¡LOS NUESTROS PRIMERO!

José David Moreno: 252 historias de buen fútbol

_MG_0242

La historia del Deportivo Anzoátegui tiene reservado un lugar especial para José David Moreno, hijo pródigo del club oriental. Sus 252 presentaciones son capítulos escritos a base de entrega pura, siendo testigo de los mejores momentos que ha tenido la institución. 

Todo comenzó en el ya lejano 2004, cuando por vez primera vistió los colores de una escuadra que el tiempo transformó en su razón de vida, siendo incluso el quinto artillero histórico del equipo, teniendo solamente por delante a “Pequeño” Rondón, Zamir Valoyes, Edwin Aguilar y Rolando Escobar. Nació en Cumaná, tierra que ha parido deportistas de primer nivel, otorgándole todo su talento a los colores amarillo y rojo, como su corazón.

Físicamente está entero, aunque considera que faltan un par de jornadas para llegar a su punto máximo. Está firme, como un roble, encarando una nueva temporada con la actitud de un debutante, sabiendo que en el sendero quedan confrontaciones importantes, asumiéndolas con máxima responsabilidad. Devolverle la sonrisa a una consecuente fanaticada es su anhelo más importante, por lo que apostará todo a este nuevo ciclo, como indiscutible referente del cuadro.

La experiencia siempre clave

“Para nadie es un secreto que institucionalmente veíamos arrastrando muchos problemas, pero las cosas han venido mejorando considerablemente. Contamos con un plantel lleno de jóvenes, quienes buscan abrirse paso en nuestro fútbol, con muchas ganas de demostrar su valía y dispuestos a competir. Los de más experiencia tenemos la responsabilidad de hacerles entender lo que significa portar este escudo, para así siempre darlo todo”, dijo.

 Él más que nadie sabe de qué habla, comprendiendo que su aporte mucho podrá beneficiar a quienes ahora lo rodean. Antes contaba con la presencia de elementos como Guillermo Marín y Richard Figueroa, quienes fueron ganando rodaje profesional hasta ser tenidos en consideración por otras escuadras, lo que para quienes vienen emergiendo desde las categorías menores significa un compromiso adquirido, pues el elenco dirigido por Yoimer Segovia supone una interesante vitrina, de la cual pueden sacar provecho con importantes presentaciones en el año.

“Si se mantiene enfocado, Marín llegará muy lejos. De Figueroa puedo decir que he visto a muy pocos jugadores con las características que él tiene como extremo, porque realmente se pierde de vista. Lo veo en la selección y pronto jugando fuera de nuestro país”, aseveró, con la sinceridad de un experimentado.

Competirán con lo que tienen

En torno a los refuerzos, expresó que todos aportarán lo que en la intimidad del grupo aguardan, esperando que juntos puedan confeccionar un equipo competitivo, que ante cualquier rival pueda plantarse con absoluta determinación, para así asumir un importante protagonismo en el apenas comenzado campeonato nacional.

Arian David sigue sus pasos, y a pesar de ser nacido en 2003, está es su segunda temporada entrenando como profesional. La pasión por del deporte rey es algo que lleva en su sangre, por lo que su padre sueña con la posibilidad de algún día a su lado jugar. En su debido momento llegará, para que así, en Venezuela continúen escribiéndose hermosas historias, que trascienden lo deportivo para llegar al plano familiar. El apellido Moreno tiene un gran legado.

“Espero que lo ocurrido el año pasado sea solo un accidente y quede en el pasado. Nosotros sabemos lo que el DANZ significa para nuestro país, porque somos un equipo ganador, con títulos, acostumbrados a ser protagonistas, y con el deseo no solamente de estar entre los ocho mejores, sino de llegar a una final. Tanto el cuerpo técnico como la Junta Directiva están haciendo un trabajo extraordinario, para que todos podamos salir adelante”, expresó con precisión.

Claro tiene algo: “en el fútbol de hoy no solamente se juega con experiencia. Cada principio de temporada es un reto más grande, y si lo que he aprendido no viene acompañado de buen fútbol, entonces no tengo nada para aportar. Me siento bien física, mental y futbolísticamente, sigo disfrutando de esta disciplina y tengo una motivación extra: poder ver a mi chamo debutar”. Eso pasará, y mientras llega, seguiremos sumándole partidos a su insuperable récord. 

— 

Prensa Deportivo Anzoátegui 

Luis Espinoza

Deja un comentario