¡LOS NUESTROS PRIMERO!
Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Irreverente y letal: Luis Guerra y su granate enamoran al FUTVE

Luis Guerra

La irreverencia, el desparpajo y la efectividad de Luis Guerra ahora se desbordan en el Carabobo Fútbol Club, divisa que hizo lo posible para reforzarse con el habilidoso volante ofensivo, en busca de regresar a la palestra del balompié venezolano, construyendo un nuevo proyecto de la mano del estratega Jhonny Ferreira.

La nomenclatura Ferreira – Guerra ya ha dado sus frutos en el pasado reciente, pues ambos coincidieron en el Monagas Campeón Absoluto del año 2017, uno como jugador y el otro desde el banquillo, dándole vida a la fantástica historia que juntos, con otros viejos conocidos como Edward Bracho, Ángel Lezama y Daniel Febles, aspiran escribir en tierras carabobeñas.

A fuerza de goles, asistencias y recitales de fútbol incontables, Luis Guerra fue abriéndose paso como uno de los referentes de la Liga FUTVE, ganando títulos en Monagas y un subcampeonato de Copa Venezuela en Aragua, ahora en la acera del frente quiere satisfacer su apetito insaciable de tardes mágicas en las diferentes canchas del territorio nacional, siempre con la mirada puesta en probar las mieles del balompié extranjero, pero con el recurrente objetivo de marcar una época en su país.

Guerra se ha ganado los minutos

Guerra se ha ganado a pulso los minutos en cada uno de los planteles en los que ha hecho vida, pero es su presente cercano el momento más dulce de su carrera. Viene de anotar por partida doble y dar una asistencia en su reciente puesta en escena vistiendo los colores de Carabobo, en la victoria 3-1 frente a La Guaira.

“Un partido en el que un jugador anoté dos goles siempre será un momento especial, eso no es algo que se haga todos los días, gracias a Dios se me dio y pude ayudar a mi equipo a sacar los tres puntos. El grupo se ha visto de la mejor manera, el triunfo nos sirvió para mantenernos líderes y desde ya estamos enfocados en el próximo encuentro ante Llaneros”, relató el dueño del dorsal “11” granate.

Sus dos últimas temporadas en el fútbol nacional se han desarrollado en lo largo y ancho de la Autopista Regional del Centro, primero con Aragua dónde consiguió una final de Copa Venezuela y ahora en Valencia, llevando con gallardía la camiseta de un club ávido de gloria, que año tras año se refuerza con la intención de campeonar en Venezuela.

*Trabajo incansable*

Todo no ha sido perfecto para el joven oriundo de San Félix, en el Estadio Bolívar. Los procesos de adaptación a cada conjunto que ha reforzado, le han costado y el mismo Guerra ha comentado que *“en los primeros partidos no me sentí tan cómodo, eran los primeros minutos que veía con muchos de los jugadores que integran la plantilla, pero al equipo ya se le veían cómodas interesantes, durante la semana trabajamos mucho la toma de decisiones  en los últimos tres cuartos de cancha”*.

A propósito de su reencuentro con Ferreira, el ex Monagas y Mineros afirmó que es lindo poder trabajar nuevamente bajo las órdenes del entrenador que lo llevó a ganar títulos y que gracias a sus ideas, este Carabobo apunta a lo más alto, desplegando buen fútbol y ganando con contundencia sus compromisos.

“Gracias a Dios se da nuevamente la oportunidad de trabajar con el profe Jhonny, ya estuvimos juntos en Monagas, dónde ganamos la primera estrella para esa linda institución. Ahora nos unimos nuevamente, pero tengo una mayor responsabilidad dentro del juego, pedir la pelota, hacer jugar a mis compañeros, él me ha dado esa confianza y Dios quiera acá podamos lograr grandes cosas”*, apuntó.

Guerra está en crecimiento

Constante crecimiento y aprendizaje han sido las premisas de este extraordinario futbolista, acumulando enseñanzas y absorbiendo sensaciones y experiencias positivas en cada una de sus incursiones en el plano futbolístico. Luis Alejandro recuerda su etapa en el combinado maracayero con mucho cariño, entendiendo que fue la casa que vio lo mejor de su repertorio.

“Tengo muy buenos recuerdos de Aragua, fue un equipo donde pude crecer como jugador, pudimos llegar a una final de Copa Venezuela, no la pudimos ganar pero son momentos que siempre voy a recordar. Ahora vengo a esta nueva ciudad a buscar regalarle su primera estrella porque se lo merece tanque en los últimos años vienen haciendo muy bien las cosas”, rememoró el guayanés de 22 años que hizo su debut como profesional en 2014 con Mineros.

*Cruzar es el reto*

Ganar, ganar y ganar. Palabras que dan vuelta constantemente en su cabeza, según cuenta al centrocampista, que sueña con emular al sinfín de criollos que año tras año cruzan las fronteras venezolanas. Y emprenden rumbo hacia nuevas latitudes a fin de enaltecer el tricolor patrio en cada rincón del continente y el planeta.

“Este año estuve cerca de irme al exterior, no se dieron las cosas pero lo dejo todo en manos de Dios, trabajo día a día para que todo fluya, sin apurarme, sabiendo que el fútbol tarde o temprano te premia si te esfuerzas, si haces el sacrificio. Primero pienso en el equipo en ese campeonato que queremos”, argumentó Guerra en relación a su futuro.

Luis Alejandro Guerra  Romero jugará su partido 112 en Primera División el próximo domingo frente a Llaneros de Guanare, el número 63 como titular, con 10 goles en la máxima categoría del fútbol profesional venezolano, exhibiendo un altísimo nivel físico y futbolístico en la actualidad, con un club que piensa en grande.

Escrito Por: VIP Sport Venezuela

Foto: Prensa CaraboboFC

 

Daniel Parra