgullo del fútbol en el país de la bota y mostrar que aún eran los mejores del continente. Así, después de ganar la liga se plantó en la Copa de Europa de 1963 y se impuso en el juego decisivo al Benfica de Eusébio, vigente monarga de la competición.

Su vecino de la ciudad no quería ser menos y en los dos siguientes años (1964, 1965) venció de forma consecutiva en el máximo certamen europeo, de la mano del histórico entrenador argentino Helenio Herrera, uno de los propulsores del sitema Catenaccio.

Quién fue El Mago Helenio Herrera, el argentino mejor ubicado en ...
Helenio Herrera posa con sus trofeos internacionales (Foto: Clarín.com)

En 1967, los neriazzurri volverían a la final pero caerían 1-0 ante el Celtic de Glasgow, y dos cursos luego sería su vecino rojinegro el que levantaría el trofeo al golear 4-1 a Ajax de Amsterdam, que contaba entre sus filas con un joven Johan Cruyff.

La década terminaba con cuatro títulos de Copa Europa repartidos en partes iguales por los clubes de Milán.

En esos momentos la cantidad de extranjeros se miraban de reojo tras la eliminación de la selección en el Mundial de 1966 frente a Corea del Sur. Se creía que éstos impedían el desarrollo de los jugadores locales y se mermó su contratación.

El Catenaccio se empezó a notar y el espectáculo fue derrotado por la táctica. Esa sería la tónica de las próximas décadas.

Palmarés del Calcio italiano entre 1929-1969

Juventus (13)
Inter Milán (10)
AC Milán (9)
Bologna (7)
Torino (6)
Fiorentina (2)
Roma (1)

Títulos europeos de los clubes italianos (1929-1969)

Copa Europa
Campeón: Inter de Milán (1964, 1965), AC Milán (1963, 1969)
Finalista: Fiorentina (1957), AC Milán (1958), Inter de Milán (1967)

UEFA Cup (Torneo de Ferias)
Campeón: Roma (1961)
Subcampeón: Juventus ( 1965)

Recopa
Campeón: Fiorentina (1961), AC Milán (1967)
Sucampeón: Fiorentina (1962)

Texto: Alejandro Jesús Fernández / @AlejoFer1398

Foto: Internet