Félix Hernández se unió a Atlanta para cumplir su sueño de jugar en postemporada

Hernández
13 febrero 2020

El jueves, en el CoolToday Park, el venezolano Félix “El Rey” Hernández empezó a escribir un nuevo capítulo en su carrera en el béisbol profesional, al unirse a las prácticas de Bravos de Atlanta. El exlanzador de Marineros de Seattle dejó claro que no piensa en el retiro y confesó que le sedujo la oferta de los belicosos porque aspira a cumplir con ellos un anhelo: participar en los playoffs.

“Durante el receso invernal me contactaron cuatro clubes de Grandes Ligas y, al final, preferí Atlanta porque es un gran equipo y tiene mucho chance de jugar los playoffs”, le explicó Hernández a David O’Brien, periodista del portal web The Athletic, en el coso ubicado en North Port, Sarasota, Florida, Estados Unidos. “Decidí venir a Bravos porque ellos me podrían dar la oportunidad de intervenir y ganar una Serie mundial”.

Las condiciones de “El Rey” Hernández

A sus 33 años, “El Rey” no tiene asegurado un cupo en el róster de la escuadra dirigida por Brian Snitker. Firmó un pacto de Ligas Menores (MiLB) por una campaña y asiste a los Entrenamientos Primaverales como invitado.

Si desea ser insertado en la plantilla que arrancará la contienda 2020 de Las Mayores, necesitará tener buenos rendimientos en los duelos amistosos, algo que pretende conseguir porque, a diferencia de torneos anteriores, se siente en plenitud de condiciones físicas.

“Me siento realmente bien y por eso quiero demostrar que puedo competir en este nivel, el más alto de la pelota”, explicó un serpentinero derecho que dejó una marca de 1-8 y una efectividad de 6.40 en 2019, la última de sus 15 justas con Seattle.

En el certamen anterior, Hernández realizó 15 aperturas porque estuvo aquejado por problemas físicos. Tras cerrar un extenso capítulo con los navales en la Liga Americana, quiere aprovechar la oportunidad de laborar en un nuevo circuito, siempre y cuando se destaque en los topes de exhibición.

“Lo que estoy buscando es nuevo comienzo en la Liga Nacional. Lograr buenas actuaciones,  a lo largo del año, se convertirá mi mayor reto”.

Un emblema de los nautas

En sus 15 certámenes con Seattle, el criollo consiguió buenos registros y consiguió varias proezas que, sin temor a equivocarse, lo convirtieron en leyenda de la organización. Culminó con un récord de 169-136 y un porcentaje de carreras limpias (PCL) de 3.42 en 419 cotejos, 418 de ellos iniciados. Totalizó 2.729 entradas y dos tercios, 2.524 ponches y 805 bases por bolas, de las cuales 16 fueron intencionales.

El carabobeño, que mantuvo una relación de hits y boletos por cada inning (WHIP) de 1.206, se acreditó un premio Cy Young (2010), intervino en seis Juegos de Estrellas y tiró un partido perfecto (2012) con la franela náutica.

Sin embargo, ninguna de esas proezas le garantiza un lugar dentro del plantel de un Atlanta que accedió tanto en 2018 como 2019 a los playoffs, después de coronarse en la División Este de la Nacional. Está obligado a despuntar y no siente presiónpor eso.

“Estoy aquí, justo ahora, y quiero disfrutarlo. Sólo trataré de mantenerme sano, porque si lo hago cumpliré una de mis grandes metas este año: librarme de las lesiones. La otra será ayudar a Atlanta a ganar muchos choques para competir por el título”, concluyó.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto:  Braves | @Braves