¡LOS NUESTROS PRIMERO!
Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Finalmente despertó el Messi rebelde que pedían en Argentina (+ Video)

Diario Olé

A lo largo de los años intentaron influir en su personalidad y no pudieron, nunca comprendieron que las personas no cambian por caprichos, solo se muestran tal cual son frente al mundo y su propia familia. Generaron con sus palabras una lucha interna en Lionel Messi, quien agachó la cabeza y dudó si debía continuar.

Necesitaba luces entre tantas sombras que por dos veces lo hicieron claudicar, explotó por dentro y dijo basta. Se cansó de tantos prejuicios que cayeron gota a gota sobre él, y que muchas veces llegaban en tempestades que eran abrumadores. Por cualquier cosa era discutido, fue sentado en la silla de los juzgados por las personas más inconformes sobre la faz de la tierra.

Sí, los argentinos son tan “apasionados” que se atrevieron a cuestionar por años a un futbolista que siempre estuvo para ellos, él los prefirió antes de vestir La Roja de España. Remó sobre un barco Albiceleste que siempre tuvo sus problemas dirigenciales, y eso nunca le importó porque realmente a él solo le movía jugar a la pelota.

Imaginar hace tres o cuatro años atrás que Lionel Messi dijera en una entrevista palabras como: “Bronca con el árbitro porque durante todo el partido los favoreció a ellos (Brasil), en todas las jugadas y eso te va desquiciando, te va sacando del partido, la jugada de los penales al ‘Kun’ a Otamendi”, era simplemente impensado.

O mejor y con más precisión: “Se cansaron de cobrar boludeces en esta Copa, penales pelotudos y hoy ni siquiera fueron al VAR en una jugada clarísima, pero bueno, es lo que hay. Brasil era local, hoy por hoy ellos manejan mucho en la Conmebol y se hace complicado”.

Les dijo a sus compañeros que como capitán que es, era quien iba a emitir los juicios sobre el arbitraje, salvo el DT Scaloni que lo hizo en conferencia de prensa. Más líder que nunca de una Argentina perdida, que con el pasar de los partidos luchó con más corazón que con fútbol.

Messi cambió por amor

¿Y por qué lo dijo? Sí, acertaste. Lionel, el chico tímido, callado; de personalidad reservada cambió. Y acá me atrevo a concluir que lo hizo por amor, más que por aceptación. Finalmente los argentinos ven al Messi que siempre soñaron; que dé la cara a la prensa después de cada partido, que se enojara si fuese el caso y suelte lo que sienta sin miedo.

Los argentinos bien pudieran ser adjetivados como “rebeldes sin causas” cuando de fútbol se hablar, y les gusta el modelo de futbolista que se asemeje a esas características para sentirse representados. Lionel, nunca perteneció a esa lista, es de una clase que prefiere callarse las cosas y no ser el centro de atención de nada, que le cuesta mirar a la gente a la cara.

Y no es su culpa, nació así. Los de personalidad reservada encuentran la felicidad en una actividad y “La Pulga” la encontró en el fútbol.

Luego, con los golpes que recibió en el camino tuvo que forjarse una personalidad que no es la suya, se adaptó y continuó. Es feliz, tiene una familia ideal y todavía quiere seguir yendo a su país a enfrentarse a un ambiente totalmente diferente. Se aleja de la tranquilidad de su hogar para intentar conquistar lo único que le falta: ganar un título con la Selección Mayor.

Hasta su hijo mayor se da cuenta que le pegan en su país, y posiblemente las palabras de Thiago sean el motor para que este legendario del deporte rey no se atreva a decir adiós de manera definitiva.

Todavía tiene dos retos por delante a la mano, la Copa América 2022 que jugará otra vez en Argentina y el Mundial de Catar 2022. Si tan solo ejecutan la organización y planificación en la AFA, capaz Lionel tenga su revancha y la Albiceleste finalmente gane algo después de 26 años.

Por: Raúl Zambrano Cabello / @RaulZambrano7

Foto: Olé

Raúl Zambrano Cabello

Licenciado en Comunicación Social egresado de la UCSAR. Desde el 2015 en los medios deportivos y toda la vida casado con el deporte. Pasé por El Nacional Web, Ovación Deportes y Deportivo La Guaira. "Mis dos complementos perfectos son: escribir con pasión y vivir el deporte día tras día".