Habló Don Napo Centeno, el libro abierto de la Vinotinto (+ Video)

Centeno
25 marzo 2020

6 de agosto del 1989, se firmaba uno de los matrimonios más significativos en la historia del fútbol venezolano. Napoleón Centeno llegó a la Selección Vinotinto con ilusión de trabajar, sin imaginar que él formaría parte del cambio rotundo y definitivo del seleccionado de mayores.

Esa tarde Venezuela enfrentó a Chile en el estadio Nacional Brígido Iriarte, fue una derrota 1-3 a casa llena y con Napo en el equipo de utileros de la Selección Nacional. Único gol de Venezuela en ese Premundial.

Centeno estuvo en 232 encuentros con Venezuela

Centeno presume de 232 partidos con la Selección Mayor y terminó siendo el coordinador general. Estuvo en nueve Copa América, seis Eliminatorias Mundialistas y se colgó una Medalla de Oro en Juegos Centroamericanos.

Querido y respetado por la gran mayoría de los jugadores con los que compartió. Él manifiesta que no cambia la generación de Richard Paéz por nada, ni por otra.

“Ese grupo de Zurdo Rojas, Rey, Urdaneta, Ricardo David, Angelucci, Alejandro Cichero, “Pequeño” Rondón, Héctor González, etc. Era un equipazo humano, éramos unos amigos”, recalcó Centeno en exclusiva para el programa radial El Mundo es un Balón, de Radio Deporte 1590 AM.

Su triste final de la Vinotinto

Y en algún momento su despedida de la Vinotinto de mayores se tenía que dar, él lo sabía porque siempre se terminan los ciclos y llegan otros. No obstante, nunca se esperó una despedida tan fría y seca como la que tuvo.

“Yo me gradué siendo coordinador. Estudié coaching y aprendí cosas que me habían hecho falta. Yo siento que hice mucho por el fútbol y al final pensaba: ‘ahora tiene que venir otro’. Cuando salí no esperaba una despedida ni condecoraciones, pero sí otra forma”, relató sobre su marcha.

Apenas iniciaba el proceso de Rafael Dudamel, cuando Centeno recibió el mensaje de su ahijado. “Me reuní con Dudamel el día que asumió la dirección técica y me dijo: ‘Padrino –porque soy su padrino, imagínate si fuese su enemigo- contigo no cuento. Yo tengo a mi coordinador’. Cuando salí del restaurante quedé loco”, recordó.

Le contó a su esposa lo que ocurrió con Dudamel y ella le propuso irse un tiempo a Madrid. Allá se dio cuenta que el tiempo pasa y vienen los otros. “Lo valoré”.

Sin embargo, su celular tenía 25 llamadas de Dudamel y José Antonio Quintero (nuevo coordinador). Él no tuvo reparo el guiarlos en los trámites que ellos tenían que realizar, incluso se vio obligado a viajar a la Copa América Centenario, pero apartado de la Selección. “Ahí sí me pegó, algunos jugadores me saludaban, otros no lo hacían”, añadió.

El hombre de las anécdotas

Centeno guarda recuerdos como si de un diario se tratara, y tiene la facilidad para recordarlos y sacarle el lado más jocoso. Actualmente es delegado de Conmebol, y considerado en el grupo selecto de ellos. Incluso fue el delegado del Internacional – Gremio, primer clásico Guacho en la historia de la Copa Libertadores.

“El árbitro me dice que se va a parar el juego y yo le dije que se calmara, que lo mejor era terminar el partido, que faltaban cuatro minutos. Al final le digo ‘¿viste?, ¿cuál era el miedo?’ El fútbol es así. Los jugadores me decían que tranquilo, no iba a pasar nada y estuvimos hasta las  3:00 am haciendo el informe”, relató entre risas.

Contó también el viaje que hizo a México a buscar las camisetas blancas para que la selección jugara ante Chile. Se regresó en el mismo avión y solo una persona supo que realizó esa travesía, en el momento.

Jorge “Zurdo” Rojas, panelista también del programa, recordó otras tantas historias junto a Napo.

Aquí la entrevista completa.

Escrito Por: Raúl Zambrano Cabello / @ZambranoPoesia

Foto: Cortesía