Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Yosmany Guerra: “Trabajar duro y pensar siempre positivo te trae grandes cosas”

Guerra
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Yosmany Guerra tuvo una irrupción brillante en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP). Por ese motivo figura en la lista de aspirantes al premio Jugador Más Valioso (JMV) del torneo 2019-2020.

El segunda base de Águilas del Zulia lideró al circuito en porcentaje de embasado -OBP- (.483) y figuró segundo tanto en average (.388) como en imparables conectados (54).

El lunes, minutos antes del arranque del tercer duelo de la serie de playoff entre Zulia y Caribes de Anzoátegui en Puerto La Cruz, el cubano  (36 años) aseguró que mantener una actitud positiva para encarar cada partido fue la clave de su éxito en la ronda eliminatoria. Agregó que aplicará la misma fórmula para tratar de llevar a los rapaces a las semifinales.

“Trabajar duro y pensar siempre postivo te trae grandes cosas”, dijo Guerra. “Para mí, que cumplo mi primer año en la LVBP, esta candidatura representa un orgullo y una hazaña en mi carrera. Estoy contento y le doy gracias a la gerencia del Zulia por confiar en mí”.

Guerra admira el nivel de la LVBP

Para Guerra, leñador que fue décimo sexto en anotadas (26) y cuarto en empujadas (31), un factor que influyó a su favor durante la primera fase fue trabajar 21 de los 42 choques en el estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo,  escenario odiado por los bateadores de poder, pero adorado por él.

“Jugar en Maracaibo me favoreció bastante. El parque es un poco complicado para los cañoneros de fuerza, pero a mí, que soy un hombre de contacto y baso mi juego en la pelota pequeña, se me hizo más fácil dar líneas y ayudar al equipo. Todo resultó conveniente para mí, porque tengo facilidad para disparar más hits en diversas situaciones”.

El antillano, que en 2019 laboró en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) con Tigres de Quintana Roo, aseveró que el apoyo brindado por Marco Davalillo, mánager de las aves de rapiña, resultó fundamental para coneguir un buen rendimiento ofensivo en el certamen criollo, mismo que ayudó al club a dejar una foja de 24-18, figurar tercero y acceder a la postemporada.

“Davalillo es tremenda persona dentro y fuera del terreno. Como mánager, te da la confianza y eso es lo que quiere uno como jugador, sobre todo, cuando atraviesas por un momento malo. Ahora, que estamos en playoffs, él te sigue dando su apoyo. Eso es fundamental para que uno salga de abajo y apoye al equipo en lo que se pueda”.

Paridad entre aves e indígenas

Para Guerra, quien promedió .304 en el último torneo azteca, la llave entre Anzoátegui y Zulia –que sin incluir el resultado del lunes se encontraba empatada 1-1- es una de las más parejas de la segunda etapa, pues ambos cuadros poseen mucha calidad.

“Pienso que la serie es muy pareja, porque cada club tiene lo suyo y cuenta con buenas plantillas”, comentó el beisbolista oriundo de la localidad cubana de San Cristóbal que considera vital el tener a un buen grupo de lanzadores para poder frenar a La Tribu Oriental.

“Tuvimos seis juegos (en la primera ronda) contra ellos (Caribes) y nuestro cuerpo técnico los aprovechó para analizarlos y mejorar en el área del pitcheo. El staff se enfocó en buscar la forma de lanzarle a cada oponente y eso nos ha favorecido mucho. Gracias a Dios, obtuvimos primera victoria y perdimos un segundo partido muy reñido. Ahora, vamos por más”.

Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Prensa Águilas del Zulia

Cesar Sequera