¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Freddy Galvis respeta el legado de José Bautista en Toronto

freddygalvis

El campocorto Freddy Galvis sorprendió a sus compañeros de los Azulejos de Toronto al anunciar el miércoles que no usará el número 13 que ha lucido durante toda su carrera en las Grandes Ligas.

¿La razón? Quiere demostrar que es un beisbolista con espíritu renovado, pues jugará su primer torneo en la Liga Americana, tras disputar siete en la Liga Nacional.

Inicialmente había escogido portar la casaca 19, pero tras participar en su primera práctica con los pájaros azules (efectuada en Dunedin, Florida, Estados Unidos) le comunicó a sus colegas que empleará la 16, porque no quiere “dañar el legado” de José Bautista, un dominicano que laboró para Toronto de 2008 a 2017 y consiguió buenos números ofensivos con el club.

Prometió rendir homenaje durante la campaña 2019 a un quisqueyano que promedió .253 con 219 dobles, 12 triples, 288 jonrones, 766 empujadas y 790 anotadas en 1.235 choques con las aves, efectuados a lo largo de 10 contiendas.

“Respeto a Bautista y el trabajo que hizo para Toronto. Por eso, decidí no usar su antiguo número”, confesó Galvis, falconiano de 29 años, al cronista Shi Davidi de Sportsnet.ca. “Tengo que mostrarle respeto a Bautista, porque es un muy buen jugador e hizo un tremendo trabajo para esta novena”.

Afirmó que no le interesa cuál dígito porte en su dorsal, mientras cumpla con las tareas ofensivas y defensivas que le encomiende el puertorriqueño Charlie Montoyo, su mánager.

“Me siento bien portando cualquier número. Lo más importante es que pueda desarrollar con éxito mi trabajo. Estoy dispuesto a rendir”.

Un ejemplo a seguir para Galvis

Para el torpedero, que pasó seis citas con los Filis de Filadelfia y una con los Padres de San Diego, Bautista es un auténtico ejemplo a seguir.

Con Toronto, que no gana un cetro de Serie Mundial desde 1993, Bautista fue electo a seis Juegos de Estrellas y conquistó tres Bates de Plata. Ayudó a la franquicia a disputar dos Series de Campeonato del joven circuito consecutivas (2015 y 2016), aunque nunca pudo ganar el banderín.

Galvis, dueño de un average vitalicio de .246 (704 hits sonados en 2.867 turnos), suma 123 dobletes, 25 triangualares, 65 jonrones, 300 impulsadas y 298 anotadas en 804 duelos. No desea emular las proezas del slugger, sino destacar por otras maneras, como su perdurabilidad en la alineación.

De hecho, en las últimas dos justas, una con Filadelfia y la otra con San Diego, ha sido un ejemplo de durabilidad. Ha trabajado todos los choques de cada uno de esos torneo (264, 162 por zafra).

Aspira a tener una buena actuación en 2019 con Toronto para honrar a un Bautista que acumula 344 vuelacercas, 1.022 marcadas y 975 remolcadas en 15 certámenes de Las Mayores.

“Lo que realmente significa mucho para mí es el nombre de la camiseta y la persona. Bautista es un gran pelotero y hay que honrarlo de alguna manera. Es lo mínimo que puedo hacer”, acotó el criollo que aboga porque al oriundo de Quisqueya se le retire su franela en la organización plumífera.

Ese privilegio lo han tenido, hasta ahora, únicamente el segunda base boricua Roberto Alomar y el fallecido lanzador estadounidense Roy Halladay, ambos miembros del Salón de la Fama de Cooperstown. El primero portó el 12 y el segundo el 32.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

FotoCortesía de Sportsnet

 

 

 

Daniel Parra