¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Félix Hernández se prepara para el fin de su etapa como marinero

Hernández

Dentro de psiquis, Félix Hernández sabe que se acerca el final de su etapa con los Marineros. La venidera campaña es la última de su actual contrato, y como en Seattle arrancaron una restructuración profunda, seguramente no estará en los planes.

Pero ese pensamiento no trae planes de retiro. Con 33 años de edad y energía para continuar, Hernández desea mantenerse sobre el montículo. No importa si lleva un uniforme distinto al utilizado las últimas 14 campañas.

“No estoy terminado”, le dijo al Seattle Times después de aparecer en el campamento de los Marineros en Arizona. “Estoy motivado como todos los años. Sé que es mi último año (de contrato), pero no creo que esté terminado”.

Su energía y juventud pueden respaldar su aseveración, sin embargo, sus estadísticas en 2018 no tanto. Dejó efectividad 5.55, FIP de 5.18 y promedió 7.2 ponches cada nueve entradas, los peores números como serpentinero.

Además, la potencia de su recta sigue un agresivo declive. Por primera vez, el envío liso terminó con media debajo de las 90 millas por hora (89.3) y los quebrados engañaron poco. Los rivales golpearon sus pitcheos fuera de la zona de strike el 82%, lo más alto en su carrera.

Cuando retó al contrincante, le batearon con fuerza. Los 27 jonrones que concedió en 2018 representaron la mayor cantidad en una temporada. Y cuando intentó ser fino tampoco funcionó. Las 3.41 base por bolas que le negociaron cada nueve inning es su tercer peor promedio en Grandes Ligas.

Hernández desterrado al bullpen

Todo ese bajón de rendimiento desterró al “Rey Félix” al bullpen por su primera vez. Dejó de ser considerado el as de la rotación y una estrella de las Grandes Ligas.

“Eso es el pasado”, afirmó Hernández sobre su tormentoso 2018. “No me importa qué paso la temporada pasada. Estoy aquí y es un nuevo año. Solo quiero estar listo para jugar béisbol”.

Y también para ubicar mejor sus serpentinas. Ahí reside la clave para mejorar sus números y conseguir oportunidades para mantenerse activo. Sea en Seattle o en otro lugar.

“Para las personas que confían y creen en mí. Les digo: ´no voy a decepcionar a nadie´”, continuó. “Solo debo hacer mejores lanzamientos. Todavía puedo hacer cosas buenas en el beisbol”.

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera11

Foto: Zimbio

Daniel Parra