“El Rey” Félix Hernández y CarGo están frente un nuevo chance para restituir sus premiosas carreras (+Foto)

Hernandez
15 febrero 2020

Resulta difícil asumir a estas alturas que dos baluartes del beisbol venezolano durante los últimos años, como lo son Félix Hernández y Carlos González, estén en los vigentes campos de entrenamiento de las Grandes Ligas compitiendo por un cupo. Pero así es.

Este par de veteranos, si se les puede catalogar así a pesar de que ninguno sobrepasa los 34 años de edad, se encuentran en horas bajas de sus respectivas y dilatadas carreras después de llegar a este 2020 con rendimientos muy deficientes durante las últimas dos campañas. Aunque ninguno se por vencidos y ahora están frente a una gran oportunidad de resurgir, como el famoso mito del Ave Fénix

Hernández labrará su camino de regreso al estrellato en esta ocasión en la Liga Nacional. Un escenario del que se mantuvo al margen de manera directa, después de que en sus 15 campañas como bigleaguer se mantuvo siempre con los Marineros de Seattle, uno de los 15 equipos que componen la Liga Americana.

Será con el uniforme de los Bravos de Atlanta con el cual el Rey busca de disipar los comentarios acerca de su retiro y demostrar que aún posee calidad y cualidades para sacar outs al máximo nivel.

El carabobeño de 33 años de edad, además tendrá alicientes intangibles que pueden ser de valía para cumplir con su principal objetivo. De poder hacer el grado y mantenerse en el equipo grande, formará parte de un plantel que presentará una de las ofensivas más temibles de todo el circuito, aunado al hecho de que los georgianos son candidatos para hacerse con el campeonato del viejo circuito.

Hernández bajo distintas condiciones

Desde su llegada a Seattle, en 2005, Félix Hernández tuvo muy pocas oportunidades de trabajar bajo estas condiciones favorables. Pese a los innumerables intentos, la gerencia de los nautas nunca pudo rodear a su máximo exponente de figuras con suficientes atributos como para guiarlos, cuando menos, a una postemporada.

Tanto padeció el monarca de contar con respaldo ofensivo que durante al menos los últimos años fue uno de los serpentineros con el peor promedio de carreras de soporte que le dieron sus compañeros bateadores.

Aun bajo esas circunstancias, Hernández pudo siempre colocar su nombre entre los mejores escopeteros de la liga al acudir a seis Juegos de Estrellas y ganar un premio Cy Young en el 2010.

Si bien el serpentinero estuvo siempre en la Americana, los terrenos de la Nacional no son del todo inexplorados.  Entre su palmarés cuenta con 23 triunfos y 14 reveses, además de 3.18 de efectividad en 48 aperturas contra escuadras del circuito más antiguo de la MLB.

Mientras que frente a rivales divisionales de los Bravos, registra 3 victorias y 2 derrotas y 3.90 de porcentaje de carreras limpias admitidas tras 46.1 episodios repartidos en 7 compromisos.

Con todos estos argumentos se presentó Félix Hernández al Spring Training de los “tomahawks” en Florida; aunque de nada servirían si no logra demostrarle al cuerpo técnico encabezado por el mánager Brian Snitker, que su brazo está saludable y que su experiencia es un plus que le puede aportar a un cuerpo de monticulistas repleto de talento joven.

 

Car Go estará como navegante

Carlos González, por su parte, justamente tendrá un nuevo chance en la antigua casa de su paisano Félix Hernández: Seattle.

En días recientes el jardinero pactó con los Marineros para un contrato de ligas menores con invitación a las prácticas primaverales, que le aseguraría 750.000 dólares si logra abrirse espacio en el roster final.

CarGo viene de un 2019 poco menos que decepcionante, en el que no pudo generar mayor aporte con dos escuadras distintas como lo fueron los Indios de Cleveland en primeras instancias y luego los Cachorros de Chicago.

Su periplo con los aborígenes, que inicio con una estadía en la filial Triple A, resultó por debajo de lo aguardado tanto por él como por la plana mayor. Intervino en 30 encuentros con 105 turnos en los que largó 2 jonrones y remolcó 7 carreras y dejó apenas .210 de average antes de ser dejado libre.

Después de unos pocos días en el mercado, los oseznos se atrevieron de brindarle un nuevo chance para remozar sus praderas y con ellos tampoco pudo rendir mayores dividendos tras aparecer en solo 15 careos con solo un cuadrangular y trío de fletadas en 40 apariciones en el plato divididas en lo extenso de 15 choques.

Estos guarismos están lejos de ser dignos de un toletero que cuenta en su currículo con un título de bateo (2010) y tres elecciones a los clásicos de las luminarias que se lleva a cabo en medio de la temporada de la MLB.

En Seattle tienen esperanzas

El alto mando de Seattle apuesta porque González recupere al menos parte de aquello que fue y los ayude no solo en el plano ofensivo sino también con su prodigiosa defensa, misma que lo llevó a ser acreedor del Guante de Oro en tres ocasiones (2010,2012 y 2013).

Carlos González deberá demostrar en los Spring Trainning que tiene todavía el poder para ayudar a los Marineros de Seattle (Foto: MLB.COM)

Si el oriundo de Maracaibo, estado Zulia, conquista su plaza para el roster de la jornada inaugural, resultaría su regreso a un elenco perteneciente a la División Oeste de la Liga Americana, dónde tuvo sus inicios como ligamayorista con los Atléticos de Oakland.

Durante esa efímera pasantía con los “elefantes verdes” que constó solo de una campaña, la del 2008, a González no le fue tan bien. Totalizó .242 de promedio con 4 vuelacercas y 26 remolques en 85 compromisos.

Sin embargo, mientras defendió los colores de los Rockies de Colorado le tocó medirse bastantes veces contra adversarios directos de los navieros. Ante ellos (Angelinos, Astros, Rangers y Atléticos) liga de manera combinada para .278 con 16 jonrones y 56 compañeros llevados hasta la goma.

En Seattle muy probablemente tendrán más paciencia para con el venezolano, considerando que más allá de contender, atraviesa una etapa de reestructuración y su contribución actual los ayudaría a cumplir con al menos una contienda decente.

Escrito por: Redacción Sports Venezuela

Fotos: MLB.COM